Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

viernes, 26 de julio de 2013

Al buen entendedor pocas palabras bastan

Éste es un refrán que me encanta. Tengo que reconocer que a veces me gusta presumir de ser capaz de entender las cosas con muy pocos datos. Ya sé que está feo pero siempre he sido así desde niña. Siempre he visto la realidad detrás de las apariencias, las intenciones de las personas y sus inseguridades. No es que me sirva para mucho porque al final acabo tropezando en las mismas piedras y es que me dejo llevar por mis sentimientos más que por el sentido común. Realmente no es un regalo agradable ser siempre consciente de lo que se oculta detrás, pero sí que es práctico, sobretodo a la hora de reaccionar.

Este blog durante muchos años ha tenido una serie de anónimos titulares que molestaban bastante. Sin embargo, yo encontraba un cierto aliciente en contestarles y encontrar sus puntos débiles. No me parece bien pero a algunos de mis lectores les encanta cuando saco mi lado oscuro a la luz. Para evitar esta situación, ya no publico comentarios anónimos. De todas maneras, yo no tengo problema en admitir comentarios que no estén de acuerdo conmigo siempre que estén argumentados, que me den razones y no descalifiquen. También se puede decir: hablando se entiende la gente, pero hablando claro sin segundas intenciones.

8 comentarios:

  1. Esto es una referencia alas personas intuitivas que lo captan todo a la primera. Son mas de las que parecen. Te mando otro refrán que no conozco pero que me dijo un vecino mayor que son los mas sabios, en referencia a otro vecino que lleva quince días de obras cambiando toda la casa Me dijo:
    "Quién hace obras, o se le cae la casa o los cuartos le sobran". Besos
    Ana

    ResponderEliminar
  2. Bueno, hay algunas personas que ni pocas ni muchas, no entienden y punto. .P
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Les entra por un oído y les sale por el otro. Un beso.

      Eliminar
  3. Por lo general, vemos en los demás lo que no somos capaces de ver en nosotros mismos; hay que ser por ello benevolente.

    ResponderEliminar
  4. Este refrán me encuentra en una racha de haber pensado mucho en lo que es "entender las palabras", es algo de lo que he platicado mucho con mis compañeras de trabajo porque mientras una de nosotras es de lo más intuitiva y sabe que se dice en lo que no se dice, dos de nosotras -incluyéndome- somos bien literales; más que no captar la intención de un comentario -nos hemos "entrenado" en eso-, tomamos de manera literal algunas instrucciones u observaciones... puede poner la cosa muy divertida en el trabajo :D

    ResponderEliminar
  5. Desde luego, creo que las instrucciones del trabajo deberían ser literales. Si no, se puede armar un buen lío. Un beso.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.