Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

lunes, 11 de febrero de 2013

Manipulación

Desde muy pequeña tengo un don que más bien es una maldición. Siendo una incorregible despistada en la vida cotidiana, sin embargo soy capaz de ver el entramado que mueve a las personas, el hilo que las conduce, incluso a veces las intenciones que ellos mismos no saben que tienen todavía. Siendo así, también se me da muy bien juzgar las situaciones y no suelo equivocarme. Como digo siempre, el tiempo tiene la mala costumbre de darme la razón. No es que sea pesimista por naturaleza, es que  sé que hay mucha gente que no actúa abiertamente sino que ocultan sus intenciones finales y generalmente se salen con la suya.

Ocurre mucho esto en la comunicación humana, tanto en los medios informativos como en las relaciones por internet. Mucha gente va con buenas intenciones, pero otros muchos dan a entender algo distinto de lo que realmente quieren, y siempre encuentran a alguien dispuesto a dejarse engañar. La sociología, por otra parte, es una ciencia en voga. Los partidos políticos, las empresas y todos los grupos sociales tienen gabinetes que se dedican a estudiar las reacciones de las personas y lanzar consignas para ganarse su simpatía. No importaría si lo hicieran de un modo claro y directo. Pero lo hacen con subterfugios, porque saben que así captan a más gente.

Así que, la manipulación de las personas y de la opinión pública en general se ha convertido en toda una ciencia que actúa continuamente en nuestras vidas. El sentido de este blog a contra corriente está precisamente en intentar contrarrestar el efecto de esas acciones, de este bombardeo que sufrimos cada día y que sólo algunos somos capaces de detectar. Me gustaría creer que todo el mundo es bueno, que las cosas pasan por casualidad y que todos sabemos lo que pasa, lo que queremos y con quién tratamos. Pero sé que no es cierto. Por eso no puedo quedarme callada, aún sabiendo que puedo ganarme la antipatía incluso de los que me apoyan por decir siempre lo que pienso.


16 comentarios:

  1. Recuerdo que una vez le conté a mi madre lo que me pasaba y me contestó "pues lo siento porque vas a ser una desgraciada". Me pareció muy fuerte, pero tenía razón, las personas más felices son las que no se dan cuenta de nada...

    ResponderEliminar
  2. Susana, gracia por tu comentario en mi blog, TE RUEGO LEAS MI RESPUESTA, IBA A PONERTELA AQUI, PERO NO CONSIDERO OPORTUNO.

    CREO QUE HAS ENTENDIDO MAL LA EXPLICACION QUE DI, precisamente con eso, evitas que alguien decida por ti. lee mi respueta, no me gustaria entendieras mal.

    Respecto a tu tema, claro que nos manipulan, los supermecados y su musica y distibrucion esta seriamente planeada para que llevemos lo que les interesa, aunque haya oferta. ETc..... Pero hay gente buena en el mundo tambien, cuyos fines son nobles, y cada vez resurgen más voces a la union, tolerancia, y la verdad. Pasito a pasito se va, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu mensaje positivo. Paso a ver tu blog. Un beso.

      Eliminar
  3. Cuando opino de algún tema de forma categórica suelo tener mucha información al respecto, a favor y en contra. Pero hay veces que no sé por qué lo sé, pero simplemente lo sé. Supongo que son miles de detalles que he ido almacenando y ya no recuerdo. Por eso me resulta imposible mantenerme equidistante en algunos asuntos.

    ResponderEliminar
  4. Mi abuelo también tenía esa característica, y no se equivocaba. No la heredó a nadie.
    En cuanto a la comunicación, es bueno estar advertidos de que los mensajes siempre tienen una parte no-dicha. Justamente, leyendo unas "Selecciones" viejas, pensaba que lo que se hace desde la ciencia social es encontrar/decir lo que no es evidente/explícito en el entramado del tejido social, en la explicación de un fenómeno o, ¡vaya! en cualquier mensaje. Y eso no gusta. Porque si yo digo ahora que en esos artículos del Selecciones de 1978, es evidente X y Y, no habrá mucha reacción. Pero si lo digo de los artículos del Selecciones del mes pasado y el antepasado, no gusta nada.
    Saludos, Susana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi marido me dice que la gente se molesta precisamente porque digo verdades que duelen y nadie quiere saberlas. La gente prefiere vivir en la ignorancia de ciertas cosas.

      Eliminar
  5. Pues estoy de acuerdo contigo 100%
    Besos
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso será porque tú también eres de los que ven más allá de la apariencia. Un beso.

      Eliminar
  6. Me gustaría llevarte a mi lado continuamente para que vayas desenmascarando a la gente que me rodea. A veces no sé si de verdad veo sus intenciones malvadas, o simplemente estoy paranoica.

    ResponderEliminar
  7. Hay ese dicho: piensa mal y acertarás, pero piensa que no son intenciones malvadas; es que cada cual actúa como le dice su instinto. Un beso.

    ResponderEliminar

  8. Sea cual sea tu opinión, yo personalmente prefiero que siempre se sea sinceram de nada vale mentirnos a nosotros mismos.

    Si te sirve de algo, estoy de acuerdo cintigo, en la época que nos toca vivir, parece que los principales estudios que la gente se empeña en tener, son los diplomas en mentiras, engaños, manipulación y en saber hablar haciendo creer que están en posesión de la verdad. Siempre han habido pícaros y cándidos, y yo creo, a pesar de todo, Susana, que sigue habiendo mucho pícaro pero a la vez, la vida nos está enseñando a dejar la candidez a un lado. A mí, mi madre también me decía, "en la vida se aprende a base de palos" y yo creo que ya hemos aprendido suficiente.

    Besos, Susana, buena rflexión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no tengo problema en leer opiniones contrarias cuando se habla abiertamente. Lo malo es cuando alguien pretende dar a entender algo diciendo otra cosa. Eso lo noto enseguida y me molesta mucho. Un beso.

      Eliminar
  9. Pues yo me equivoco mucho en mis primeras apreciaciones. Y me alegro, porque suelo ser muy duro en mis conclusiones ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No digo que no me haya equivocado nunca, pero suele ser porque incluso las peores personas siempre resultan tener algo bueno que no conocía. Todos tenemos muchas facetas diferentes. Un beso.

      Eliminar
  10. ¡cualquiera se pone delante de ti! debe ser como sentirse en paños menores al comprobar como descubres los hilos tan fácilmente....

    Cada persona desprende algo, no sé si será energía, no sé si será aura, no sé que es... pero hay algo que cada persona tiene y emite, y ese algo es el que te hace acercarte o alejarte de ese ser... besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es algo tan evidente afortunadamente. No me dedico a decirle a la gente lo que pienso de ella, si no hay una razón importante.
      Si existe ese aura está claro que el mío no atrae a los demás.:) Un beso.

      Eliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.