Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

martes, 26 de febrero de 2013

Madurez

Confieso que soy una persona pesimista y negativa en general, aunque en mi vida diaria procure ver el lado de bueno de las cosas. Lo siento, pero cuando se sabe tanto como yo sobre la situación del mundo y sobre la defensa de la vida en particular, es difícil seguir tu vida sin más. Las imágenes de los abortos me acompañan cada día, tal como los múltiples conflictos y enfermedades que afectan a tantos países. No se me olvida que la malaria mata a diario más gente que el sida y a nadie parece importarle o que la selva del Amazonas está desapareciendo. Me cuesta mucho ser alegre y optimista en estas circunstancias. Realmente me parecería algo muy inmaduro.

Luego además en la vida diaria, suelo ver más allá de las apariencias, lo cual incluye las consecuencias de nuestros actos. Y cuando veo que alguien se precipita hacia una situación que tiene un resultado muy previsible tengo la mala costumbre de decírselo, porque pienso que no está bien permanecer callada si puedes evitarle un disgusto a otra persona. Claro que muchas veces los otros no están dispuestos a aceptar consejos de buen grado; cosa que no tiene mucho sentido, porque si no quieres que se sepa, no lo cuentes. Y así es como me he ganado fama de antipática, supongo que bien merecida, pero no lo puedo evitar. No sabría actuar de otra manera.

16 comentarios:

  1. Eres como eres, tampoco tienes que darle mas vueltas. Si no haces daño a nadie, no debes arrepentirte de ser así, incluida tú misma
    Besos
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre se acaba haciendo daño a alguien, pero es que la verdad duele. Un beso.

      Eliminar
  2. Susana, yo creo que no tiene nada que ver ser alegre o positiva con las circunstancias que te rodean, te aseguro que si por eso fuera las tres cuartas partes de este mundo estarían siempre llorando. Ser optimista o pesimista es una actitud, un rasgo de nuestro carácter que viene de nuestro interior más que de las circunstancias externas.

    Respecto a lo otro, pues lo mismo, cada uno es como es, pero muchas personas no explican para recibir consejos ni para que nadie les diga que hacer, desde luego yo comprendo lo que dices, pero creo que es mejor mantenerse al margen a no ser que te pidan opinión expresamente, porque si no puedes salir escardada.

    Como siempre es mi opinión, que contraviniendo mi propia teoría te ofrezco sin que me la pidas, porque te aprecio.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aseguro que yo era más positiva cuando no era tan consciente de todo.
      Ahí has dado en el kid de la cuestión, que yo doy mi opinión porque me preocupo seriamente por las personas. Si me dieran igual y sólo buscara pasar el rato en internet, naturalmente sólo les diría lo que quieren escuchar. Gracias por tu opinión. Un beso.

      Eliminar
  3. Hay una alegría boba y un optimismo sin relación con la realidad, pero también hay una sana alegría del espíritu que, en todo caso, esa sí que se alcanza en la madurez, cuando queda claro que, a pesar de todo lo que pase en el mundo, el mundo está bien. ¡Y el optimismo, qué decir! También eso es ver más allá de las apariencias.
    Saludos :)

    ResponderEliminar
  4. Por contrario soy optimista o procuro serlo, aunque a veces no tengo claro si es una actitud natural o una autodefensa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo circunstancias en mi vida personal que no ayudan a ser optimista. Un beso.

      Eliminar
    2. susana, todos podemos tener circunstancias que desfavorezcan ver la vida con buenos ojos, pero hay que hacer un esfuerzo por intentar cambiar esa visión, los primeros que ganamos somos nosotros.

      Eliminar
  5. Por experiencia propia,he aprendido que nadie quiere consejos, sólo ser escuchado sin censura ni juicios. La escucha activa hace más que un consejo. Además, todos en el fondo sabemos qué camino seguir, pero es difícil hacerlo. El mundo anda sediento de empatía y sobrado, sin embargo, de palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo comprendo, pero luego te preguntas si no pudiste hacer algo para ayudar, en lugar de quedarte escuchando sin más. Un beso.

      Eliminar
  6. Ser positivo sabiendo "lo que hay" sería ser inmaduro? No lo creo. Qué me dices de las imágenes de gente en África, desnutrida y en la calle, pero SONRIENDO! Hay que ver siempre el lado bueno de las cosas, sin que eso te impida intentar mejorar lo malo, por supuesto. Pero siempre siendo positivo. A mí me parece vital.

    Respecto a las opiniones gratuïtas, son lícitas, pero hay que asumir las consecuencias...

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. Es cierto que la gente que acepta su situación consigue ser feliz con lo que tiene. Pero yo no me refiero a mi situación sino a la ajena. No digo que ser positivo no sea bueno, sino que me resulta difícil.
    Ya conozco bien las consecuencias de opinar, pero aún así prefiero hacerlo a cargar sobre el silencio sobre mi conciencia. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. siempre es bueno ver la realidad , pero no hay que exagerar , lo positivo siempre es lo mejor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, ser positivo es mejor. Un beso.

      Eliminar
  9. Mamasaraby. Más bien eres una marisabidilla. Hay que ver cuánta gente anda por el mundo dando lecciones de lo que no entiende.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.