Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

lunes, 20 de julio de 2015

Perder la cabeza

Metiéndome en el territorio de alter, diría que a mí lo que hace que piense que la gente ha perdido la cabeza son algunos anuncios televisivos. Por ejemplo, aquellos que te ofrecen productos milagros para que no se note que no has dormido en toda la noche o estás agotado. Porque, digo yo, ¿no sería mejor que descansaras?. Podrás engañar a los demás pero no a tu propio cuerpo que te puede dar un buen susto si no le haces ni caso. Pero no importa porque ahora puedes dormir cuatro horas diarias y marcharte al trabajo en coche, que puede ser que te estrelles pero los de la ambulancia van a pensar que tienes un aspecto estupendo.

Y luego encima hablan de la responsabilidad en los medios publicitarios, que incluso tienen una organización dedicada a eso. No sé dónde estarán mirando cuando salen los anuncios de colonia en las navidades incitando al sexo en pleno horario infantil. O cuando salen los de preservativos prometiéndonos el nirvana por el uso de sus productos. Pero lo peor son las gotas para evitar los ojos rojos, cosa que como todo el mundo sabe es uno de los síntomas de la drogadicción. O para qué vas a utilizar zapatos de una horma razonable si puedes curarte las heridas y los callos con productos de farmacia. Total, que hemos perdido la cabeza.

4 comentarios:

  1. Hola. sigo a Alterego y su sección de los anuncios publicitarios sin pies ni cabeza y la verdad es que o la sociedad no quiere ver la realidad o estamos todos gagá. Los anuncios son cada vez peores en el mensaje que emiten... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que a veces se les va bastante la olla, la verdad. Aunque puntualizo que los ojos rojos se pueden tener por muchas cosas. Jajaja. Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por el cloro, pero no creo que se venda tanto por eso. Un beso.

      Eliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.