Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

martes, 17 de enero de 2012

Los DINK. Un mundo sin niños

Acabo de leer en La Farola un artículo sobre un nuevo grupo social que parece que se está extendiendo rápidamente en muchos países. Son los Dink: double income, no kids. Es decir, dos sueldos y sin hijos. Son los matrimonios en que trabajan los dos, generalmente en una buena posición social y no quieren renunciar a sus privilegios. Es decir, que prefieren utilizar su dinero para el ocio, viajar, comprar cosas y divertirse y no están dispuestos a sacrificar su tiempo o su dinero formando una familia. No puedo negar que tener hijos supone un esfuerzo físico y económico considerable, pero compensa con creces. Hay una alegría que sólo se puede experimentar conviviendo con niños.

Que dan guerra, no te dejan dormir, a veces sacan malas notas o se ponen enfermos..., pero los ratos buenos son maravillosos. Luego crecen y te queda el orgullo de ver a ese hombre o mujer que has ayudado a madurar, desde que iba descubriendo el mundo hasta que ya está a tu nivel. E incluso aunque pase de ti, no puedes dejar de sentir que es algo tuyo, que has contribuido al futuro. Renunciar a tener hijos de forma voluntaria me parece algo incomprensible, habiendo tanta gente al contrario que intentan desesperadamente tenerlos y no pueden. Supongo que se explica por la cultura del ocio y de la realización personal. Sin embargo, sospecho que al cabo de los años se acaben arrepintiendo de su decisión.

19 comentarios:

  1. Pienso exactamente igual que tú. Porque todo el mundo merece un respeto callo lo que realmente pienso de ellos.

    Imaginaos por un momento que todos hiciéramos lo mismo. ¿En cuántos años se acabaría la especie?

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. No conocía ese término, pero fíjate, nunca te acostarás sin saber una cosa más!!.
    Estoy de acuerdo contigo en TODO. Tengo amigos (parejas) que trabajan los dos, tienen una buena posición social, acomodados y cuya única preocupación es dónde pasar las siguientes vacaciones, fin de semana... Reconozco que a veces envidio su tiempo de ocio, los dos tranquilos, sin preocupaciones, pensando en... nada, contemplando atardeceres y maravillándose con cualquier cosa, pero sólo a veces, porque después pienso en sus casas, tan vacías, que casi puedo oír el eco en su interior.
    Desde que soy madre no concibo la vida sin hijos. A pesar de los pesares es lo más gratificante que he sido, sentido y vivido.
    No hay ocio, ni tiempo ni mucho menos, dinero que lo puedan pagar.

    ResponderEliminar
  3. Que terrible va el mundo. Entre todos los que aspiramos a un mundo mejor y con valores podemos sacarlo adelante aunque sea con un granito de arena.

    ResponderEliminar
  4. Sólo te diré....NOSOTROS fuimos 9 niños!!!!!! bss

    ResponderEliminar
  5. Susanita, yo no critico a nadie, pero me pasa lo que a tí, que no les entiendo. Me parecía imposible ser amigo de un hijo, y sin embargo ahora, tengo unos adultos biológicos con los que puedo hablar de todo y discutir sin problemas. Me siento muy acompañada por ellos y ellos muy arropados por mí en su nueva vida. Además el peque no biológico, también es un tesoro para nuestros corazones, verle crecer y saber que tiene un futuro muy prometedor por delante, nos alegra la vida. Gracias por estar ahí, cuando me escribes, no sabes como me alegro. Besos amiga.

    ResponderEliminar
  6. Paterfamilias. Muchos países están ya en crecimiento negativo.
    Leles. Yo también tengo unos amigos que decidieron no tener hijos y me dan mucha lástima.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Winnie. Qué alegría, una casa con nueve niños.
    Campanilla. Yo también tengo dos adultos y uno que no habla, pero aún así me compensa. Gracias a ti.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Cada uno es muy libre de organizar su vida como desee, pero bajo mi punto de vista, los que deciden vivir así son unos egoistas. Besos
    Ana

    ResponderEliminar
  9. Ana. A la larga es peor para ellos... Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Después de diez años de esfuerzos descomunales para formar una familia, sólo añadiré que todos tenemos conocidos en circunstancias diferentes, que optan por caminos diferentes.

    Y en mi caso concreto, me quedé sin temas comunes de conversación con ellos.

    No los juzgo, pero me resulta imposible compartir.
    Lo mismo que les ocurre a ellos conmigo.
    No tenemos nada que compartir, y eso sólo significa un desgajamiento social entre opciones.

    Añoro los tiempos en los que la personas se ponían en lugar de los demás y se enriquecían mutuamente.
    Ahora sólo encuentro personas, que aunque son bienintencionadas, me proponen "viajes sin niños", "cenas sin niños", "fiestas sin niños".
    Al final me acabo distanciando de ellos de forma natural, sin estridencias.
    Pero no me gusta lo que ocurre.
    Es un mal síntoma, en una sociedad decadente.

    ResponderEliminar
  11. Pero bueno!! Hay una cosa que se llama respeto. Yo soy una persona que no quiero tener hijos porque no creo tener las cualidades necesarias para ello, como la paciencia, dedicación, entrega y sobre todo ganas y por ello no creo ser peor persona que vosotras. Para mi tener un hijo hoy en día no es ninguna broma y considero que hay que desearlo mucho para llevar adelante un proyecto tan sumamente importante y decisivo en tu vida. Desde luego, mejor creo que actúo yo siendo consecuente con mis principios y decidiendo no tenerlos que tanta gente como hay por desgracia en este mundo, que tienen hijos como el que se compra un coche y luego pasan completamente de ellos y eso sin contar a los "padres" que se dedican a explotar de cualquier manera a sus hijos y tantas y tantas barbaridades que oimos a diario en los telediarios de casos tremendos de padres que abusan y maltratan a sus hijos. Por favor, intentemos respetar las opciones de cada uno y sobre todo no seamos tan sumamente prepotentes como para juzgar a los demas tan a la ligera por pensar de modo diferente.

    ResponderEliminar
  12. Siempre digo que hay que tener hijos cuando se pueda y se quiera, y es que de malos padres está el mundo lleno. Nosotros somos padres y estamos felices y orgullosos pero cuántas veces leemos cosas que nos hacen pensar para qué unos padres traeran al mundo hijos si solo saben hacerlos sufrir. Hay que pensar en ello, quizás los egoístas no sean los que no se ven capacitados y optan por no tener hijos sino los que los tienen no sabiendo cuidar ni de ellos mismos.

    ResponderEliminar
  13. Respeto a las parejas que deciden no tener hijos, ya que es una decisión de cada uno pero no hay nada mejor en el mundo que escuchar la sonrisa de un niño en casa y verlo crecer... es una gozada ;)

    ResponderEliminar
  14. Driver. Realmente hoy día parece que está mal visto tener hijos, sobretodo si son más de dos.
    Superwoman. Desde luego hay padres que nos deberían serlo, pero eso es la excepción que confirma la regla.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Estela. Yo creo que se pierden lo mejor de la vida.
    Montse. Por supuesto cada uno es muy libre de tomar sus decisiones, pero algo tan importante como formar una familia hay que pensarselo bien. Muchos no lo hacen por pura pereza. No digo que sea tu caso. Y luego, cuando quieren, ya es demasiado tarde. Como ya he dicho, malos padres hay pero son un porcentaje mínimo del total. Sin remplazo generacional la humanidad se irá a pique.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Harum Ar. No puedo publicar un comentario que no entiendo en absoluto.

    ResponderEliminar
  17. No a todo el mundo le gustan los niños chavala

    ResponderEliminar
  18. A mí tampoco me gustaban antes de tenerlos. Eso se desarrolla con el tiempo.

    ResponderEliminar
  19. Ya estamos en crecimiento negativo. Cuando no quede dinero para pagar las jubilaciones veremos a ver quién era el ignorante. Eso aparte de perderse el placer de tener un hijo.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.