Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

martes, 21 de julio de 2015

Poner la mano en el fuego

Significa responder por alguien. Yo ya no pongo la mano en el fuego más que por mi familia directa y con reparos. Antes sí era bastante idealista y hubiera apostado por la Iglesia, por algún partido político o por mi país. Los últimos años me han traído demasiadas decepciones en todos los sentidos y ya no me fío de nadie. Recuerdo que estaba muy convencida, tonta de mí, de que había educado bien a mis hijos y que no caerían en algunas trampas muy obvias de la sociedad. Han acabado cayendo en todas una tras otra. Supongo que es inevitable. Pero me da rabia el gasto de tiempo y de saliva invertido para que al final todo quedara en agua de borrajas.

Bueno, supongo que es ley de vida. Tampoco hubiera pensado que algún pariente sería capaz de gastarse todos los ahorros de mis padres para mantener su tren de vida, y lo hizo. Tal vez porque yo desde luego no lo hubiera hecho aunque tuviera que fregar escaleras, pero cada uno es como es. Lo peor de cumplir años es que vas acumulando decepciones pero supongo que a todo el mundo le pasa lo mismo. Yo nunca hubiera creía oír a un Papa diciendo esas cosas en contra de su propio ministerio y que los ateos le admiraran mientras los demás no sabemos ya qué pensar. Sorpresas te da la vida, que dice la canción. Y todavía nos esperan muchas más.

2 comentarios:

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.