Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

viernes, 31 de octubre de 2014

Lo que dejo atrás

Dicen mis hijas que en el centro comercial parezco de la familia y es que algunas cajeras las conozco ya desde hace diez años. También a las de la farmacia, el tinte y los bares. Pero, claro, eso no son amigos sino conocimientos. Si yo desapareciera tal vez se les pasaría por la cabeza que me he mudado o algo, pero no más. Los negros de la puerta también se acordarían de mí porque siempre les doy algo. En cierto modo, me resulta triste pensar que las personas con las que más me relaciono a diario son precisamente aquéllas que apenas me conocen y que podrían vivir sin mi perfectamente. De hecho no se darían cuenta del cambio.

Luego, aparte de mi familia directa no me relaciono prácticamente con nadie más. Las amistades virtuales, de las cuales he contacto con dos un par de veces, tampoco creo que se fueran a llevar un gran disgusto, y hacen bien. Tengo la impresión de estar pasando por la vida sin pena ni gloria. Mi familia de origen, apenas tengo trato con ellos aparte de mi madre, la política en contadas ocasiones. Amigos ya he dicho alguna vez que apenas conservo y viven lejos. Creo que podría desaparecer de repente y que, aparte de los más allegados, marido e hijos, eso no afectaría para nada al resto del mundo. El efecto mariposa en mi caso no funcionaría.


2 comentarios:

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.