Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

viernes, 29 de noviembre de 2013

La vida sigue

Es extraño cómo hay épocas de tu vida o días incluso en que parece que el tiempo no pasa, los minutos se arrastran perezosamente y nada rompe la monotonía. Otras en cambio se encadenan los acontecimientos hasta el punto de no darte tiempo a asumirlos. Últimamente estoy muy liada pero es por una buena causa. Buscando mantenerme entretenida y relacionada me he apuntado a clase de Tai chi dos días por semana y de inglés otros dos. Como yo no soy de por sí una persona muy organizada, eso supone que todas mis demás tareas las hago a trancas y a barrancas y me agobio bastante, pero creo que es la mejor actitud de momento.

Si por mí fuera me pasaría el día tumbada en la cama sin hacer nada y luego acabaría lamentándome de la decisión. De este modo apenas tengo tiempo para pensar, ni en la muerte de mi padre ni en el resto de problemas que siguen acosándome. El espectáculo debe continuar. Sin embargo, yo soy por naturaleza débil y enfermiza y hay días en que me cuesta un mundo acudir a las clases y prestar atención. Lo hago sobretodo por mis hijos, porque no quiero que me vean apática y derrotada. Creo que el mejor ejemplo que les puedo dar es ver que intento superar mis inconvenientes. Espero ser capaz de continuar con estas labores todo el curso, si Dios quiere.

9 comentarios:

  1. La digo siempre:
    "Lo mejor que puedes hacer por los que te quieren, es ser feliz"
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hago un esfuerzo titánico cada día por no dejar que las circunstancias me derroten, pero a veces no lo consigo. Un beso.

      Eliminar
  2. Es lo mejor que puedes hacer, cada vez que no te apetezca levantarte de la cama piensa en tus hijos y ánimo.
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre he sido un poco vaga, la verdad, pero la apatía es un problema importante que hay que contrarrestar. Un beso.

      Eliminar
  3. Buenos días Susana: Es cierto. Esa sensación de que el mundo sigue girando, y querríamos que por un tiempo se detuviera, nos dejara de empujar. Deseando no tener ni que comer, ni que ir al baño.

    Sentirte ocupada es bueno. Y ambas actividades son buenas para cuerpo y mente. Poco más se te puede decir. Hay que sobreponerse, pero no es fácil. Hay que luchar, pero cuesta. La referencia de tus hijos es la que, en mi opinión, más podrá ayudarte.

    Un beso fuerte, muy muy fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiero darles buen ejemplo, creo que es lo mejor que puedo aportar en este momento, aunque no sé si sirve de mucho. Además también se lo debo a mi marido que siempre me apoya. Un beso.

      Eliminar
    2. He vivido esa sensación de querer que el mundo se detenga, pero como todos los que la han vivido, el mundo no se detiene.

      Eliminar
  4. No sabes como te entiendo. Yo me siento igual
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La apatía es mala cosa. Por eso te decía que yo también me obligo a mí misma a hacer algo. Un beso.

      Eliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.