Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

viernes, 22 de noviembre de 2013

Buena madre o mala madre

Es la pregunta que nos hacemos todas. He sido una madre muy cariñosa, tal vez en exceso. Soy muy de achuchar a mis hijas, al chico no porque ya no se deja, pero antes también. Les he ido abriendo los horarios poco a poco en función de su edad. Les he ido subiendo la paga dentro de unos límites razonables. He intentado que fueran con gente apropiada, aunque eso es dífícil de juzgar. Tal vez no tenía que haber dejado a mi hijo con esos amigos aunque eran buenos chicos, pero con malos hábitos. No he querido intervenir demasiado ni mantenerme al margen. Es complicado buscar el término medio y no sé si he acertado.

Cuando eran niños acudía enseguida si lloraban, aunque a la última acabé dándole un tranquilizante porque tenía el sueño cambiado. Les di el pecho lo que pude que fue poco porque yo no les alimentaba, así que tomaban también biberón. Las dos cosas es tremendo. Es un no parar. Les cuidé horas incontables cuando estaban siempre malos en casa. Jugué con ellos hasta que empezaron a jugar juntos. Nunca les dejé pelearse. Tal vez por eso sufrieron acoso escolar. A veces pienso que a los niños con falta de atención les va mejor en la vida. Se espabilan antes. Pero ahora ya no tiene remedio y la verdad es que yo lo he disfrutado mucho.

18 comentarios:

  1. Los niños vienen sin instrucciones y lo hacemos lo mejor que podemos. Creo que son ellos quienes, con los años ya de adultos, pueden juzgar nuestro trabajo.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca sabes si te pasas o no llegas. Un beso.

      Eliminar
    2. Pues sí, se hace lo que se puede; si se hace con amor, lo más probable es que la cosa vaya por buen camino, aunque parezca haber baches :)

      Eliminar
  2. Si vinieran con manual de instrucciones sería más fácil, porque lo que para uno va bien para otro igual no. Lo importante es querer hacerlo bien, y poner todo nuestro corazón en ello. Con el tiempo serán ellos los que, aunque no nos lo digan, sabrán si lo hemos hecho bien o no tanto.
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, cada uno es diferente y lo mismo no funciona igual. Un beso.

      Eliminar
  3. Como no hay datos claros, fiables y objetivos, es mejor guiarse por el instinto. Al menos, si te equivocas lo harás tú y no por lo que te dijeron que debías hacer e hiciste sin que te apeteciera.
    Complicado ser madre.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vas improvisando. Todos tienen recetas pero a la hora de la verdad te encuentras sola en la situación. Un beso.

      Eliminar
  4. Pues estoy contigo Susana.
    Se hace lo que se puede y lo que sale del corazón.
    Yo soy más de tu línea y sin embargo creo que sí, que los hemos mimado demasiado :)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez los he sobreprotegido y por eso ahora son tan blandos. Un beso.

      Eliminar
  5. Luego además de todas las variables, de que la mayoría -nos equivoquemos o no -lo hacemos todo con el mayor amor y la mejor voluntad, sucede que la misma educación a unos les va estupendamente y a otros fatal.
    Siempre pongo el mismo ejemplo, pero un niño puede necesitar que lo presiones para avanzar, y otro se puede hundir, es todo muy difícil. Después está la genética de cada uno, no sólo la educación, se nace con ciertos condicionamientos ya en nuestros genes, los niños no son un libro completamente en blanco.
    Yo estoy con Matt, ante la duda seguir nuestra intuición.
    Yo igualmente muchas veces me enrabieto y me pregunto porqué mi hija tiene amigas a las que en su casa por falta de tiempo, de interés o de ambas cosas, no les hacen ni caso y a estas niñas se les cae la baba con sus mamás, y yo que estoy todo el día pendiente y me la como a besos, me esquiva todo lo que puede. Sólo espero estar sembrando para que en un futuro se me valore.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso eso. Pienso que valoran más a los padres que no están con ellos o que no se preocupan lo suficiente. Un beso.

      Eliminar
    2. ¡Claro! Yo siempre admiré muchísimo a mi mamá. Podría haberse usado la frase de Inma, se me "caía la baba" por ella. Ahora, habría preferido no haberla visto así de genial, y sentirme más querida. ¡Pero, bueno! También sobreviví, la mayoría lo hacemos.

      Eliminar
    3. Tal vez mi fallo haya sido estar siempre disponible. Un beso.

      Eliminar
    4. Exacto Silvia! Tú además puedes dar el punto de vista desde ese lado, que a mí se me escapa.
      Susana, creo que llamar fallo a estar siempre disponible es excesivo. Vale, tal vez deberíamos proteger menos, dejarles que espabilen por su cuenta, quizás los asfixiamos un poco y tratando de hacer un bien no les permitimos que aprendan algo tan sano como asumir responsabilidades y pagar consecuencias, pero Silvia te diría que para eso siempre hay tiempo, no sé...yo voy aprendiendo sobre la marcha igual que ella, lo que hago es no cerrarme en un concepto de educación y si tengo que ir variando actitudes lo intento.
      Besos a las dos

      Eliminar
    5. Por probar, he probado ya todo, me temo.
      El otro día te puse parte de una canción en un comentario: but there's no need for turning back cause all roads leads to where we stand... No hace falta dar la vuelta porque todos los caminos conducen a donde estamos ahora.
      Ahora pongo la segunda: and I believe we walked them all, no matter what we may have planned anymore.
      En español. Y creo que nosotros hemos andado por todos los caminos. Ya no importa lo que hubiéramos planeado antes.
      Un beso.

      Eliminar
    6. Ahí andamos Susana, probando, buscando las claves, que no se diga que no lo intentamos

      Eliminar
  6. Lo que cuenta es el cariño, Susana, y si encima se lo demuestras, ni te cuento. Por lo que dices, has hecho una labor extraordinaria. Ese afecto tuyo los acompañará hasta el resto de sus días.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.