Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

jueves, 21 de noviembre de 2013

Todavía soy demasiado normal

Eso es lo que me dijo la psicóloga al final de los dos años que estuve en tratamiento. Hay muchas cosas que no cuento en el blog, situaciones que he vivido en persona y que son muy fuertes incluso para mí para contarlas, mucho más para compartirlas. Empezando por las historias de mis hermanos en plenos años ochenta y siguiendo con las de mis hijos. Episodios por ejemplo de acoso escolar, de drogadicción, de agresiones. No lo voy a contar nunca. Sólo mi marido conoce esas anécdotas. Ni siquiera mis padres llegaron a saber casi nada. Algún día me las llevaré a la tumba, pero mientras me pesan en el alma.

Por eso, cuando alguna vez me tachan de santurrona, me dicen que no sé nada de la vida, siempre pienso: si tú supieras... Como dice Mariñas, valgo mucho más por lo que callo que por lo que cuento. Cuando digo que tengo experiencia por desgracia en casi todo, es porque la tengo realmente, si no por mí por personas cercanas. Y me temo que todavía no he terminado, que me quedan muchas experiencias por vivir porque parece que a esta familia le ha tocado un poco de todo. Me consuelo pensando que eso me ayuda a tener opiniones contrastadas y conocer mejor la vida, pero me temo que es un consuelo muy pobre. 


8 comentarios:

  1. Es lo que tiene la experiencia, que te da elementos de juicio.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustaría poder contar muchas más cosas pero no creo que valga la pena volver la vista atrás. Un beso.

      Eliminar
  2. Si a tí te ayuda mirar atrás, hazlo, sino siempre hacia delante. Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mirar atrás es necesario de vez en cuando. Un beso.

      Eliminar
  3. Nadie sabe todo lo que hay detrás de un rostro... o de una entrada de un blog.

    ResponderEliminar
  4. Cada ser humano encierra toda una vida de experiencias unas veces buenas y muchas veces malas y otras que nadie creería como bien dices. Hay gente que se cree que ser educados, decorosos, religiosos. etc. es cosa de antiguos y que por eso no saben nada de la vida.¡Ay, si ellos supieran!
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que una cosa son las apariencias y otra la realidad. No hay que ir de malote para saber lo que ocurre. Un beso.

      Eliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.