Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

jueves, 30 de agosto de 2012

Un instrumento

Hoy no me encuentro bien. Estoy un poco mareada, pero no se trata sólo de eso. Es que con el cambio de estación (aunque aún queda un mes) me replanteo mi vida y una vez más me pregunto si vale la pena dedicarle tanto tiempo a internet, si sirve de algo que ande repitiendo las mismas cosas, si realmente soy capaz de explicar lo que siento de un modo comprensible. Yo soy una persona religiosa, pero no de un modo convencional. Estuve mucho tiempo sin ir a misa y no pertenezco a ninguna organización. En mi vida, siempre me ha gustado ir por libre, aunque ya sé que algunos lo negarán categóricamente, sin conocerme.

Pero lo cierto es que, si estoy implicada en esta labor a favor de la Iglesia, la familia y la vida, no es tanto razones ideológicas sino porque siento la necesidad de hacerlo. Hace tiempo tuve una serie de experiencias, no sé si llamarlas místicas, o es darme demasiada importancia. De hecho, he llegado a la conclusión de que tengo una misión, de que sólo soy un instrumento para propagar el pensamiento cristiano tradicional. Por eso no tengo derecho a cansarme o a enfadarme por las cosas que me dicen. Porque yo sólo soy un peón en esta partida y supongo que nunca sabré hasta qué punto mis palabras han podido servir para algo o ayudar a alguien.

16 comentarios:

  1. Pues parece que estás hablando de mí porque yo siento exactamente lo mismo. Así que he llegado a la conclusión de que si no hago mal a nadie y lo único que intento es hacer las cosas bien, pues a quién le moleste es problema suyo, aunque me duelan las reacciones de la gente sobre todo si son allegados. Besos
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por suerte, yo no tengo allegados leyendo este blog. Es lo que me faltaba.:). Pero sí que me duele que siempre haya alguien que se toma a mal lo que digo. Si yo aseguro las cosas es porque estoy convencida de lo que pienso, lo cual no significa que esté descalificando a nadie. Véase el siguiente comentario. Un beso.

      Eliminar
  2. Susana, no sé a cuanta gente más le ocurrirá como a mí, pero imagino que no somos pocos: la visita de los Testigos de Jehová a casa nos resulta molesta. A nadie le gusta que vengan a casa a decirle que aquello en lo que cree está equivocado, o que unos iluminados de la vida pretendan abrirte los ojos y sacarte de tu error. Es incómodo y es prepotente que otros pretendan tener razón y llamarte ignorante en tu casa. Que alguien pretenda convencerte de que ellos tienen razón y tú no en algo tan íntimo como las creencias de cada cual es incómodo, y por definición no es posible saber quien tiene razón hasta después de la muerte, y después de eso no puedes volver a decirle al otro "JA!! ¿Lo ves? ¡Yo tenía razón! Te lo dije..."

    Un blog es algo diferente, porque quienes venimos aquí a leerte lo hacemos voluntariamente y porque queremos, estemos de acuerdo o no con lo que dices, pero lo buscamos, así que si no nos gusta nos aguantamos. Pero aún así ese planteamiento de que tú tienes razón y quien no esté de acuerdo contigo se equivoca es algo molesto. Supongo que por el mismo motivo hay gente (tú los llamas "trolls") que intentan sacarte a ti de tu error, por el mismo motivo que tú intentas sacar de tu error a otros. Igual ellos también se consideran un instrumento al servicio de otra fe, o de la razón, o de vete a saber qué.

    ResponderEliminar
  3. Solo tú puedes saber si lo que haces, te merece la pena ó no. A lo mejor todo este tiempo, como tú dices, dedicado a Internet podrías dedicarlo a otras actividades de ayuda ó de catequesis ó de mil actividades que hay para ayudar a los demás dentro de tu visión de la religión. Además no necesitarías dejar internet, sino simplemente dedicarle menos tiempo.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la mayor parte del tiempo se me va en leeros a vosotros.:) Además el resto del día lo tengo ocupado con mi marido y mis hijas. Un beso.

      Eliminar
  4. Griselda. No sé por qué sigues empeñada en entrar en este blog si tanto te molesta. Yo no digo que los demás estén equivocados. Me limito a dar mi punto de vista. Como éste es muy claro, se sobreentiende que considero a los demás equivocados, pero yo no voy por ahí juzgando a la gente y menos insultándolos. Ésa es la diferencia fundamental entre este blog y los trolls.
    Por otra parte, no sé que tendrán que ver los Testigos de Jehová. Yo no pertenezco a ninguna organización. Ahora, si te molestan basta con que no abras la puerta, igual que basta con que no entres a este blog porque yo no me meto en casa de nadie a la fuerza. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Sigues dándole demasiadas vueltas a las cosas. Haz lo que creas correcto y punto (si te sirve de algo, haces lo correcto).

    Va, anímate y sigue así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes, las mujeres tenemos tendencia a darle muchas vueltas a las cosas, y yo más todavía. :)Un beso.

      Eliminar
  6. Pues es muy facil de entender, Susana: sigo entrando de vez en cuando por curiosidad intelectual. Que me moleste una actitud determinada no invalida de forma genérica una opinión. Si solo me acercara a las cosas que me gustan, cocinaría sin cebolla y no comería verdura. ¿Qué tienen que ver las cebollas si tú no eres una cebolla? ¿Qué tienen que ver los Testigos de Jehová si tú no eres Testigo de Jehová? Pues que son simplemente ejemplos, Susana. Te he puesto el ejemplo de los Testigos como un ejemplo de personas que van a buscar a los demás a sus propias casas para llamarles ignorantes en sus caras por no conocer o no estar de acuerdo con su idea de la religión, igual que los trolls vienen a tu casa (tu blog) a decirte que estás equivocada con el tema de la religión. Tú dices que a los Testigos de Jehová basta con no abrirles la puerta, supongo que lo mismo aplica para los trolls, no lo sé. En cualquier caso, sí que es un poco molesta la actitud de los trolls que te dicen que estas equivocada, la de los Testigos que vienen a casa a decirte que estás equivocada, y un poco tu actitud es también molesta en el mismo sentido, aunque quien viene aquí (y me incluyo) ya sabe lo que se va a encontrar, así que no tenemos mucho derecho a quejarnos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué quieres que te diga. Si mi actitud te molesta, lo siento, pero yo no sé expresar lo que pienso de otra manera. Suelo decir: yo opino, me parece, yo creo... Pienso que con eso es suficiente para entender que no le impongo nada a nadie. Sin embargo, va contra mis principios decir que todo está bien, que me da igual o que todo es admisible, porque estaría mintiendo. Yo no lo siento así, de modo que no lo puedo expresar así. Un beso.

      Eliminar
  7. Todos somos necesarios en esta vida y todos tenemos una misión que cumplir, pero no todos lo saben, si tu has descubierto la tuya, eres muy afortunada, pero por supuesto, que tienes todo el derecho a sentirte cansada, una cosa es ayudar y otra ser esclava, piensa también en tí. Si crees y lo sientes que es necesario que te tomes un respiro de internet, hazlo, siempre puedes volver o no. Tomes la decisión que tomes, sé feliz, y por aquí estoy. Yo voy despacio, tengo artrosis en las manos y hasta donde puedo llegar, llego.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Vaya, siento lo de tu artrosis. Mi marido también la tiene. La verdad es que yo disfruto con esto. Sólo que a veces me parece que estoy perdiendo el tiempo. Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Uy Susana guapa, yo eso de sentir que se tiene una misión y tal, pues ni soy capaz de sentirlo ni de entenderlo en quien así lo siente, pero claro, eso no es importante, si no lo que sientas tú, y si tienes esa necesidad y ese sentimiento,adelante, lo único que podemos hacer es intentar sentirnos bien con nosotros mismos y nuestros principios, y para eso debemos actuar tal cómo estos nos dictan.
    Muchos besos y cuidate, no te exijas más de lo debido

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que yo misma no lo entiendo muy bien. Un beso.

      Eliminar
  10. Quizá sea más positivo que distancies las entradas antes de agobiarte y dejarlo del todo, pero por supuesto la decisión es tuya. Nosotros aquí estaremos para leer lo escribas, unas veces estando de acuerdo contigo y otras no.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé distanciarlas. O escribo o no escribo. Es algo que me sale natural, tanto que a veces creo que no depende de mi propia voluntad. Un beso.

      Eliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.