Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

miércoles, 1 de julio de 2015

El minuto de gloria

Como ya he contado alguna vez, yo tuve mi minuto de gloria hará ya unos diez años. Empezaba en el mundo de los blogs y tuve uno con tanto éxito que salió anunciado en una revista a nivel nacional. Finalmente tuve que cerrarlo por desavenencias con los filoetarras, pero la verdad es que me dió más disgustos que alegrías. Sin embargo, por unos meses llegué a rozar la gloria y hasta pensé que me iban a dar una columna en la revista en papel, ilusa de mí. Tras tanto tiempo en internet ahora ya he perdido esa esperanza y es uno de los motivos por los que estoy pensando en retirarme, al menos de la primera fila pública y volver a la retaguardia.

Será porque tuve un tío periodista y escritor, además de artista, que mi ambición secreta, o no tan secreta, era acabar ganándome la vida con la escritura. Pero se ve que no estaba en mi destino y no será porque no lo haya intentado, con más de catorce libros en autoedición. Pero cuando algo no tiene que ser no sirve de nada empeñarse. Supongo que era uno de esos trenes que sólo pasan una vez en la vida. Como siempre digo, la verdad es que lo que me llena es mi vida familiar y esto es sólo un desahogo. Tal vez si lo hubiera convertido en profesión ahora estaría arrepintiéndome por la falta de tiempo para dedicarlo a otras cosas.

4 comentarios:

  1. Lo importante es que lo has intentado. Y ¿quién sabe? Nunca es tarde. De lo único que debemos arrepentirnos es de lo que no hemos hecho. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Gracias. Al menos me ha servido para conocer gente. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. La gloria es una tipa bien ingrata, me quedo con la amistad.
    Y escribir es fantástico, tú que tienes facilidad dejas una buena herencia, espero que cuando te pidan cuentas tengas una productividad a toda prueba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se dirá que no lo he intentado. Un beso.

      Eliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.