Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

martes, 14 de febrero de 2012

Los que leen pero no entienden

Los que entienden pero no sienten. Tengo una serie de lectores muy fieles que, curiosamente, no se pierden ni uno solo de mis post, pero no les gustan. No sé si es por masoquismo o porque disfrutan cuando sufro o por un interés morboso nada saludable. En cualquier caso, no lo entiendo, cuando podrían estar leyendo páginas afines a ellos y disfrutando de que les dieran la razón. Hay gente que se dedica a hacer juicios de valor a partir de un montón de palabras sin conocer en absoluto las circunstancias de la persona que las escribe. Eso viene a ser como ver una película sin escuchar el sonido. (No una película muda). Yo creo que demuestra una soberbia tremenda creerse de ese modo en posesión de la verdad.

Una persona es su entorno, su niñez, su vida social y laboral, sus estudios, sus experiencias, su familia, sus relaciones sentimentales... Demasiado trabajo incluso para un psicólogo, no digamos para un lego en la materia. Además una persona también son sus gestos, sus aptitudes, cosas que sólo puedes conocer viviendo con ella. Por eso siempre digo que las relaciones por internet son muy superficiales. No puedo evitar, ni quiero, que sigan entrando a este blog personas que sienten una aversión personal hacia mi. Sin embargo, en este caso soy yo la que nunca entenderé qué ganan con ello. En fin, es su vida, su rencor, su infelicidad en una palabra. No creo que odiar haga feliz a nadie.

17 comentarios:

  1. Por sorprendente que parezca (que lo es), no les hagas caso. Tú a lo tuyo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Procuro no hacerles caso, pero es que soy un poco boba y dejo que me afecte. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Es que ya sabes que tengo a uno de ellos viviendo en mi casa. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Vuelvo a decirte lo que te he dicho en otras ocasiones. Los que hacen esto, es que como tú dices son masoquistas, con lo facil que es no visitarte si no les gusta lo que escribes. El único trabajo que te dan es que tienes que borrar sus mensajes, pero por lo demás, pues que sigan gastando sus energías. ¿NO CREES? . Besos
    Ana

    ResponderEliminar
  5. Es que realmente me da lástima que no me entiendan... Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Como dice pater, tú a lo tuyo.

    Un abrazo, Susana.

    ResponderEliminar
  7. Lucía. Lo que no es normal es seguir un blog que no te gusta. Tendrías que hacertelo ver. Tú y los demás.

    ResponderEliminar
  8. Yo soy libre de escribir lo que me parezca y el que entre a leerlo, sabiendo que no le gusta, simplemente tiene más problemas mentales que yo. Yo al menos los reconozco.

    ResponderEliminar
  9. Como te has dado cuenta un blog implica aspectos negativos y positivos. Siendo uno de los negativos el que señalas y con razon te molesta. No permitas que nadie te intranquilice, como dice tu otra amiga., tu a lo tuyo.

    ResponderEliminar
  10. Marilyn. Ya tengo años de experiencia pero no me acostumbro. Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Si sentir es una enfermedad, tengo que reconocer que siento. Ya acabé mi tratamiento para la depresión. Espero que te haga muy feliz ir por ahí insultando a desconocidos. Se acabó la charla.

    ResponderEliminar
  12. Por cierto, no hace falta que firmes cada vez con un nombre falso distinto...

    ResponderEliminar
  13. Como llevo tanto retraso, estoy leyendo tus posts de la semana pasada. En este me detengo, Susana. Es muy complejo entender con una única información: las palabras. El calado humano de los que entran o el termómetro es el respeto, no juzgar lo que no debe ser juzgado porque no hay elementos para ello. Cómo no te va a doler... Un blog es mucho más que un conjunto de post. Detrás hay una persona que ama, sufre, tiene convicciones, relaciones familiares... Si un lector entra con una flecha envenenada, hiere siempre algún punto que te importa, que es muy tuyo. A los reproches, al ataque por el ataque... no creo que nadie se acostumbre. Distinto es que, en un ejercicio de humildad, sirva para practicar eso tan difícil que es el perdón. Un beso, Susana. Cuídate mucho;-)

    ResponderEliminar
  14. Has dado con la clave: detrás de cada blog hay una persona. ¿Puedes creerte que hasta eso me han negado?. Pero yo procuro no guardar rencor. Todo el mundo tiene derecho a equivocarse. Un beso.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.