Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

lunes, 7 de noviembre de 2011

El más listo de la camada

Cuando fuimos a recoger al gato, nos dijeron sus dueños que ese cachorro era el más listo de todos, el primero que había aprendido a mamar, a utilizar la caja de arena... La verdad es que también era el único que se dejaba coger y teníamos la intención de adoptar al negro, porque la gente piensa que dan mala suerte y lo tenía más difícil que los demás. El caso es que ahora dicen mis hijas, en broma: teníamos que habernos traído al más tonto... Porque, caramba, este gato sabe latín. Aparte de subirse a todas partes y esconder sus juguetes en lugares donde no podemos encontrarlos, se ha hecho ya el dueño de la casa y la verdad es que nos tiene subyugados. Es un encanto.

El otro día, había comprado yo una bolsa de comida para gatos que venía cerrada y dentro de otra bolsa. Cuando entré en la cocina, el gato había abierto las dos bolsas y se estaba comiendo la comida. Cualquier día va a conseguir abrir las puertas, porque ya salta a los picaportes. Y eso que todavía es un cachorro de tres meses. Se pasa muchas horas durmiendo, pero, cuando está activo, hace carreras por los pasillos y se cuela en todas partes antes de que lo veamos. No necesitamos televisión, teniendo un gato haciendo monerías todo el tiempo, con sus ratones de peluche, sus pelotitas y sus hilos. Pero, cuando realmente nos hipnotiza es cuando se queda dormido encima de alguien y no nos atrevemos a movernos. Se le ve tan a gusto...

11 comentarios:

  1. Y a mí que nunca me han gustado los gatos ... pero debo andar equivocado porque todos los que tienen uno hablan maravillas, andan subyugados.

    ResponderEliminar
  2. ¿sabes? yo sé que acabaré teniendo gato...pero aún no...Besitos

    ResponderEliminar
  3. Uno, no se da cuenta de lo importante que es tener un animal, hasta que no se tiene. Dan compañía, te entienden, se entregan y te quitan todos los males. Besos
    Ana (No has dicho como se llama)

    ResponderEliminar
  4. Modestino. Es que los gatos tienen poderes mágicos.;)
    Winnie. Anímate. Son adorables.
    Ana. Se llama Suerte. Es una pequeña broma sobre su color. Yo tuve perro muchos años.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. me encantan los gatos! Toda mi vida he tenido gato, hasta que descubrí que mis catarros interminables eran alergia gatuna... así que ya no puedo tenerlos!
    Disfruta de él, ahora de pequeños están en el mejor momento!
    besines

    ResponderEliminar
  6. Enternecedor tu entrada..me gustan los gatos..y no me extraña que estéis tan contento con el vuestro..son maravillosos..
    Muy bonito tu relato, me gusta
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Pequeños placeres de la vida como ese son los que nos hacen ser un poco más felices.

    ResponderEliminar
  8. Vane. Yo siempre tuve perro y me pasaba el día con el pañuelo. Ahora prefiero no hacerme pruebas.
    JValentina. Bienvenida.
    Kuahsar. La verdad es que un cachorro da mucha alegría.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Lo que cuentas es lo que suelen hacer todos los gatos pero bueno...

    ResponderEliminar
  10. Me alegro que te guste, George.
    Anónimo. Ya me lo imagino. No pretendía escribir un tratado original. :) Un beso.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.