Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

martes, 10 de enero de 2012

Reservado del derecho de admisión

Un blog es como una casa. Se puede dejar la puerta abierta para que pase quien quiera, pero si esa persona te molesta, también le puedes echar. Por estar abierto al público no deja de ser una propiedad privada. Hay quien sigue sin entender esto. Realmente, ni siquiera debería dar explicaciones pero sigo cayendo en esa trampa. Luego sólo consigo que me critiquen más. En fin, cada uno es como es. Para insultar en un blog no hace falta decir palabrotas. Por ejemplo, llamar a alguien cobarde, pusilánime y quejica, son descalificaciones personales que tampoco se admiten. Es más, se puede insultar sin necesidad de decir ninguna palabra negativa. Hay ironías, sarcasmos, dobles sentidos y simples declaraciones que a veces hacen más daño que las palabrotas. Yo también sé contestar así, pero procuro contenerme y no hacerlo.

De todas maneras, cuando alguien entra en un blog con la intención de atacarlo, no sirve de nada intentar razonar sobre lo que es o no admisible en los comentarios. Eso se nota enseguida. Las personas que simplemente no están de acuerdo suelen guardar las formas y utilizan otro lenguaje. Al estar este blog unido a otro, muy polémico, me temo que nunca me libraré de esta clase de problemas. En resumen, no tengo ninguna obligación de aprobar los comentarios, incluso aunque no incluyan palabras malsonantes. No tengo por qué contestar a cuestiones de las que ya he hablado en multitud de ocasiones. No tengo que dar explicaciones sobre mis actitudes personales, mis acciones o mis ideas. El que acepte todo esto, es bienvenido, y el que no, ya sabe que sus comentarios van a acabar en la papelera de reciclaje.

19 comentarios:

  1. Di qué sí!!!! Siempre te lo digo!!!

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja, me gusta ese final... "van a acabar en la papelera de reciclaje". Pues eso, y que se conformen, que al menos valen para reciclar!!!!.
    Biquiños

    ResponderEliminar
  3. Ya sabes....yop seguiré por aquí....Besotes

    ResponderEliminar
  4. Superwoman. Yo también lo digo, pero como si nada...
    Leles. Debo tener la papelera completa ya.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Winnie. Siento soltaros este rollo de vez en cuando pero es que hay gente que no se da por aludida por más que se lo expliques... En fin, ya sabes que no me refiero a los habituales. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. ¿PERO COMO PUEDE HABER GENTE TAN ABSURDA? ES QUE ES HACER DAÑO, POR HACERLO. VOY SER CLARA.¡QUE LES DEN...!
    BESITOS
    ANA

    ResponderEliminar
  7. También los hay que pretenden que haga publicidad en mi blog de ideas opuestas a las mías y a eso le llaman libertad de expresión. Pero yo no soy un periódico, soy un particular. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. También los hay que pretenden que haga publicidad en mi blog de ideas opuestas a las mías y a eso le llaman libertad de expresión. Pero yo no soy un periódico, soy un particular. Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Tienes toda la razón, esto es como los programas de la tele, el que no los quiere ver, que no los vea. Si entramos aquí es porque nos gusta tu blog, sino ¿para qué? ¿para criticar o insultar?. No lo entiendo hija... Besitos

    ResponderEliminar
  10. ¿Sabes que hago yo en esos casos? aprieto el boton SILENCIO y me piro tranquilamente con la música de Benny Hill de fondo..!!!

    Un beso cielo :)

    ResponderEliminar
  11. Campanilla. Yo tampoco lo entiendo.
    Estela. Eso es lo mejor que se puede hacer.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Mira que lo intento, Susana...pero me es del todo incomprensible entender por qué te hacen la vida imposible en el blog. Paso para darte un beso y felicitarte todas las veces que haga falta por tu bitácora y por tu constancia en la publicación. Cuestión de equilibrar la balanza. Viento...

    Un abrazo gorrrdo, guapísima.

    ResponderEliminar
  13. Ten en cuenta que llevo ya casi seis años en esto y me he creado muchos detractores. De todas maneras, nunca se sabe. En este post no me ha entrado nadie a molestar, de momento. Desde luego, vuestro apoyo me compensa. Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Cuanto te insultan, no hablan de ti, sino de ellos mismos; es lo que, en psicología, se llama proyección. No te lo tomes como algo personal porque nada tiene que ver contigo. Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Tienes razón, pero resulta incómodo abrir el blog sin saber lo que vas a encontrar. En fin, es lo que me ha tocado. Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Sabes que hace muy poco escribí un post defendiendo la libertad religiosa y el respeto hacia quien quiere practicar su religión libremente, cuestionando ese ataque continuo que la Iglesia sufre. Sabía por desgracia cual iba a ser la actitud de la gente y de momento no me he animado a contestar a los comentarios, además de que tampoco pretendo convencer a nadie de nada, pero me molesta que no respeten mi opinión y más si emplean el ataque como estrategia.

    ResponderEliminar
  17. Leí tu artículo y agradezco mucho tu valentía al tocar un tema que te iba a dar tantos problemas. Ya sabes que yo estoy acostumbrada a esas actitudes. Un beso.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.