Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

lunes, 23 de enero de 2012

A última hora

Estas Navidades estuve pensando que a la gente le gusta pasarlo mal. Si no, no entiendo por qué dejan todas las compras para el último momento. El día 30 de diciembre por la tarde estaba el supermercado a rebosar. Pero es que el género fresco sube mucho de precio y se puede encontrar congelado con la misma calidad; o comprarlo y congelarlo hasta un mes antes. La tecnología permite ahora esas opciones. Sin embargo, creo que hay personas que prefieren ir a última hora para hacer largas colas, perder horas de su tiempo y pagar más caro. De este modo, siguen un ritual más de las fiestas, el de acabar cansados y estresados antes de empezar. No digamos ya los que piden los regalos de los Reyes la misma noche del evento...

Hay veces que no queda más remedio que hacer todo deprisa y corriendo, y mal; pero deberíamos intentar que fueran cada vez menos. Planificarse con tiempo ahorra muchos disgustos. Esto de vivir rápido parece una interpretación del Carpe Diem bastante nociva. La vida de algunos se ha convertido en una sucesión de acontecimientos ligados al consumismo y el stress. Llenan su vida de obligaciones ineludibles que no les dejan tiempo para disfrutar de su propio ocio. A menudo, son las propias actividades lúdicas o teóricamente agradables (como ir a un salón de belleza o al gimnasio) las que les están robando el tiempo sin que se den cuenta. Es como quien quiere ganar más dinero para tener una casa más grande, donde casi nunca está. Corren tanto que se les olvida vivir la vida.

9 comentarios:

  1. Totalmente cierto, y es que al final... lo acabamos dejando todo para última hora, desde luego...
    besines

    ResponderEliminar
  2. yo intento ser bastante previsora Susana...y así vivo MEJOR Un besote

    ResponderEliminar
  3. Vane. Yo soy despistada y siempre me falta algo, pero intento evitarlo a toda costa.
    Winnie. Desde luego, la tranquilidad da calidad de vida.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Pues es verdad. Somos consumistas por naturaleza, pero últimamente la gente controla un poco más, aunque no mucho, pero algo se ha notado. Será cosa de la crisis. Besos
    Ana

    ResponderEliminar
  5. Jajajajajaja, ya te digo!!!!! (yo siempre intento evitar hacer compras de última hora, me ponen ultra nerviosa!!)
    Cada día que pasa más convencida estoy de ésto que dices, vivimos demasiado rápido, sin saborear...
    Una pena...

    ResponderEliminar
  6. Ana. Sí salió el comentario pero no lo había aprobado todavía. Se nota algo la crisis, pero no mucho.
    Dolores. Yo también evito las multitudes. Me agobian.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Susana interesante mirada a un día de nuestra vida donde todo son carreras y consumo gracias su visita feliz semana

    Un cordial saludo desde…
    Abstracción textos y Reflexión.

    ResponderEliminar
  8. :) Sí Además quien no tiene la vida estructurada, desea internamente sus posteriores errores y no logra así como así

    ResponderEliminar
  9. José Ramón. Igualmente.
    George. Yo creo que hay gente a quien le gusta vivir así.
    Besos.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.