Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

jueves, 20 de febrero de 2014

Excedentes de comida

El otro día oí que cada familia española tira algo así como ochenta kilos de comida al año. Teniendo en cuenta que en mi casa no se tira más de un kilo, me pregunto cuánto tirarán algunos para que salga así la media. Luego hay que sumar los alimentos que nunca llegan al supermercado porque se desechan antes, y los que caducan. Con toda esa comida se podría acabar con el hambre en el mundo. Es algo escandaloso. Yo siempre lo pienso cuando voy a un restaurante y me ponen esos platos que es imposible acabar y me siento mal por tener que dejarlos. Afortunadamente yo como pocas veces fuera y ahora procuro compartir la comida.

Lo que no me cabe en la cabeza es que se tire lo que ha sobrado a mediodía. A mí me enseñaron a comer todo lo que se pone en el plato. Si quieres menos, te sirves menos y listo. Y las sobras son para la cena. Nosotros no tiramos prácticamente nada. Me parecería inmoral, más ahora que soy voluntaria de Manos Unidas. No puede ser que se estén fabricando excedentes para luego tirarlos mientras existe tanta gente necesitada, incluso en España. Además el transporte de alimentos desde lugares lejanos también encarece el producto y contamina. A ver cuando aprendemos a consumir de forma responsable como ya hacen en otros países europeos.

10 comentarios:

  1. En esta casa no tiramos mucha comida, siempre he procurado inculcar a mis hijos que no se debe dejar nada en el plato, como bien dices, si te lo has servido lo comes. También hay que decir que el tener dos perros en casa viene muy bien, todo se aprovecha ;)
    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también tuve perro y es como una aspiradora. un beso.

      Eliminar
  2. Bueno, se trata también en casa de olvidarse de esa costumbre heredada de las madres, de hacer siempre comida en exceso no se vaya a quedar alguien con hambre. Es lo que yo procuro hacer, pensar de forma realista en cuanto vamos a comer, y suelo tirar poco porque no suele sobrar, y por supuesto nadie se queda con hambre, a veces te terminas un plato casi sin poder porque ya que está servido...Para no parecer estupenda, diré que lo que sí suele tirarse de vez en cuando es alguna fruta o verdura que termina pasándose en la nevera, eso sí.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también se me estropea alguna fruta, pero si quedan sobras las tomamos en la cena. Un beso.

      Eliminar
  3. He de aprender a mejorar este tema...sigo cocinando para muchos aún siendo la mitad, no domino las medidas y reconozco que con dolor se van a la basura sobras...fatal

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo a veces me quedo corta porque no sobre. Un beso.

      Eliminar
  4. Lo de tirar comida es un vicio del primer mundo. El que apenas tiene lo justo, hasta chupa el plato.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, recuerdo que mis padres se comían hasta las pieles. Cosas de la posguerra. Un beso.

      Eliminar
  5. ¡A mí me encantan los platos espléndidos de los restaurantes! Si queda, que es muy común que quede, lo pido para llevar. No me importa cómo se vea. En la cafetería de la universidad, como ya sé que dejaré algo, me llevo mi recipiente, guardo lo que dejo y me lo traigo a la casa; lo hago con la discreción que puedo pero tampoco a escondidas, y supongo que debo verme mal, pero no voy a tirar la comida por la que he pagado, y tampoco voy a seguir comiendo si ya estoy satisfecha. Eso de terminarlo todo porque se ha servido, lo entiendo con los niños para hacerles el hábito, pero me parece poco amable con una misma. Además, no es nada bueno para la figura ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de llevarse los restos es muy buena idea. Lo que pasa es que a mí me da vergüenza. Comprendo que es una tontería. En muchos países es algo habitual. Un beso.

      Eliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.