Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

viernes, 14 de febrero de 2014

San Valentín

Hace ya veintidós años que en este día yo recibí mi mejor regalo: el nacimiento de mi hijo mayor. Hoy quería escribir sobre el amor pero no me salen las palabras, tal vez porque es un sentimiento tan amplio y tan profundo que cuesta abarcarlo. Yo era de las que no querían celebrar San Valentín porque me parecía una fiesta comercial. Sin embargo, confieso que con los años me han acabado convenciendo. Será porque el amor de verdad está en desuso. Creo que no os he contado que el día de mi veinticinco aniversario de boda nos volvimos a casar. Bueno, hicimos una ceremonia conmemorativa con intercambio de anillos en la iglesia. No estábamos para celebraciones porque acababa de morir mi padre.

Aunque era un día entre semana y una misa normal, y sólo estábamos los cinco, resultó muy bonito. Antes era habitual que los matrimonios duraran para siempre. Me pregunto cuántas parejas llegan ahora a las bodas de plata. Es realmente una pena porque creo que muchos se rinden cuando llega lo mejor. Quiero decir que, cuando los hijos ya son mayores y se ha alcanzado una cierta tranquilidad nacida de la confianza mutua y de las experiencias vividas, es precisamente cuando algunos se aburren y se cansan. Así no llegan a conocer la complicidad total y el cariño que sintieron mis padres hasta el final. Eso es el Amor con mayúsculas.

9 comentarios:

  1. El amor, de todo tipo, que es al final lo que nos mueve. Te entiendo. Ayer mi hija cumplió 23, este año nosotros celebramos 24 de casados.

    Es difícil, duro y muy gratificante ese paso de los años por la convivencia y el amor. La complicidad parece a veces sincronizada, es genial Te hace despojarte de tanta tontería!!!!!!



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final queda lo realmente importante. Un beso.

      Eliminar
  2. Pues felicidades para tu hijo, el mayor, y que el amor siga colaborando contigo para ser más feliz poco a poco..... un beso

    ResponderEliminar
  3. Mis padres también celebraron en su momento sus 25 años de casados y fue muy emocionante.
    Yo soy partidaria de no poner pegas a las celebraciones del tipo que sean, incluido San Valentin.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo lo que sea celebrar generalmente es bueno. Un beso.

      Eliminar
  4. ¡Felicidades por todo!
    Oye Susana, aquí entre nos, ya que has dicho que tus hijos no leen tu blog. ¿Es más especial la experiencia con el primero? No digo que le quieras más, pero ¿no es más especial por ser la primera vez?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, mis hijos conocen mi blog. No estoy segura de que no lo lean. Cada hijo es especial y, aunque parezca mentira, cada vez es diferente pero igual de valiosa. Un beso.

      Eliminar
  5. Jeje, yo no llego ni a las de plástico, pero sí, admiro y me producen mucha ternura y envidia las parejas que llevan muchos años juntos y sigues viéndoles la chispa en los ojos.
    Besitos

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.