Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

martes, 12 de noviembre de 2013

Grandes temores

El 29 de mayo es el día mundial de la esclerosis múltiple. ¿Por qué lo digo ahora?. Porque es una enfermedad que me da especial miedo, es como mi coco particular. Es extraño porque el cáncer suele tener peor pronóstico, y desde luego también me asusta, o la diabetes, el alzeimer u otras. Pero la esclerosis es una enfermedad sibilina, que se presenta cuando menos te esperas y reacciona cada vez de modo diferente, de modo que es imposible de prevenir y tratar. Creo que debe ser muy desesperante encontrarte con esa espada de Damocles sobre la cabeza, sin saber si mañana vas a estar bien o te va a dar un brote de la enfermedad.

Sin embargo, mis peores temores no se refieren a mí, como es natural, sino a mi marido y mis hijos. No puedo ni pensar en que les ocurra algo malo, y puestos a elegir prefiero que me toque la esclerosis a mí que cualquier otra cosa a ellos. Especialmente, el tráfico me asusta muchísimo. Como yo soy mala conductora y apenas me atrevo a salir de mi ciudad, todo lo que sea carreteras me pone los pelos de punta. Comprendo que tengo que dejar que mis hijos vuelen solos, y que mi marido haga una vida normal, pero me cuesta mucho, casi diría que cada vez más. Me gustaría ser menos consciente de todo lo que puede salir mal.

15 comentarios:

  1. Pero mujer, como eres! menos consciente de todo lo que puede salir mal...así estás, siempre negativa. No puedes estar pensando en esas cosas, así no se puede vivir Susana, entiendo que la depresión entre otras cosas lleva por esos derroteros a pensar cosas malas, a mi madre le ocurre igual, pero hay que esforzarse por evitarlo.
    Todo lo que comentas no está en nuestras manos, y no tiene porqué suceder, ¿para qué angustiarse por lo que vendrá, sobre todo cuando lo más probable es que no llegue? Y si llega ya tendremos tiempo entonces de preocuparnos, anticipar los problemas no sirve de nada y tampoco los evita, así que pónte a Estopa y pégate unos bailes por el comedor.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora tengo dos hijos que conducen. Cuando le toque a la tuya me dirás qué te parece. Los temores se multiplican. Un beso.

      Eliminar
  2. Un buen masaje, una piñita colada -o su equivalente en tu gusto-, y la vida se ve mejor :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ve mejor pero no quita para que todas esas cosas sigan pasando cada día. Un beso.

      Eliminar
  3. Creo que todos tenemos temores, aunque algunos no quieran siquiera nombrarlos.

    ResponderEliminar
  4. Hola, guapa.
    Yo te entiendo. Pero me atrevo a decirte que lo que te ocurre, forma parte de un cuadro severo de ansiedad. Lo sé por experiencia.Un profesional te podría ayudar y aliviaría algo tu sufrimiento.
    Gracias por tus generosos comentarios en mi blog, ahora tenía un rato libre y he podido venir a visitarte.
    Un beso muy grande
    Asun

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sé que sufro de ansiedad pero yo siempre he sido así de temerosa. Forma parte de mi carácter. Un beso.

      Eliminar
  5. Sé que es difícil decirlo, Susana. Lo bueno sería intentar apartar el fantasma de la mente como si fuera un pensamiento que nos daña. Y conste que entiendo perfectamente a lo que te refieres.
    Ánimo y un beso grande.

    ResponderEliminar
  6. ¿Has sentido alguna vez que habitas en un enjambre?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, internet viene a ser también como una comunidad. Un saludo.

      Eliminar
  7. Ayyy Susana, si sólo vemos lo malo que les puede ocurrir a nuestros hijos, no los dejaríamos salir de casa, mi hijo conduce y no sólo eso sino que además estudia en Inglaterra, claro que me preocupo por él y estoy pendiente, pero no vivo pensando en las cosas malas que pueden pasarle y además estando tan lejos, no podría vivir. Vivo pendiente y preocupada pero alegrándome de que va a un concierto al Wembley Arena, o de que se va a visitar Liverpool, etc.
    Animo y muchos besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto. Si lo pensamos no saldríamos ninguno de casa. Un beso.

      Eliminar
  8. ¡Parece que se ha comido mi comentario!
    Te decía que el tema de la esclerosis múltiple lo conozco y es una enfermedad muy dura.
    Los temores de madre los tenemos siempre, pero hay que vivir el día a día y disfrutar de lo que tenemos.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también conozco muchos casos. No queda más remedio que vivir al día. Un beso.

      Eliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.