Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

jueves, 11 de julio de 2013

Al que madruga Dios le ayuda

Naturalmente no se refiere tanto a madrugar como a trabajar. No sirve de nada pretender que nos den todo hecho, que todo salga bien, si no ponemos nada de nuestra parte. En una mentalidad actual resulta que se ve como derechos lo que no son más que posibilidades. Es decir, que una persona tiene derecho al trabajo, pero eso no significa que no tenga que estar preparado. No puede pretender que le coloquen de ingeniero sin haber estudiado la carrera. A un nivel más básico, incluso para jardinero piden el graduado escolar. Cada joven tiene el deber de prepararse para una profesión, ya sea como estudiante o como aprendiz del oficio.

Luego no podemos esperar que el trabajo nos caiga del cielo, con un buen sueldo y la posibilidad de adquirir una casa y un piso allá donde deseamos vivir. La sociedad española en ese sentido está viciada, en el sentido de que se dan por supuestas unas ventajas sociales que toda la vida cada uno se ha tenido que trabajar por su cuenta. Por ejemplo, hace unos veinte años estuve viendo pisos y todos venían con garaje, piscina y sauna... Se han creado unas necesidades superfluas a las que resulta ya difícil renunciar. Pero cualquiera debería poder entender que, si quiere vivir como un médico, tendrá que estudiar la carrera de medicina.

9 comentarios:

  1. Otro equivalente: a Dios rogando y con el mazo dando.

    ResponderEliminar

  2. Ese refrán siempre lo he tenido presente, mi madre lo decía mucho y yo he podido comprobar a lo largo de mi vida que es completamente cierto.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me llama la atención la gente que se queja de que no le sale nada bien, si no ponen nada de su parte, ¿qué es lo que esperaban?. Un beso.

      Eliminar
  3. ¡Claro! El de "A Dios rogando, y con el mazo dando", es más directo. Me gusta la frase con la que terminas la entrada. "Pero cualquiera debería poder entender que, si quiere vivir como un médico, tendrá que estudiar la carrera de medicina". Da para pensar muchas cosas; yo he estado pensando últimamente en estilo de vida. Es válido elegir un estilo de vida en que se trabaje lo mínimo indispensable; para tenerlo y ganar dinero suficiente de forma honesta, hay que ser realmente "listo". Si no has tenido una brillante idea que valga "un millón", y no se ve que vayas a tenerla, entonces no puedes trabajar lo mínimo y tener dinero suficiente. O tal vez puedas reducir gastos y entonces harás que lo que haya sea "suficiente". Hay mil maneras de configurar la situación: pero no puedes abandonarte a ti misma y reclamar porque nadie te regala una casa en la playa. Así como dices en la respuesta a yeste lima: "qué es lo que esperaban?" Yo lo tengo muy presente porque evalúo que en este momento no tengo algunas condiciones que me corresponden, pero me queda muy claro que no las tengo porque no las he gestionado; sea porque antes no me interesó, por imposibilidades u otras razones: cada cual se hace su presente. Por supuesto, hablo de quienes hemos crecido con techo y comida, hay personas en situaciones críticas que casi no podían más que llegar a esa situación, habiendo nacido y crecido en el desamparo.

    ResponderEliminar
  4. Por supuesto, hay quien no tiene siquiera la oportunidad de intentarlo y eso es realmente injusto. Por eso muchas ongs. trabajan en el mundo intentando devolverle a la gente las posibilidades de salir adelante. Pero si han tenido la oportunidad y la has desperdiciado, entonces ya no tienen a quién culpar. Es mi caso. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, pero no hay que madrugar demasiado, que total al final amanece cuando tiene que amanecer. :D
    Besazo

    ResponderEliminar
  6. Todo lo contrario que el otro refrán. Una contradicción en sí misma
    Ana

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.