Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

lunes, 24 de marzo de 2014

Bulling

Escribí sobre este tema cuando todavía se llamaba acoso escolar y fue uno de mis post más celebrados. Me hubiera gustado no tener tema para escribir y no tener que pensar en ello. Por desgracia, mis tres hijos han sufrido acoso por parte de algún compañero en algún momento de su escolaridad. El mayor fue el que tuvo más problemas, tanto que llegué a decirle al jefe de estudios que, o lo solucionaban ellos o le compraba una navaja. Tenía ya diecisiete años y ése fue el episodio más grave después de muchos años de molestias. Antes había tenido que encararme con otro chico que se quejó de mí y encima me echaron la culpa.

La mayor sabía defenderse bastante pero aun así, al cambiar de colegio, la cogieron manía e intentaron tirarla por las escaleras. En ese caso tuve que enfrentarme a la dirección, que se puso de parte de las agresoras diciendo que mi hija algo así como que las había provocado. Como si hubiera excusas para ese comportamiento. A éstos los amenacé con el ministerio. La pequeña creo que tuvo menos problemas porque es muy alta e impone. Aun así siendo muy pequeña también la tenía tomada con ella una compañera y la tutora me decía que la otra había mejorado mucho. Pues menos mal. Todo ello por haber enseñado a mis hijos que pegarse estaba mal.

El otro día vi a mis vecinas de arriba, de la edad de mis hijas, pegándose en plena calle y, la verdad, pensé que después de todo puede que valga la pena haberlas educado bien.

8 comentarios:

  1. Es curioso que me digan que machaco a la gente cuando ni siquiera he sacado las uñas. Pero cuando se trata de mi familia soy toda una leona.

    ResponderEliminar
  2. Sin llegar al grado de acoso escolar, todo el mundo sufre en la infancia algún momento en que alguien de su entorno se mete con él. Y creo que es importante enseñar a los niños que se tienen que defender. Una cosa es empezar la pelea o ser el que hace burla de los defectos del prójimo (¡eso nunca!), y otra cosa muy diferente es hacer frente al ataque.
    Los "malotes" suelen ser cobardes que van a por el débil, van echando tientos a ver con quien pueden, y si no reaccionas rápido acabarán abusando de ti.
    Al menos esa es mi visión.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que tienes razón pero yo les enseñé a evitar la violencia. Tal vez fui demasiado ingenua. Un beso.

      Eliminar
    2. Evitar la violencia es una buena enseñanza. Pero también tienen que saber que las cosas no siempre son como debieran y tienen que saber enfrentarse a ellas. Es mi opinión. En cualquier caso no siempre sale bien, depende del niño y de cuál sea el problema al que se tenga que enfrentar.
      Un beso

      Eliminar
  3. Es una situación muy difícil. Yo pienso, y lo he visto en la realidad muy cercana, que es posible armar a los chicos con recursos para hacer frente a los acosadores, que no tienen que ser recursos de violencia. Hablo de casos en los que no ha habido violencia física.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sabía defenderme muy bien, pero me peleaba mucho con mi hermana. Tal vez por eso quise que mis hijos rehuyeran todo enfrentamiento, pero no es posible. Un beso.

      Eliminar
  4. Siempre les dije a mis hijos que nunca iniciaran una pelea, que nunca pegaran primero, pero que si eran agredidos, dieran todo lo fuerte que pudieran y que no se dejaran.
    Como ha dicho Matt, opino que el malote va por el debíl, en cuanto le plantan cara, la mayoría no tienen media torta.
    Besazo

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.