Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

sábado, 31 de mayo de 2014

Quien ríe el último, rie mejor

Un refrán muy conocido. Supongo que se trata de ver los procesos a largo plazo. Hay mucha gente que, ante un acontecimiento o una situación nueva enseguida "lanzan las campanas al vuelo", supongo que porque no tienen visión de futuro. Porque, como ya he comentado antes, hay veces que el desenlace se vislumbra y no tiene nada que ver con lo que pueda parecer al principio. De manera que yo presumo de persona prudente, en el sentido de que no suelo reaccionar hasta que no se ve ya si el resultado va a ser el esperado. Por eso, por ejemplo soy una excéptica del cambio climático, que no me lo acabo de creer y no me parece tan inmediato.

Porque los cambios metereológicos generalmente se producen a lo largo de milenios y la actividad humana no suele ser determinante. Más bien dependen de la actividad solar, que es mucho más potente que toda nuestra labor. Y es que yo pienso que tenemos una visión homocentrista, como queriendo creer que todo está en nuestras manos y depende de nosotros y no es así. El planeta tiene sus propias reglas y en cualquier momento le da un "sofoco" y nos fríe a todos. Vamos, que me parece un poco engreído pensar que al universo le importa tanto lo que hagamos. En este caso el que ríe el último no somos nosotros.

6 comentarios:

  1. Pues aunque yo sí creo que bastantito afectamos a la Tierra, estoy de acuerdo en que "tenemos una visión homocentrista".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que ocurre es que, cuando se mueven tantos intereses económicos, yo desconfío de las intenciones. Un beso.

      Eliminar
  2. Somos hormigas en un universo infinito! eso no quita cuidar nuestro entorno, ya sabemos...hay que tratar bien lo que nos prestan!
    Nos contarás el viaje???
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, claro. Realmente visto desde el avión ya se ve que no pintamos nada. Un beso.

      Eliminar
  3. Si se trata de desconfiar de intereses económicos, la Iglesia Católica debería estar en el punto de mira también.
    Sorprende que hables de homocentrismo cuando el judeo-cristianismo es una de las principales fuentes de homocentrismo del pensamiento occidental actual. El hombre hecho a imagen y semejanza del dios, el rey de la creación que puede disponer de todo, etc. etc. De hecho creo que puede haber más homocentrismo en la actitud de no creer en el cambio climático: No me estoy cargando el planeta, es que el planeta ha estado ahí siempre para que yo dispusiera de él como me viniera en gana, y si se está estropeando será otra cosa la que falla.

    De todas formas, qué facilidad tienen algunos para creerse las cosas que no pueden ver ni tocar porque se lo dicen los curas, y qué poca capacidad de creer en aquello que les dicen por otro lado los científicos y que sí se puede comprobar de forma tangible y medible. Ese es uno de los grandes peligros de la filosofía cristiana y de las religiones en general: desde pequeño aprendes que Tomás es el malo de la historia, porque necesitó meter los dedos en las llagas para comprobar antes de creer. Dichosos son los que creen en lo fantástico sin necesidad de verlo, tocarlo o cuestionarlo, porque en vez de llamarlo a eso incredulidad, falta de criterio, anulación de la razón... lo vamos a llamar fe y dios te va a premiar al final de tu vida si la tienes. De esta forma, se crean comunidades de gente capaz de creerse lo impensable si lleva el sello de la religión, por tanto muy fáciles de manipular por los cabecillas de esas religiones, y con las que por desgracia es difícil razonar, aún con pruebas de por medio.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni siquiera los científicos se ponen de acuerdo sobre el cambio climático y te lo digo porque sé mucho del tema. En cuanto a la religión, volvemos a lo mismo: no hables de lo que no conoces.

      Eliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.