Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

jueves, 8 de marzo de 2012

La caballerosidad

Una palabra pasada de moda. Existen unos modales más propios del siglo anterior que de éste que a mí me siguen encantando. Cuando encuentro en la calle a algún señor mayor de setenta años y se empeña en sujetarme la puerta, dejarme pasar delante, o me saluda con un buenos días alto y claro..., yo lo disfruto. Me recuerdan a mi padre que también es de la vieja escuela. Esos gestos que algunos consideran anticuados, o incluso machistas, son sólo muestras de consideración gratuitas hacia otras personas, especialmente hacia las mujeres que algunas seguimos agradeciendo un montón. No entiendo que alguien se pueda molestar de que le den preferencia o le ayuden. En este día de la mujer, no quiero hacerle un homenaje a esos hombres.

La caballerosidad se está perdiendo. Mi hijo, por ejemplo, no tiene esa clase de costumbres. Ahora todos se agolpan en las puertas para pasar antes porque ya no existen diferencias. Todos somos iguales, para mal. Tampoco en los autobuses se suele ceder el asiento. Lo que no entienden algunos es que no es una cuestión de normas y obligaciones sino de ser buenas personas y favorecer a los que teóricamente necesitan protección; es decir, a las mujeres, los ancianos y los niños. Es una discriminación positiva, de esas que están tan de moda, pero mucho más justa. Espero que no llegue el momento en que la cortesía forme parte del recuerdo como tantas otras cosas.

12 comentarios:

  1. Hoy quiero darles las gracias a los que me critican. Sin ese acoso probablemente ya me habría aburrido de escribir sobre lo mismo y lo habría dejado. Ladran, luego cabalgamos...

    ResponderEliminar
  2. Wünsche dir einen sonnigen Tag war auf deiner Seite hier und gehe nicht ohne dich zu Grüssen hier,das wünscht dir Klaus aus Köln

    ResponderEliminar
  3. Ser educado y cortés debería ser algo natural, de lo que no nos extrañásemos, pero creo que hemos llegado a un punto en el que a muchos hombres les da apuro demostrar eso, no sea que a la mujer que tienen enfrente, la dé algo y se sienta "minusvalorada". En el fondo, tenemos la culpa nosotras, que no hemos sabido expresar bien las cosas, pero luego hay un contrasentido, porque a las mujeres de hoy en día que tienen hijos varones, no les educan en su mayoría en la igualdad positiva,
    Y en cuanto a los que ladran, déjalos que sigan a ver si se quedan afónicos. ¡Que pesados!
    Besos
    Ana

    ResponderEliminar
  4. Es difícil, la verdad, encontrar caballeros hoy en día. La caballerosidad se ha perdido, en parte, porque ya no se educa a los hijos, se les deja hacer a su antojo. Es, claro, sólo mi opinión. Mis amigos, la gente de mi edad, sí que se comportan de otra manera, porque entonces las madres estaban más pendientes y no toleraban determinados comportamientos. Cuando llego a un local donde hay un grupo de chicos de mi edad, todos se levantan; los jovencitos, salvo excepciones, permanecen en su sitio.

    ResponderEliminar
  5. Una cosa es machismo y otra, como tú dices, caballerosidad o buena educación. Son cosas distintas, muy distintas

    ResponderEliminar
  6. Estoy de acuerdo contigo. Me gustan esos gestos de cortesía. Mi hijo tiene 27 años y es muy cortés, cosa rara por que vivimos en Estados Unidos y las buenas cotumbres esta en desuso, sólo algunos latinos de la vieja escuela la usan. Feliz dia de la mujer!

    ResponderEliminar
  7. gageier. Ich freue mich sehr auf deinen Besuch. Viele Grüsse.

    ResponderEliminar
  8. Anazulada. Tienes razón. Yo tampoco he educado así a mi hijo. Creen que van a conseguir callarme pero yo ya no soy la misma de hace años.
    Zambullida. A partir de los cuarenta años todavía queda algo de cortesía, pero luego se pierde.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Paterfamilias. A mí me encantan esas actitudes.
    Marilyn. Qué suerte que tu hijo sea así. Feliz día para ti también.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Hay otra palabra: galantería, que está ligada al honor y el pundonor. Cosas que echo de menos.

    ResponderEliminar
  11. Hola Susana buena reflexion, es un grato placer leerte.
    ¡¡muchas felicidades!! en el dia de la mujer.
    sin vosotras nada sería igual.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias Ricardo. Un beso.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.