Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

miércoles, 21 de marzo de 2012

El pulmón del planeta

 
Así se ha conocido siempre a la Amazonía de Brasil por su gran superficie arbolada que supone una reserva de oxígeno necesaria para la vida en la Tierra. Hoy, día internacional del árbol, quería hablar del peligro real que supone la deforestación del Amazonas. Durante siglos había permanecido casi intacto gracias a la política de protección internacional. Sin embargo, en los últimos años se está deforestando a gran velocidad, debido a intereses económicos. No sólo la minería, sino también la siembra de biocombustibles, por ejemplo son los motivos principales por los que se arrancan los árboles para crear grandes cultivos que resultan más ventajosos para el gobierno de Brasil.

Ya comprendo que un país con una población tan grande necesita espacio para desarrollarse, pero eso no debería ser incompatible con la conservación del medio ambiente. Tal vez el resto del mundo que nos beneficiamos de la vegetación de Brasil, deberíamos compensar las desventajas que mantener esa capa vegetal puedan suponer para sus habitantes. Además, la Amazonía no sólo es una fuente insustituible de oxígeno, sino que también es el hogar de comunidades indígenas en riesgo y de multitud de especies animales y vegetales únicas que pueden ser beneficiosas para la humanidad y, aunque no lo fueran, también forman parte de la riqueza de nuestro planeta.

2 comentarios:

  1. Muy interesante tu articulo. Hay muchas organizaciones en lucha para ptroteger la amazonia. Pero la angurria pude mas, ojala y se crre conciencia a tiempo.


    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Lo malo es que es más fácil deforestar que reforestar. Un beso.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.