Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

jueves, 28 de noviembre de 2013

Cambio de estación

Habitualmente a mí me gusta mucho el otoño. El verano me cansa porque no aguanto el calor y me duele todo. Así que cuando cambia la estación me animo y casi prefiero el invierno, porque aunque haga mal tiempo te abrigas y se lleva bastante bien. A mí me gusta quedarme en casa en el sofá con una mantita y una buena película. También salir al campo cuando hay menos gente. Lo que no me gusta desde hace bastantes años son las navidades, pero bueno, es algo por lo que hay que pasar. Este año me temo que con más razón va a ser un periodo duro y no va a haber quien me aguante. Ya lo voy avisando de antemano.

Este año no he acogido el otoño con ganas, ya que lo empezamos con mal pie. Este curso no me hace tanta ilusión como otras veces y me temo que tengo las pilas descargadas. Así que no sé de dónde voy a sacar fuerzas para todos los meses que nos quedan por delante de días cortos y noches largas, frío, lluvia y rutina, sin apenas vacaciones, porque además ahora han quitado los puentes. Vamos, que estoy preocupada porque me temo que va a ser un semestre muy largo. Espero equivocarme y que acabe cogiendo el ritmo y sacándole partido al cambio de estación como siempre lo he hecho, pero de momento no lo veo nada claro.

8 comentarios:

  1. Buenos días Susana

    Pues hay que ir por partes. me explico. Por un lado estás baja no, bajíiiiisima de defensas. No se si tienes que tomar un complejo vitamínico, que tu chico te abrace un poquito más o quedar con una de esas amigas que están para eso, para quedarte a gusto. Mira, mejor, haz las tres cosas ;)

    Por el otro, insisto en nuestro papel como madre, DEBES preparar la Navidad como deseas que lo viva tu familia. Como quieras que lo recuerden. Como te gustaría que, cuando todos seais más mayores, sólo cuestión de tiempo, ellos mismos busquen.

    Mi pequeña y personal experiencia: ya con una licenciada (ahora se dice graduada, creo), otra a punto, las dos viviendo fuera, y un adolescente de 15 años, hay "normas" de la Navidad que se hacen si o si. Poner el árbol (y "molestar" a las ausentes ¡¡¡viva skype!!!), el Belén y, sin excusa posible, cada uno escribe su carta a los RRMM Si o si. Lo dificil es que lo hagan de los 14 a los 18. Pasada esa época tormentosa, será la costumbre más bonita y graciosa del mundo.

    A por ellos Susana. Eres fuerte, más de lo que parece. Y parece que lo eres ;)

    Un besazo muy fuerte

    ResponderEliminar
  2. No sé si sabes que he estado en tratamiento por depresión y mi padre falleció hace dos meses. No tenemos costumbre de preparar la Navidad en casa porque pasamos las fiestas en casas de parientes. Además no puedo poner el árbol porque el gato tiraría las bolas. :). En cuanto a escribir cartas, con estudiar ya tienen bastante mis hijas y el hijo pasa de todo. Gracias por tu interés. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Este año será más duro que de costumbre, seguro que sí, pero anímate Susana, decora la casa, pon un Nacimiento bonito, grande que te dé gusto mirar cuando estás sentada en el sofá arrebujada en tu mantita y pon un árbol, grande y colorido, hazlo con tus hijas, ¿no crees que les haría ilusión ver que en su casa también llega la Navidad?¿un truco para que el gato no te tire las bolas? ponlas altas donde no llegue y en las ramas bajas pon figuras de fieltro de angelotes o pastores, no le llamarán tanto la atención y aunque las tire ni hacen ruido ni se rompen ;). Si no tienen costumbre de escribir carta a los Reyes, no sé si querrían hacerlo, pero coméntaselo igual les hace ilusión, en mi casa los tres siguen escribiendo la carta y lo hacen con toda la ilusión del mundo.
    Mucho ánimo guapa, sé que resulta fácil decirlo desde fuera y muy difícil vivirlo desde dentro.
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema no es tanto que tire las bolas, sino el árbol. No tengo sitio para uno grande. Lo de escribir cartas a los reyes ya lo hicimos muchos años y si te digo la verdad prefiero verme libre de esa tradición. Ahora cada uno elige una sola cosa especial por Navidad. Nos conformaremos con estar bien de salud y pasar unos días tranquilos. Es todo lo que necesito. Un beso.

      Eliminar
  4. No creo que sea lo que necesitas, quizás sí lo que necesita tu estado de ánimo pero seguro que es mejor que necesitas algo más para camibar ese estado de ánimo.

    He pasado por algo parecido a lo que t e pasó hace dos meses, pero tengo tres hijas que se vuelven locas con la Navidad desde pequeñas y ya son bastante mayorcitas, en estas fechas no pienso en mí, al contrario, pienso en ellas, y no me cuesta sacrificar mi estado de ánimo a cambio de que ellas sean felices y estén a gusto diusfrutando de la NAVIDAD de siempre y aunque al principio cueste, te aseguro que te contagian la sonrisa y el buen humor. Prueba a hacerlo y lo comprobarás.
    Besos apretaos, Susana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comprendo vuestras buenas intenciones pero la verdad es que mis hijos son ya mayores y la Navidad de siempre les da un poco lo mismo. Están en otras cosas. A ver si podemos hacer algún viajecito y con eso me daría por contenta. Un beso.

      Eliminar
  5. a mí el otoño no es una estación que me guste mucho, la verdad.
    Adoro la Navidad. Es la fiesta del año que más disfruto.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues para mí el otoño tiene un encanto especial. Un beso.

      Eliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.