Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

jueves, 23 de febrero de 2012

Los límites

Ya sé que Jesús dijo que había que perdonar setenta veces siete, pero es que a veces no le haces un favor a alguien permitiendo que siga por el camino equivocado. A veces por hacer la vista gorda también puedes estar perjudicando a otros . Por ejemplo, cuando alguien te hace una faena en el tráfico, si no le pitas puede que siga haciéndolo siempre hasta que le salga mal y tenga un accidente. El tráfico da para miles de post. Es asombroso la cantidad de gente que conduce como si fueran solos por la carretera y pensaran que están a salvo de todo mal. Lo increíble es que no pasen más cosas. Los ángeles de la guarda deben estar haciendo horas extras todo el tiempo.

Es importante perdonar, no guardar rencor, pero eso no quiere decir que tengas que asentir a todo. Llega un momento en que tienes que decir basta. Cuando ves que alguien está haciendo algo malo. Y ya sé que hay quien opina que no existen el bien ni el mal, que todo es relativo. Pero yo creo en una moral universal intemporal que dice que robar está mal, también la violencia, la intolerancia, y los siete pecados capitales entre otras cosas. Hay acciones que en cualquier parte del mundo desde siempre se consideran malas. También existe el pecado de omisión, es decir, por no hacer lo que está en tu mano por los demás, por conseguir un mundo mejor. Eso abunda mucho actualmente.

15 comentarios:

  1. Así es, existen actos o actitudes que universalmente, profeses la religión que profeses o incluso no profeses ninguna, son malos.

    Estoy de acuerdo en que hay que decir basta, pero eso es aquello tan antiguo de corregir al que yerra, ¿no?.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  2. Es cierto. También me recuerda el refrán de: a río revuelto, ganancia de pescadores. No hace falta que diga quiénes son los pescadores... Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Pues tienes toda la razón, hay cosas que no se pueden dejar pasar y hay que ponerse en su sitio de vez en cuando, para que no nos llamen ni nos tomen por tontos. Besitos
    Ana

    ResponderEliminar
  4. Lo comparto totalmente, yo también creo que hay ciertos límites y cuando algo está mal o ves que va a ir por un mal camino... decirlo, yo creo que es mejor para todos!
    besines

    ResponderEliminar
  5. Es como en la educación de los hijos: si les ayudas siempre no les haces ningún favor. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Vane. Lo que ocurre es que es más fácil mantenerse al margen. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Pues sí, yo creo que a veces se confunden y nos toman por idiotas, es ahí cuando hay que tomar medidas...
    Biquiños

    ResponderEliminar
  8. Cuando uno no dice nada, se supone que está de acuerdo, aunque no sea cierto. Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Estoy de acuero contigo que hay que poner limites. Pero, por algo dijo Jesus lo de perdonar, y el no se equivoca. Pienso, que podemos poner limites a otros, y al hacerlo no guardar rencor, cino perdonar, Es muuy dificil esto de perdonar, a mi me cuesta

    ResponderEliminar
  10. Hola!!

    Yo también pensaba que había que perdonar al prójimo pero llego un momento que ya no podía más y como Digos dijo que hay que perdonas pues... que me perdone él a mi yo le dejo mi parte.

    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Moral universal: Amar al prójimo como a tí mismo. Ayer le "regañé" con cariño a un viejito con bastón que cruzó con el semáforo rojo y varios coches sorteándolo. Y me contestó que es que él lo hacía todo en rojo porque era comunista... Jajaja. Qué contestar a eso?. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Marilyn. Lo de no guardar rencor es lo que más cuesta.
    Aiakidës. Hola. Hay que seguir intentándolo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Campanilla. Qué gracioso el viejito. Genio y figura...:) Un beso.

    ResponderEliminar
  14. El perdón y el no asentir a todo, como tú dices, son compatibles. Por otro lado, pecados tenemos todos.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.