Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

martes, 21 de febrero de 2012

Sobre bromas y caídas

No sé cómo me torcí un tobillo y me caí en la calle a todo lo largo. Nada más caer, me volví a ver si alguien me había visto por miedo a haber hecho el ridículo. Después ya me preocupé de si estaba entera. Entonces apareció un chico joven muy amable a preguntarme si estaba bien, pero me miró con cierta guasa. Me pregunto por qué las caídas ajenas resultan tan graciosas. Yo, cuando veo un programa de videos en la televisión, generalmente no me río de los golpes, a no ser que se vea que claramente no se han hecho daño. Otras veces en cambio da la impresión de que se pueden haber roto algo, y entonces no le veo la gracia, la verdad. A mí no me divierten los sufrimientos ajenos.

Tampoco comprendo las bromas de mal gusto, como cuando pretenden haber ganado la lotería y es falso. Vaya ganas de darle un disgusto a alguien a quien se supone que quieres. O peor aún, esos sustos de los cuales no me extrañaría que alguien haya sufrido un infarto. Lo que ocurre es que, en ese caso, no nos lo contarían. Luego están los videos preparados, que se nota claramente que no son espontáneos; y es que, como dan un premio en metálico, la gente también prepara sus actuaciones... Creo que para hacer bromas no vale todo. Da gusto cuando ves un programa con humor inteligente, donde nadie sale perjudicado. Lo que ocurre es que todo lo que se masifica se acaba estropeando.

10 comentarios:

  1. te diré que tengo una compi que se pone literalmente enferma con los videos de caidas "graciosas"... jaja Le recomendaré tu post de hoy Un beso

    ResponderEliminar
  2. Es que hay veces que realmente parece que se han roto el cuello... Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Es irresistible el reirse, eso es normal, lo que yo no veo bien, es que se partan de risa y no ayuden o se burlen de verdsad. Besitos y que te mejores
    Ana

    ResponderEliminar
  4. Hay caídas más graciosas que otras. Gracias. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Hola, Susana

    Espero que estés mejor y recuperada de la torcedura del tobillo. Estoy contigo, nunca me he reído al ver a alguien caer, no le veo la gracia porque si veo el dolor, o el susto...

    Si fuerámos todos iguales, sería muy aburrido ;).

    Besotes.

    ResponderEliminar
  6. Se ve que somos de la excepción. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Yo tropiezo muchísimo y me he caido por la aclle un montón de veces ... lo peor, efectivamente, es el ridículo.

    ResponderEliminar
  8. Yo me tuerzo mucho los tobillos porque tengo los tendones laxos, pero no me suelo caer y no me hago daño en el pie. Lo que me duele ahora es el hombro porque caí sobre un lado. Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Yo, cuando me he tropezado, he sentido preocupación entre los transeúntes, no risas. Eso sí: un día iba despistada, como siempre, y me choqué con una farola; no me hice mucho daño y la primera en reírse fui yo. No recuerdo que alguien me viera.

    En cuanto a esos vídeos de los que hablas, los desconozco porque, entre otras cosas, no veo la TV excepto por alguna serie o película.

    También yo padezco laxitud, así que me retuerzo bastante los tobillos, pero normalmente con un vendaje casero lo soluciono. En cuanto al hombro, aspirinas (si tu estómago las tolera; es lo mejor para los músculos) y bolsas de hielo.

    ResponderEliminar
  10. Hay de todo, claro, hay gente que se preocupa sinceramente. También hay algún golpe que tiene gracia. Los programas de videos que veo están en canal Disney y lo mejor son los comentarios del presentador.
    Gracias por el consejo de las aspirinas. Ya estoy mejor. Un beso.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.