Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

martes, 28 de febrero de 2012

La vida y la muerte

Es curioso cómo a temporadas te tocan entierros, mientras otras lo que tienes son bodas o bautizos. Tiene que ver con la edad de las personas que te rodean. El otro día intentaba explicarselo a mi hija pequeña, que la pobre es tan sensible como su madre. Parece que en la vida todo viene por rachas. Hay épocas en que parece que todo está estancado y no pasa nada, y otras en que todos los asuntos que tenían poca solución acaban llegando a su fin. Yo leo los horóscopos, más por pasar el tiempo que otra cosa. Sin embargo, tengo que reconocer que a veces me hago ilusiones con lo que dicen, cuando afirman que se acaba una mala época  y que todo va a ir ya mejor en adelante.

Viven de ese negocio, de dar esperanzas a la gente. Lo malo es cuando alguien se lo cree a pies juntillas. Pero, como le decía a mi hija, cuando muere alguien que ya ha vivido bastante y la vida no tiene mucho más que ofrecerle, no es tan trágico. Lo malo realmente es cuando muere alguien joven. Entonces sí que no le vemos el sentido. Pero yo quiero pensar que sí lo tiene, que todo es parte de un plan universal. Hablaba con mi hija mayor de cuantas veces pones empeño en algo y, sin embargo, no sale como esperabas. La tolerancia a la frustración es algo difícil de aprender. Sin embargo, cuando tienes Fe siempre piensas que las cosas ocurren para bien; incluso las más incomprensibles.

17 comentarios:

  1. Llevo una temporada que no paro de ir a funerales ... se está muriendo mucha gente, aunque imagino que eso ocurrirá siempre y solamente pasa que esta vez yo conozco a más.

    ResponderEliminar
  2. Me temo que es lo que toca a estas edades. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Ya que tenemos que morir, es preferible hacerlo cuando ya se es anciano. Lo malo, como tu dices es cuando muere gente jóven, pero no hay que buscar culpables ni maldecir a Dios. Creo que las cosas pasan porque tienen que pasar, por mucho que nos duelan. Besos
    Ana

    ResponderEliminar
  4. Los designios del Señor son inescrutables. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que enterrar un hijo tiene que ser terrible....Alguien joven parece que no tiene sentido que se vayan ¿verdad? Las rachas como bien dices...nos llegan...un beso

    ResponderEliminar
  6. Pues sí... la muerte de una persona joven es muy difícil de encajar, muy difícil. En ese caso es mejor no preguntarse el porqué... ya que igual no encontremos respuesta.
    Prefiero no pensar en ello y vivir con la idea de hacerme mayor. Quiero envejecer y ver cómo envejecen los míos.
    Dios no permita que mis ojos ni mi corazón se topen con la muerte de un familiar o de un ser querido, joven. No sé si sabría afrontarlo...

    ResponderEliminar
  7. Winnie. Ya sabes, dicen que eso es antinatural.
    Dolores. Yo espero lo mismo, que lleguen al menos hasta los cincuenta años, como mínimo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Pater. Estoy deseando empezar otra vez con las bodas. Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Creo fírmemente en que nada ocurre por capricho, por supuesto que las decisiones son nuestras pero el "azar" nos impulsa hacia el camino que acabamos adoptando aunque pueda parecer poco comprensible en principio. Con perspectiva casi todo cobra sentido.
    La vida siempre tiene algo que ofrecer, aunque en ciertos momentos pueda no parecerlo.

    ResponderEliminar
  10. Es cierto, la perspectiva ayuda mucho. Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Entre bautizos, comuniones y bodas.
    O Arrastrados a funerales y velatorios.
    Unas veces radiantes y gloriosos ante la dicha.
    Otras asombrados y desconcertados.

    Vamos avanzando por un torbellino de agua, donde el misterio está en ¿de dónde sale tanta?, ¿dónde va a parar la que se pierde?

    Nos quedamos absortos ante el milagro de la vida y el misterio de la muerte, vestidos para la ocasión, con un traje que según qué creencias es de alegría o de pena.

    Escrutando el cielo con solemne curiosidad.

    Como niños que contemplan por primera vez el mar.

    Y que no consiguen abarcarlo todo.

    ResponderEliminar
  12. Gracias. Yo nunca habría sabido expresarlo tan bien. Un beso.

    ResponderEliminar
  13. La vida es "curiosa", en muchas ocasiones parece que antes de un nacimiento tiene que haber una muerte

    ResponderEliminar
  14. Yo también he pensado eso alguna vez. Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Pues tienes toda la razón, Susana, parece como si la vida fuese por rachas... de hecho puedo constatarlo por mis últimos meses.
    Besines y muy feliz día!

    ResponderEliminar
  16. Sólo espero que mi racha haya terminado ya... Un beso.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.