Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

miércoles, 29 de octubre de 2014

Sálvame de Jorge Javier Vázquez

Si hay un programa de televisión que refleja exactamente todo lo que me desagrada de la sociedad en que vivimos es precisamente Sálvame. Su presentador, ha conseguido hacer todo un personaje de sí mismo, lo cual tiene cierto mérito si no fuera porque no me gusta nada. Esos gestos, esas poses dignas de Raphael, esas pausas dramáticas para acabar diciendo algo sin importancia. Cualquiera diría que me paso el día viendo el programa, pero es que bastan cinco minutos para hacerse una idea de todo lo demás. El resto son insidias y piques entre los propios tertulianos propiciados habitualmente por el propio Jorge Javier.

Todo por la audiencia, debería llamarse el programa. Un sitio donde se encubra a los famosos para luego arrastrarlos por el barro a las primeras de cambio. Un lugar donde el único valor duradero es el dinero y la fama. Un programa donde todo se opina y todo el mundo opina sobre lo que sabe y lo que no sabe, y lo que ha oído y lo que le han contado. Y, lo peor de todo, una auténtica mina de oro, porque resulta que eso es lo que vende. La verdad es que prefiero no pensar mucho en ello, pero a su lado los programas de triunfitos o de cocina son auténticos templos del saber. Y ante todo esto me preocupa seriamente el futuro de las nuevas generaciones de españoles.

6 comentarios:

  1. No puedo con ese tipo de programas. Me ponen de los nervios... Pero bueno, cada cual que vea lo que le guste. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que esos programas son malos para la salud... mental. Un beso.

      Eliminar
  2. Nos guste o no, tenemos la televisión que nos merecemos. Los programas duran en antena lo que la audiencia quiere, y está demostrado. A los que no nos gustan esos programas, sólo podemos maldecirnos por ello...
    Besos.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.