Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

martes, 31 de enero de 2012

Efectos secundarios

Desde hace años, cada cierto tiempo soy objeto de campañas de desprestigio en internet. No saben que en el fondo de hacen un favor. Porque esas personas que entran con intención de criticarme, principalmente por ser una defensora de la Iglesia Católica, se encuentran algo distinto a lo que buscaban. Pensaban encontrar a alguien belicoso y altanero, y en su lugar hay una esposa enamorada, una madre preocupada por sus hijos, una hija que sufre mucho por sus padres ancianos y enfermos. Una mujer de mediana edad que repudia el pecado, pero no al pecador; que sólo pretende vivir en paz, contar su opinión sobre las cosas y hacer amigos con inquietudes parecidas a las suyas. Alguien que está seguro de muy pocas cosas.

Así que algunas de esas personas que buscaban un monstruo acaban quedándose por aquí indefinidamente. Se enganchan a mi blog, e incluso al otro (que tiene un número de lectores superior a éste) y supongo que acaban comprendiendo en cierto modo mi punto de vista, aunque no lo compartan. Y es que en el fondo todos somos seres humanos en busca de compañía y afecto, detrás de las ideologías, las religiones o la ausencia de ellas. Y tengo que reconocer que yo escribo más para ellos que para mis seguidores habituales, ya que constituyen todo un reto para mí. Al fin y al cabo, yo lo único que intento en la vida es ser una buena persona, aunque a veces no lo consiga.

12 comentarios:

  1. Pues con esto que estas haciendo, demuestras ser buena persona. Esos lectores que entran iracundos y amenazadores, al final se dan cuenta de que tú lo único que haces es expresar tu opini´on, y que mereces que respeten tus ideas al igual que ellos piden que respeten las suyas. El que se queda es porque sabe queno eres mala persona. Así que sigue con tus escritos. Besitos
    Ana

    ResponderEliminar
  2. Lo que pretendo precisamente es dar a conocer un punto de vista diferente. No voy contra nadie. A veces se me da mejor y otras peor. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Se ha fomentado un odio irracional y visceral a la Iglesia católica; muchos andan manipulados por informaciones sesgadas e interesadas y unos pocos lo han divulgado con malas artes y mala voluntad.
    Pero hay muchos que no saben lo que dices.

    ResponderEliminar
  4. Todos intentamos hacer bien las cosas, aunque no siempre lo logremos. Es lógico y humano.

    En tu espacio, puedes hablar de lo que quieras, guste o no guste, ¡faltaría más! y prescindir de explicaciones.

    ResponderEliminar
  5. Modestino. Creo que hay mucho desconocimiento también. Parece mentira en este país, quién nos ha visto y nos ve.
    Zambullida. Eso díselo a algunos comentaristas... En fin, ya estoy acostumbrada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hola!!!! Estoy en la blogoteca.20minutos. me gustaría que pasases y des tu opinión y si puedes votar, en buena hora!! Es la primera vez y quiero hacer conocer el blog!!! Ya faltan dos días nada más para poder votar!! Hasta el 3/2/12.
    te espero por http://lablogoteca.20minutos.es/todo-preescolar-15750/0/
    Espero te guste!!
    Muy bueno tu blog!!!
    saludos

    ResponderEliminar
  7. Claro. Pasaré por allí. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Lo siento pero ahora no puedo votar porque no recuerdo mis datos de registro.

    ResponderEliminar
  9. Una buena persona y una persona buena. Rectitud y bondad no tienen por qué estar reñidas.
    Un beso, Susana. Gracias por tu testimonio.

    ResponderEliminar
  10. Yo creo que rectitud y bondad deberían ir unidos. Un beso.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.