Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

lunes, 23 de febrero de 2015

A quien pueda interesar

Tuve tres embarazos y tres partos tremendos con todos los problemas posibles. En el primero ni siquiera me pusieron epidural porque no estaba incluida en el precio. Veinticuatro horas de contracciones, ventosa y veinte puntos. En el segundo me provocaron el parto y salió en apenas cinco horas. En el tercero la matrona me decía que no sabía empujar, pero es que la niña estaba mal colocada. Sin embargo, por mi mala suerte no voy por ahí diciendo que todos los médicos y matronas son unos inútiles. Pienso que sus muchos años de estudio y práctica no se pueden despreciar así como así. Volver a la partera es renunciar a la ciencia y poner en peligro al niño y a la madre sin necesidad.

En el curso de preparación al parto nos repetían un mantra: aquí y ahora ayudando a mi hijo a nacer sano. Eso es lo único importante.
Adjunto artículo sobre la fístula obstétrica, una patología muy común en el tercer mundo provocada por los desgarros en el parto: 

IRATXE OCERIN BENGOA
3.2.
Fístula obstétrica
Es una de las complicaciones más devastadoras del parto detenido y con frecuencia va asociado a anemia, esterilidad, lesiones de estructuras pélvicas,infección, depresión y capacidad productiva disminuída, además de cuestiones de índole sociofamiliar, como aislamiento social, repudio, acortamiento de la esperanza de vida y suicidio.
Constituye una lesión caracterizada por una comunicación, más frecuentemente entre la vejiga y la vagina y en ocasiones entre recto y vagina, que se traduce en una incontinencia de orina o heces contínua y persistente.
Aunque es rara en los países ricos, donde son secundarias a neoplasias, radioterapia o histerectomías, supone una complicación común del parto detenido, siendo causas menos importantes las agresiones sexuales, infección por linfogranuloma venéreo y ablaciones sexuales. Una revisión reciente estima que 3 millones de mujeres de los países sin recursos presentan fístulas no reparadas, suponiendo entre 30.000 y 130.000 nuevos casos al año, sólo en Africa.
Esta patología es fruto de una distocia de parto consecuencia de una desproporción pelvifetal: los tejidos blandos de la vagina, vejiga y el recto son comprimidos por la cabeza fetal y los huesos pélvicos, generándose una lesión isquémica amplia, que provocará daño tisular materno y muerte fetal por asfixia.
Existen dos picos de edad con mayor predisposición: las primíparas muy jóvenes y las multíparas por el aumento de peso fetal. Pero los factores más determinantes son los socioeconómicos: matrimonio precoz, bajo nivel socioeconómico, malnutrición, falta de infraestructuras y sobre todo la ausencia
de atención obstétrica de emergencia.
El tratamiento depende del momento en el que la paciente consulte, que generalmente son meses o años después de la lesión. En los 3 primeros meses y en lesiones menores de 2 cm., es posible realizar drenajes vesicales y esperar el cierre espontáneo. En las fístulas de mayor tamaño, la técnica más tradicional tiene como objetivo restaurar la función del tracto urinario inferior y de las estructuras pélvicas afectadas. La tasa de éxito es del 80-95% en la mayoría de las series y cuesta entre 100 y 400 dólares, aunque pesar del cierre quirúrgico correcto, el 16-32% seguirán incontinentes por daño del esfínter.
 http://www.aepap.org/sites/default/files/curso_pediatria_cooperacion_ehu.pdf

10 comentarios:

  1. Hola. es un artículo muy bueno e informativo. Estoy totalmente en contra del retroceso y de regresar al pasado para tener hijos con los peligros que supone para la madre y los hijos... Yo estaba tan agobiada con el momento del parto que directamente concerté una cesárea y al día siguiente ya estaba haciendo vida normal... la gente que me veía no daba crédito... a los 15 días me puse a hacer deporte pare recuperarme cuanto antes. A todo el mundo se la recomiendo y por eso todas las famosas siempre tienen los hijos por cesáreas programadas... no hay ninguna secuela... Lo malo es que en la sanidad pública están en contra porque requieren un anestesista, cardiólogo y eso es trabajo y les encarece el proceso... Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco es que esté de acuerdo en que todos los partos sean por cesárea. Cuando sea posible prefiero el parto natural, pero con un médico al lado que decida si es necesaria la cesárea o cualquier otro tratamiento de urgencia. Para apoyar a la mujer ya están los parientes. Un beso.

      Eliminar
  2. En México, lo que llamamos "médico general", es decir, el que no tiene especialidad (cardiología, oncología, ginecología), se gradúa como "medico cirujano y partero". También otras personas que están en atención a la salud, reciben capacitación para atender/asistir partos. Asistir y atender un proceso normal del cuerpo, no tiene que ser privativo de los médicos. Hay personas sin estudios universitarios, con mucha experiencia, que saben bien lo que hacen; ahora (acá) hay programas para que puedan certificar su práctica. No es "ir para atrás" reconocer la sabiduría en lo tradicional.
    Ojalá cada mujer pudiera decidir qué es lo mejor para ella, y no tuviera que conformarse con "lo que hay"... A veces pienso que entre atenderme con los médicos en el ámbito público, y que me atendiera una partera, preferiría una partera... excepto que mi esposo se medio infartaría. Como he podido encontrar y elegir a alguien que está por la "no-intervención innecesaria", prefiero decididamente parir con mi ginecóloga al lado y a cargo (recordando que se convirtió en "partera" al terminar medicina). Por dos cosas: prefiero que la misma profesional que le da seguimiento al embarazo, me atienda en el "momento cumbre", y me siento más segura de que en caso de complicación, ella tome las acciones pertinentes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando el parto es normal lo puede atender cualquiera pero si se complica hace falta un mędico. Un beso.

      Eliminar
  3. Afortunadamente he tenido cuatro partos. Tres de ellos sin anestesia. Todos partos normales sin mayores complicaciones que las normales. Y ninguna secuela después. Una grandísima suerte.
    Besos, muchos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es una suerte, pero en España no tenemos problema. En otros países la mortalidad materno infantil sigue siendo muy alta por falta de médicos. Un beso.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Creo que es importante que se sepa. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Yo lo veo también como tú. Pero como consecuencia de un excesivo intervencionismo mèdico se ha generado la corriente opuesta. 'En el justo medio está La virtud' que decía Aristoteles.
    Un beso

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.