Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

viernes, 3 de febrero de 2012

Carne de potro

Me duele hasta escribirlo... Desde hace unos años se está comercializando en España esta carne incluso en las grandes superficies. A mí la verdad eso me suena como comer perro o gato. Un caballo es un animal sociable con quien una persona puede establecer una relación de afecto profunda y duradera. Un potro, además, es la cría de un caballo; un cachorro de un animal de compañía. Cuando yo era pequeña a veces se encontraba en el mercado carne de caballo viejo, pero no me explico esta nueva afición ni conozco a nadie que consuma eso. En mi caso, ni siquiera como cordero lechal, ternera blanca, ni cochinillo, porque me dan pena. Además me parece un desperdicio comerse tan joven a un animal que puede llegar a multiplicar varias veces su peso.

Ya sé que la gastronomía tradicional prepara platos deliciosos con esos ingredientes y forman parte de la cultura de algunos lugares. Sin embargo, yo como gente de ciudad siempre he encontrado esos guisos poco apetecibles. Las chuletas de cordero apenas tienen carne y el cochinillo sólo podría comerlo sin verlo. Sé que está bueno porque lo tomé de pequeña, pero nunca más. Pero, al fin y al cabo, esos son animales destinados al sacrificio antes o después; mientras que un potro no debería correr esa suerte como caballo. Yo, la verdad es que no me explico cómo se puede mirar un animal tan bonito y cariñoso y matarlo, total por unos pocos kilos de carne. Me cuesta incluso comer vaca o cerdo, pero puedo asegurar que jamás en la vida pienso probar la carne de potro.

7 comentarios:

  1. No sé yo donde está la novedad, otra cosa es que ahora se haya puesto de moda, pero hace 20 años mi madre ya nos la daba para cenar. No me gustaba el sabor, pero reparos del tipo emocional, cero la verdad.

    ResponderEliminar
  2. Ya sabes Susana que para gustos y opiniones hay de todo en este mundo...Un besote (yo no la he probado)

    ResponderEliminar
  3. Griselda. Pues yo desde luego no la comía.
    Winnie. No le veo la necesidad tampoco de consumir esos animales habiendo vacas, cerdos, gallinas...
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Yo no la he visto nunca en ningún comercio, igual es que no me he fijado, pero creo que tienes razón, con tantas cosas como se pueden comer... Da hasta no se qué pensarlo. Besos Susana.

    ResponderEliminar
  5. Gracias. Ya pensaba que nadie estaba de acuerdo conmigo... Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Hola Susana

    Recuerdo que cuando era una niña, siempre me llamaba la atención una carnicería que era solamente de carne de caballo. La cerraron hace mucho tiempo y no he vuelto a ver que vendan esta carne en ningún lado. Quizá sea en algún centro especializado.

    Tal vez la carne de potro sea como la de cabritillo, cochinillo, cordero lechal, etc. Pero no soy muy carnívora, así que no entiendo mucho.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  7. La venden incluso en el Carrefour. A mí me parece increíble que alguien pueda comer eso. Un beso.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.