Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

jueves, 13 de marzo de 2014

Ansiedad

La depresión no es lo mismo que la ansiedad, aunque suelen ir acompañadas. De hecho la ansiedad es casi lo contrario. Una persona deprimida no tiene ánimos para hacer nada, una persona ansiosa siente la necesidad urgente de hacer algo aunque no sabe exactamente qué. Son dos caras de la misma moneda. Las dos sensaciones son muy agobiantes: una porque te bloquea física y mentalmente, otra porque te anula al no poder disfrutar del momento que estás viviendo. Y es inútil decir, bueno, me dedico a hacer cosas y se me pasará. Yo solía dar largos paseos a ver si me tranquilizaba pero volvía igual que había salido.

Una vez más la solución esta en las medicinas. Las mismas de la depresión suelen frenar la ansiedad pero también hay medicinas específicas, como el lexatín, aunque no conviene abusar de ellas. La ansiedad te impide descansar y también concentrarte. Es una sensación incapacitante. A menudo te da la impresión de que algo malo está pasando. Me gustaría decir que conozco la fórmula mágica para curarla, pero si así fuera no estaría aquí escribiendo. Porque a veces también escribo intentando vencer mi ansiedad, porque tengo la impresión de que debería hacer algo más, pero lo malo es que no acabo de identificar el problema, si es que existe.

14 comentarios:

  1. Querida Susana ¡qué bien has descrito una patología tan invalidante y que desde mi punto de vista es un verdadero tormento!
    Gracias mil, amiga mía.
    Un abrazo
    A

    ResponderEliminar
  2. Con Peque una nochevieja tomamos las uvas en urgencias con un fuerte ataque de ansiedad, qué susto más grande nos dió!!! bufff
    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mío no es tanto un ataque como un estado permanente. Un beso.

      Eliminar
  3. A mí me han diagnosticado ansiedad en varias ocasiones, pero yo la exteriorizaba con insuficiencia respiratoria, se me pasaba al cabo del tiempo y no volvía a tener síntomas de ansiedad hasta la próxima que me pasaba lo mismo... y es que un estado nervioso es muy traicioinero, Susana.

    Besos apretaos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a mí también me cuesta respirar a veces. Un beso.

      Eliminar
  4. Es muy difícil, pero se puede ir saliendo de eso y vivir con bienestar. En mi caso, las medicinas fueron necesarias en su momento, y creo que cuando son necesarias, contar con ellas es una bendición y su efecto es un milagro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me funcionan mejor las de la depresión. Las de la ansiedad no acabo de controlarlas. Un beso.

      Eliminar
  5. Ambos son estados muy invalidantes, tanto uno como el otro.
    Besazo

    ResponderEliminar
  6. Yo tengo ansiedad crónica autodiagnosticada por mí además, que soy quien mejor se conoce, aunque en momentos puntuales con algún episodio dramático en mi vida, el diagnóstico ha sido también del especialista y el trankimazin ha volado.
    En mi caso la ansiedad forma parte de mí, vive conmigo desde que me reconozco, y no depende de motivos, está y más me vale convivir con ella lo mejor posible.
    Entiendo que debe ser leve porque no me invalida aunque si me dificulta la vida en general e incluso la toma de decisiones que a veces han venido supeditadas a no exacerbarla más. Es una inquietud interior que no me deja vivir en paz ni disfrutar de nada lo suficiente, una especie de insatisfacción permanente, y su rasgo externo es que yo nunca puedo respirar con normalidad, soy famosa por mis suspiros.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estas cosas se notan mucho en la respiración.

      Eliminar
  7. Vaya. Lo siento porque es un estado muy molesto. Yo no la tengo permanente. Va y viene por temporadas. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Hola susana, por casualidad he llegado a tu blog...y como no me he puesto a leeelo. Yo tuve ansiedad (que no depresión) hace unos años.Recuerdo que me ahogaba, el aire no me llegaba, creia morir. Y es verdad que en ataques bruscos un Calmante y a dormir era la solución, pero para resolver el problema lo mejor que hice fue ponerme en manos de una vuena psicologa. Primero en Tarragona ( donde empezo todo), despuès en Bilbao, cuando volvi al lecho materno.
    Animo a todo el mundo con tu permiso desde aqui a que no duden en desahogarse si lo necesitan, que no oculten su ansiedad...a mi me ayudo mucho que mi gente lo supiera. Realmente ellos me ayudaron muchisimo a superarla. Y despuès de esa melisima ètapa, donde no podia disfrutar de nada, vuelvo a ser feliz, a viajar sin miedos.
    Que rollo he soltado en un momento (perdón). Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu testimonio. Yo creo que hay una ansiedad crónica que te hace sentir como que se te olvida algo importante, y luego está el ataque de ansiedad que es más serio. Me alegro de que estés mejor. Yo ahora la tengo bastante controlada. Un beso.

      Eliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.