Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

viernes, 16 de mayo de 2014

No creo en las meigas, pero haberlas haylas

Yo suelo mirar los horóscopos y, si me conviene me lo creo y si no no, como todo el mundo. Aunque tengo que reconocer que me identifico bastante con los rasgos típicos de un acuario. Sin embargo, el otro día estábamos en clase de inglés y la mayoría de la clase defendía que los fantasmas y fenómenos paranormales no existen. Que son fruto de nuestra imaginación. Yo no aseguraría tanto, porque además, siendo cristiana, si crees en ángeles es algo parecido. Pero desde un punto de vista estrictamente científico lo cierto es que sólo conocemos de qué está hecho un uno por ciento del universo, así que todo es posible.

La llamada materia y energía oscura constituyen el otro noventa y nueve por ciento ignoto. Incluso se discute sobre la existencia de posibles universos paralelos. Aunque todo eso suene a ciencia ficción lo cierto es que son estudios muy serios. Así que, tampoco es tan descabellado pensar que pueda haber personas con poderes especiales. Yo misma he sentido a veces cosas difíciles de explicar. Nuestro cerebro también sigue siendo un gran misterio por resolver. Por eso yo no me tomo a broma esa clase de temas. De hecho el otro discutía con un sacerdote sobre la existencia del mal como algo diferente a la mera ausencia de bien.

6 comentarios:

  1. Son temas que me dan miedo de siempre y los evito...y me dan miedo porque existen, tal como dices, de formas diferentes a la ausencia de bien.
    Un beso de Libra no siempre equilibrada ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ni siquiera suelo mencionar estos asuntos por si acaso. Un beso.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Mucho menos que lo que no sabemos. Un beso.

      Eliminar
    2. Eso justo: muchísimo menos que lo que no sabemos. ¡Un beso, Susana!

      Eliminar
  3. ¡No dudes que haberlas haylas! :)
    Besazo

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.