Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

martes, 6 de marzo de 2012

Yo ya no quiero que me crean, me conformo con que me escuchen

Frase de un calendario de los religiosos camilos.
Tal vez en eso se resume toda mi labor en la vida. Como madre, repito incansablemente los mismos argumentos, esperando que algo quede. Como bloguera también explico una y otra vez mi filosofía de vida, esperando que alguien la comprenda. Sin embargo, ya no se trata tanto de que me den la razón, sino simplemente de estar ahí. Porque hay mucha gente diciendo todo lo contrario y mis hijos se encuentran cada día con ellos, y yo no puedo permanecer callada ante una sociedad que predica una mentalidad de otro siglo, basada en argumentos que considero falsos y perniciosos.

Sólo es mi opinión. No pretendo afirmar que tengo toda la razón porque ni yo misma estoy segura de eso, pero necesito seguir diciendo lo que pienso por si alguien me escucha, por si puedo cambiar las cosas, por si muchas pequeñas voces llegan a conseguir un gran movimiento. Así sigo también en mi casa intentando hacer ver que la vida no es fácil, que el futuro nadie lo tiene asegurado, que hay que pensarse bien todo antes de hacerlo, que algunos trenes sólo pasan una vez en la vida... En fin, esos conocimientos generales que tiene toda persona cuando llega a cierta edad, pero que la inexperiencia de la juventud suele pasar por alto. Supongo que mi misión es ser una simple pregonera.

14 comentarios:

  1. Escribe lo que te plazca pero no insistas en querer que te comprendan y mucho menos con estos temas a los que en general se es poco sensible a querer entender y lo más cómodo es el ataque. Las opiniones deben basarse en fundamentos y no todo el mundo los tiene, sustituyéndolos por una postura ofensiva y nada abierta.

    ResponderEliminar
  2. Susana, el título de tu post dice que sólo aspiras a que te escuchen, pero luego en el texto esperas, además, que te comprendan. Es algo que nos ocurre a todos: a mí tampoco me comprenden y, cuando hablo con los demás, me vienen a decir lo mismo;todos se sienten incomprendidos, escriban o no en un blog.

    Otra cosa: el tren no pasa sólo una vez en la vida; pasa muchas, muchas veces y sólo cuando estamos preparados, somos capaces de subirnos a él. Hay que dejar que cada uno tome su camino, nos guste o no, y respetar las opciones de los otros, pese a que no nos parezcan acertadas.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que me basta ya con que me escuchen, porque es el primer paso para poder comprender. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Zambullida. A veces me parece que tú no me comprendes tampoco. Para estudiar una carrera el momento es después del colegio. Naturalmente que se puede hacer a los cuarenta años y trabajando, pero no creo que sea lo más oportuno. Hay cosas que tienen un momento correcto y no pueden esperar. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. ...yo lo del tren que pasa una vez en la vida, siempre lo había oído pero estoy convencido, que la red ferroviaria crece más de lo que pensamos; incluso diría quien lo dijo, lo hizo por propio interés en que subiéramos a ese tren en ese momento, no sé pero es una idea que hace días que me ronda...Un beso Susana! ;)

    ResponderEliminar
  6. Tomae. Hay trenes que siguen pasando, pero ya no vale la pena cogerlos. Por ejemplo, yo dejé de trabajar a los veintitres años y ahora ya no querría tener un trabajo de jornada completa. Se ha pasado el momento. No sé si me explico... Un beso.

    ResponderEliminar
  7. El tema del post es que tengo la impresión de pasarme la vida repitiendo las mismas cosas, en el blog y en la familia, como un disco rayado... Y no sé realmente cuánto queda de todo lo que digo.

    ResponderEliminar
  8. Hola Susana,

    dicen que más sabe el diablo x viejo (no te llamo vieja eh?) que por diablo. Es normal que las personas vean las cosas de forma diferente según en el momento que están y la experiencia vivida, incluso ven las cosas antes de que ocurran.

    Muchas gente son más "exados" para delante otros tenemos que pensarnos las cosas una vez y otra por si se ha escapado algo, lo que sí esta claro que cada uno tiene que ser responsable de su actos pero claro cuando queremos "proteger" a los hijos.... siempre pensamos en ellos.

    Un besote

    ResponderEliminar
  9. Hola, Susana... No sé si voy a saber explicarme... que ando mal de explicaderas últimamente. Lo intento. Creo que a veces puede llegar a ser nocivo repetir argumentos. Las escuchaderas se acostumbran y la explicación no llega al oído ni se interioriza. Suele "resbalar" por sobresaturación informativa. Va bien profundizar en los temas para encontrar nuevos matices. Y otro aspecto que da para mucho es el hecho de que comunicamos apenas un 30% con el mensaje verbal. El 70% lo hacemos El resto con la mirada, el gesto, la actitud...

    Lo del tren, Susana... no sé. Vete a saber si perder un cercanías implica poder subirse al AVE aunque sea más tarde.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. El que te comprenda o no es irrelevante, Susana. Lo importante es que tú creas que las decisiones que tomas cada día son las adecuadas, aunque uno, como es lógico, también se equivoque, sin tener que dar explicaciones. Yo, desde luego, no las doy y muchos de los comentarios que me dejan me resultan a veces raros, (los ha habido también crueles) pero no importa; aquí cada uno proyecta sus historias, su propia vida y aunque no atinen, la intención es buena y si es mala, allá ellos y su conciencia; yo no soy juez de nadie.

    Realmente, si a mí el blog me causara tantos quebraderos de cabeza, lo mandaría a freír espárragos. Todo lo bueno, Susana, da paz. Es cierto que en los blogs siempre hay etapas de turbulencias (todos hemos tenido nuestras crisis y hemos dejado de escribir durante un tiempo), pero si éstas no se acompañan de satisfacciones, no compensa o, al menos, a mí no me compensaría. Es sólo mi humilde opinión.

    ResponderEliminar
  11. No tienes que justificarte ni intentar gustar a todos. Tú eres como eres, y tienes tu forma de pensar. Si a alguien no le gusta que no te visite, es así de fácil. No debes darle mas vueltas, aunque sé que es difícil, al final lo conseguirás. Te deseo mucho ánimo. Besos
    Ana

    ResponderEliminar
  12. Cristina. Es cierto que me repito mucho, pero cada vez tengo más visitas. Por algo será...
    Aiakidës. Yo siempre he pensado que cada cual debe ser responsable de su vida, pero tienes razón, como madre, no puedo evitar inmiscuirme todo el tiempo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Sunsi. Es cierto que de tanto repetir las cosas ya no te escuchan, pero si no lo haces te quedas con la impresión de no haber cumplido tu deber. Me gusta la idea del Ave.:) Un beso.
    Zambullida. No es tanto el blog lo que me agobia. Es que comento en otras páginas y además tengo el problema en mi propia casa. Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Anazulada. Últimamente no me molestan mucho por el blog (toco madera), pero ya sabes que tengo batallas en muchos frentes y eso desgasta bastante. Gracias. Un beso.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.