Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

viernes, 1 de noviembre de 2013

Unos nacen con estrella y otros nacen estrellados

Es un hecho. Parece que hay gente que desde su nacimiento están destinados a ser el centro de todas las miradas. Da igual que solo se preocupen por si mismos, que carezcan de empatía y que no tengan escrúpulos. No sólo les van ir bien las cosas sino que conseguirán ser los protagonistas hagan lo que hagan. Se quedan con el beneficio y con los méritos. Y no se te ocurra decir nada malo de ellos porque "todo el mundo les quiere", incluso la gente que apenas tiene trato con ellos. Mientras que tú vas mendigan un poco de atención, ellos tienen la agenda repleta. Y aunque se dediquen a poner verdes a todos sus conocidos y allegados, nunca les volverán la espalda.

Porque no sé cómo son de los que consiguen realmente que su mano derecha no sepa lo que hace la izquierda. Hay gente en cambio que ya desde el nacimiento tenemos la clara impresión de estar de más, y después de cuarenta y siete años, todavía me sigo preguntando para qué he venido al mundo. Siempre me respondo que es por mi marido y mis hijos y sin duda eso lo compensa todo. Pero el resto de mi vida es una página en blanco. Todo lo que he intentado se ha quedado a medias, no por falta de interés sino por causas ajenas a mi voluntad. Aún así he conseguido ser razonablemente feliz y supongo que ése es mi único éxito real y el más valioso.

16 comentarios:

  1. Sin duda, ser razonablemente feliz ya es un logro.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi trabajo me ha costado y mucho tiempo también. Un beso.

      Eliminar
  2. Pues... en principio, pienso diferente a ti. Pero para ser honesta, muchas veces pienso que es como dices, porque tengo la sensación de haber nacido con estrella. Es fácil que se interprete como arrogancia; pero aunque hubiera algo de eso, lo que trato de decir es que efectivamente, yo recibo y recibo cosas buenas que no hice "algo" por ganar, la gente es buena y amable conmigo, se me reconoce rápido y mis méritos pesan mucho más que mis deméritos ante la gente con la que me relaciono. Recibo regalos todo el tiempo, materiales e inmateriales. Mi vida está llena de lo que vivo como pequeños milagros, de dones y recursos, de manera que le decía hace unos días a un amigo, que no puedo evitar sentirme consentida de Dios; él me dice que todos somos iguales ante Él, y yo sé que sí, pero me siento una consentida. Tengo dolores, tristezas, miedos, faltas; ahora mismo no es mi mejor momento; pero eso no quita todo lo demás. A lo mejor es cosa de cómo se vive lo que a una le toca, pero entiendo que si te ha tocado mucho de malo, o poco de bueno, o circunstancias difíciles, está complicado verlo diferente a como lo ves...
    En cualquier caso, haber venido al mundo para ser la esposa de tu marido y la madre de tus hijos, y ser razonablemente feliz, a mí me parece la gran cosa. Yo daría mi carrera, mi talento, mis proyectos y mis placeres, por volver a ser la esposa del hombre que amo, y daría eso y mi mano izquierda por criar a un hijo nuestro, siendo "razonablemente felices". No son así las cosas, somos quienes somos, construimos lo que podemos; así que en lugar de pensar en intercambios sinsentido (porque me despojarían de ser quien soy), trato de dejarlo en manos de Dios. En cuanto me pongo en ese "mood", Él se hace sentir y veo brillar esa estrella con la que nací. A lo mejor tu familia es tu estrella, y ya estaba prefigurada desde que naciste y era necesario esperar a que apareciera para dejarte lista para verla. A lo mejor es cosa de que podamos ver nuestra estrella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has emocionado. Qué bonito. Me gustaría tener esa Fe tan profunda y esa confianza tan hermosa. Intentaré ver mi estrella. Un beso.

      Eliminar
    2. Ahí lo tienes Susana, no diré mucho más, lo ha dicho Silvia. Creo que se trata más de como percibimos nosotros las cosas y de lo que proyectamos al exterior también. Si tú crees estar de más los demás lo verán así. ¿Como es el dicho? Para ser feliz hay que amar lo que se tiene no intentar tener todo lo que se ama. Algo así.
      Besos

      Eliminar
    3. Supongo que tienes razón. La imagen que se proyecta es importante. Un beso.

      Eliminar
    4. Gracias, Susana; un beso. Mi fe tiene grietas y mi confianza muchas veces tambalea; le pido a Dios que me las sostenga. Sé que si le pides que te ayude a ver tu estrella, la vas a ver.

      Eliminar
  3. Desde luego hay gente con estrella.
    Yo lo que vengo aprendiendo es a no compararme con nadie y a procurar luchar día a día. Dios sabe más :)
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Mi madre tenía esas palabras siempre presentes, las decía muy a menudo, pero estoy segura que no las decía con la misma connotación que tú, ella sólo se refería a que algunos nacían ya con la certeza de que todo les iría bien en la vida, mientras que otros, por mucho que se esforzaran, la "suerte" nunca les acompañaba.

    Yo he crecido pensando que tenía razón cuando lo decía, pero también he aprendido que casi siempre, si nos lo proponemos, podemos cambiar y brillar un poco con nuesdtra propia estrella.

    Besos, Susana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez se trate de eso, del propio convencimiento que se tiene. Un beso.

      Eliminar
  5. Y no olvides Susana que hay mucha apariencia falsa de felicidad.

    ResponderEliminar
  6. Hola Susana!
    Pienso que todo es un poco como lo quieras ver, si ves a tu alrededor verás que tienes mucho que los demás no tienen, un marido, eres madre...y eso es con lo que tienes que quedarte, con lo bueno y verás que tu también tienes estrella.
    Un beso,

    http://quedateenminube.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. Pues eso si es verdad. Hay gente que haga lo que haga es maravillosa para todo el mundo, y otros por mas que se esfuercen no contentan a nadie

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.