Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

martes, 14 de julio de 2015

¿Miedo?, por supuesto

Como aclaración a mi post de hoy añado la columna de abc de Edurne Uriarte

En otros países con menos complejos que en el nuestro alertan sobre los peligros de que gobiernen los extremistas
LA derecha española es tan exquisita que ahora le ha dado, a parte de ella, por recriminar a Mariano Rajoy su discurso de alerta contra la alianza de izquierdas que podría llegar al Gobierno tras las elecciones generales. Y la recriminación llega justamente en los mismos días en que los griegos sufren el corralito, hacen colas en los bancos para sacar un máximo de 60 euros y ven cómo se hunde con estrépito su país. Tras seis meses de gobierno del partido hermano de Podemos, precisamente del partido que, según algunas encuestas, podría llegar a La Moncloa tras las generales en alianza con el PSOE. Y cuyo líder asegura que aplicará las mismas políticas que los autores del corralito griego, mientras que el otro socio, Sánchez, clama contra el «austericidio» que dice ha aplicado Rajoy.
¿Que no hay que tener miedo a que el Syriza español y los socialistas del «austericidio» lleguen al Gobierno? No lo tendrán los exquisitos, o los insensatos, pero algunos tenemos miedo, y mucho. Miedo de que esa recuperación económica lograda por el Gobierno de Rajoy se vaya al garete. Miedo de que volvamos a los tiempos de la recesión desde este presente del país que más va a crecer este año entre las economías avanzadas. Miedo de que los inversores extranjeros, y nacionales, huyan despavoridos como ya lo están haciendo en las ciudades donde gobiernan los radicales. Miedo de que las libertades democráticas sufran un retroceso con quienes llaman democracia al autoritarismo chavista y piensan que es una «tragedia» que haya asesinos etarras en las cárceles. Miedo a la intolerancia de quienes quieren cambiar las calles de uno de los bandos de la guerra civil, pero celebran las calles de los comunistas.
 
Lo sensato, además de lo inteligente, es tener miedo. Y lo democrático, si pensamos en uno de los dos socios que podrían llegar a La Moncloa, en el comunista. En otros países dirían que es lo responsable, y lo dirían a la izquierda y a la derecha. De hecho, es lo que hacen cada vez que se produce el crecimiento electoral de un partido extremista, al menos si el partido extremista en cuestión lo es de extrema derecha. Miedo es lo que difundieron los grandes partidos del centro- izquierda y el centro-derecha francés cuando vieron la posibilidad de una presidencia de la extrema derecha. Y, ciertamente, nadie se avergonzó del discurso del miedo. O de la sensatez, o de la inteligencia, o del progreso, o de la defensa de la democracia. Todo lo contrario, presumieron de discurso del miedo, y, por supuesto, con el aplauso del socialismo español.
Que cada uno lo llame como quiera, pero en otros países con menos complejos que en el nuestro alertan sobre los peligros de que gobiernen los extremistas. Y, además, asumen la posibilidad de que la amenaza se convierta en realidad. Leen las encuestas y hacen historia. Resulta que los desastres políticos pueden ocurrir, no hay más que recordar a Zapatero, o ver a Manuela Carmena y Ada Colau. No siempre hay una mano salvadora que sustituye la pasividad de los exquisitos. Más que nada porque hay un amplio sector ciudadano revanchista y extremista que está dispuesto a movilizarse para llevar a un comunista a La Moncloa, o, si ello no es posible, para darle la llave de la gobernabilidad. Mientras la derecha exquisita dice que está muy feo hablar de miedo.
 
 http://www.abc.es/historico-opinion/index.asp?ff=20150714&idn=1621517069903

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.