Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

domingo, 1 de enero de 2012

Cuestión de expectativas

Ayer oí en la radio lo más sensato que he oído en años sobre el día 31 de diciembre, que no es más que otro día igual que el 30 o el 1 de enero. El problema es que lo cargamos de obligaciones por así decirlo, pretendemos que cumpla con unas expectativas que no le corresponden. El día de fin de año reúnes en una habitación a quince personas que no tienen nada que decirse durante todo el año y seguirán sin hablar. Los problemas siguen existiendo, los enfermos siguen sufriendo, las incomprensiones no se superan y, si tienes la suerte de ir a una fiesta, lo más probable es que acaben todos borrachos. El día de fin de año no produce milagros, sólo nos hace crear falsas esperanzas en el futuro.

No dudo que haya personas que lo hayan pasado estupendamente ese día (sin ayuda del alcohol), rodeados de cariño y amistad. Pero no es mi caso por lo menos en los últimos veinte años. Así que esta vez procuré ir descargada de falsas expectativas, y supongo que lo llevé un poco mejor. Las circunstancias de nuestra familia tampoco ayudan a la alegría, pero sí podrían habernos llevado a una mayor unión. No fue el caso. Los que tienen ideas extrañas seguirán teniéndolas en este año que recibimos; los que tienen problemas económicos, esperemos que salgan del bache; aquellos cuya salud no tiene ya arreglo sólo aspiran a seguir viviendo. No pongamos en el año 2012 demasiadas ilusiones y así no saldremos defraudados.

16 comentarios:

  1. ¡Feliz año Susana! Mis mejores deseos para este 2012. Un abrazo y brindis virtual!

    ResponderEliminar
  2. Como tú dices no es mas que un día después de otro, pero al menos nos queda la ilusión de que algo va a cambiar, aunque yo pienso que si ha de pasar algo, bueno o malo, pasará a pesar de los conjuros y hechizos. El caso es que el año que viene podamos contarlo de nuevo. Besos y feliz año
    Ana

    ResponderEliminar
  3. Eso es justo lo que quería decir, que la fecha no tiene una magia especial. El año nuevo no traerá nada que tú no hayas iniciado antes. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Estos días, Susana, no son fáciles para todos; te entiendo muy bien. Pese a todo, yo sí creo en esa magia, porque la he experimentado en mi vida; ha aparecido de forma inesperada, cuando menos se la esperaba. Lo mejor: dejarse de expectativas y dejar que la vida te sorprenda.

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que somos conscientes de que es un día como cualquier otro, pero sí es cierto que sentimos que se lleva lo malo, o al menos lo dejamos un poco más atrás.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Ayer me sentí aliviada, todo el corre corre pasó y la gastadera tambien, jiji. Hoy seguir con la rutina, pero con esperanza y la ilusión de que nos ira mejor este año. Muy buena entrada!!

    ResponderEliminar
  7. Susana, es lo más sensato que he leído en estos días. Pero, como se puede ser tan iluso de creer que por ser Año Viejo, esa noche ya se va a acabar todo lo malo y hay que hacer planes incumplibles?. Lo que siento, después de haberte conocido a través de éstas páginas, es que no tengas un buen momento. Pero vendrán, ya lo verás, y así te lo deseo. Sin forzar campanadas ni uvas ni serpentinas, como fluyen las aguas de un río. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Querida Susana..he vueltooooo COn todo mi cariño FELIZ AÑo y un beso enorme

    ResponderEliminar
  9. Zambullida. Si ha aparecido esa magia es porque sin duda te lo mereces.
    Little. Ojalá se pudiera llevar todo lo malo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Marilyn. Yo también tenía ya ganas de volver a la rutina.
    Campanilla. Bienvenida. Gracias por tus buenos deseos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Winnie. Igualmente. Me alegro de que estés aquí. Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Bueno, trata de refutar aquello que te perturbe Sé que hay algo de esperanza en ti, no creas que es mayor la que hay en los demás, pues no lo es en absoluto. Será duro pero los frutos llegarán y en el fondo lo crees, no busques la comprensión hacia ti, todos somos egoistas, y el que desperdicia inevitablemente esa energia cuando su sensibilidad parece alarmarle (inntar buscar algo que nos haga trascender ese dolor retrospctivo) no va a lograr sino hundirse más. Yo soy de los que desperdicia esa inevitablemente) Respecto a tu familia, tranquila, somos dos La familia tiene sus cosas pero en el fondo es amor lo que sienten. Al decirme lo de la familia incluso me has cambiado mentalmente respecto a la mía. El amor y el dolor van juntos. Aunque a veces confundimos el desear el amor (el estímulo) con el amor o estímulo. Ello si se "automatza" nos hará vivir de la ilusión siendo rechazados. Esto les pasa a muchos, y el modo devida propicia que lo automaticemos.

    ResponderEliminar
  13. George. Siempre queda algo de esperanza, pero a veces pienso que perjudica más de lo que ayuda, en ciertos casos. Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Porque te dejas vencer :)

    ResponderEliminar
  15. Tienes razón, quédate con lo demás )

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.