Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

martes, 9 de julio de 2013

Ni tanto ni tan calvo

También podría decir: en el término medio está la virtud. Aunque alguno pensaría que la virtud está en el extremo, en ser absolutamente bueno, honrado y cabal. Sin embargo, yo creo que, para conocer lo correcto es necesario haber experimentado un poco de todo. En mi caso, haber tenido simpatías con otras ideologías, dudas de fe y comportamientos poco recomendables. Cuando alguien presume de ser absolutamente virtuoso, yo desconfío. Pienso que son personas que ocultan algo realmente malo. Yo huyo de los extremos. Por eso, ni tanto ni tan calvo me parece un buen consejo a seguir. No pasarse nunca en nada, ni siquiera en virtud aparente.

Es bueno probar algunas cosas para saber exactamente lo que no quieres. Sin embargo, hay otras experiencias que es mejor no probar en absoluto. Como decía una lectura de misa el otro día, el cuerpo es enemigo del espíritu. Es decir, que cuando una persona centra su vida en el placer, en el consumo y todo lo material en general; es fácil que acabe descuidando el aspecto espiritual, las relaciones humanas y los valores esenciales de la vida. Por eso, pienso que el bueno huir de los extremos, tanto de lo que parece demasiado bueno como de lo que puede ser demasiado malo. Un buen consejo es moderarse siempre.

12 comentarios:

  1. Creo que lo mejor es hacer con lo que te salga del corazón siempre y cuando sepas lo que es bueno para tu cuerpo, para tu equilibrio emocional, para las personas que te rodean y que a la larga te dan el amor esencial en la vida.

    Yo me considero, como decía Machado buena.

    Hago mis obligaciones, cuido de mi familia, trato de ser leal. Aunque sueño, pienso, y a veces no me gusta lo que escucho de mí misma. En esas ocasiones siempre está bien mirarse al espejo y aceptarse, abrazarse a sí mismo ¿Eso es posible?, sí, y darte una linda palmada de amor, hay que continuar y mientras estamos vivos hay que aguantar, pero aguantando se aprende y la sabiduría de ser bueno, malo, o lo intermedio seguramente nos dará experiencia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué buena reflexión. bienvenida. Un beso.

      Eliminar
  2. en el centor está la virtud. :D
    besazo

    ResponderEliminar

  3. Tienes razón, en el término medio está el equilibrio, no sólo en la Fe...en casi todos los aspectos de la vida son malos los extremos, debemos aprender siempre a conseguir el equilibrio con nosotros mismos... si eso va bien...todo va bien.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los extremos no traen más que desgracias. Un beso.

      Eliminar
  4. cuanta razon llevas a veces las personas nos pasamos la vida preguntandonos cual es el punto medio, y sin darnos cuenta llegamos a los extramos de querer experimentarlo todo.
    Nada cuanto sea extremo es bueno
    aunque muchas veces los curas tenemos una mania para ello, siempre queremos ser un poco virtuoso o mejor dicho santulones que de virtuosos no tienen nada, sera que el mundo cambio y no logro comprender la manera de pensar?.
    de verdad me hiciste pensar mucho y gracias por decir las coas con tanta sencillez alto y claro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por una opinión tan autorizada. Yo sólo hago reflexiones personales y a veces no consigo explicarme bien. Un beso.

      Eliminar
  5. Toda la vida buscando el equilibrio...al dente, estar al dente, tal como escribí hace años en el encabezamiento del blog; Muy buena entrada! un abrazo Susana, mejor los vértigos? ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al dente, qué bueno. Los vértigos los tengo más o menos controlados con la medicación pero todavía no estoy bien. Va para largo. Gracias. Un beso.

      Eliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.