Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

martes, 21 de agosto de 2012

Asco de anuncios

Últimamente cambio el canal en cuanto empieza la publicidad. Entre el estreñimiento, los gases y los famosos olores de la regla, resulta ya asqueroso. Para colmo, nos lo cuentan con un orgullo y una alegría como si de verdad se tratara de algo maravilloso. Ahora va a resultar que no hay cosa más interesante de la que hablar que de los problemas digestivos y menstruales. Luego están las pastas de dientes con testimonios presuntamente reales de dentistas y pacientes con Dni, que intentan convencernos de que lo normal es tener la dentadura perfecta como si nunca la hubieras utilizado y estuviera de adorno. Por no hablar de los limpiadores mágicos que dejan la casa nueva. Y una vez más hombres y mujeres que no encuentran mayor felicidad en su vida que eso.

Ya sé que no es más que estrategia publicitaria, pero me molesta el tono displicente que utilizan, como dando a entender que, si no queremos tomar bífidus o que nos brillen los dientes como soles, es que somos unos antiguos, unos cochinos o algo peor: gente políticamente incorrecta. El mayor pecado de todos.  Porque ahora resulta que todos tenemos que estar sanos, ser delgados y a ser posible guapos. La perfección está de moda. Si nos descuidamos, al resto nos considerarán unos apestados. Como la señora ésa que dice que los minusválidos son unos monstruos. Porque de hecho aceptar a las personas imperfectas es precisamente lo que nos distingue como seres humanos y eso es lo que debería reflejar también la publicidad.

14 comentarios:

  1. Estoy contigo, se ha perdido la medida y el buen gusto. Estamos en una sociedad donde domina la sal gorda ... sin generalizar, por supuesto.

    ResponderEliminar
  2. A mí estas cosas ya me dan vergüenza ajena. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. ¿Y los pies? Últimamente les ha dado con las durezas y los hongos y no sé qué, y sólo hay anuncios para tener los pies perfectos, que yo ya empiezo a ir por la calle mirando talones, hasta las narices me tienen ya.
    Un besito, y toda la razón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que eso viene de usar sandalias hawaianas, porque desde luego yo nunca he tenido los pies tan mal ni nadie que yo conozca. Un beso.

      Eliminar
  4. Yo he terminado por no ver tampoco lo que hay antes y después de los anuncios, que muchas veces es peor todavía.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Yo la verdad es que sólo veo episodios grabados y poco más. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Lo siento hace años que no veo tele . Así que no estoy puesta en publicidad. Pero estoy contigo en que la perfección está de moda, pero ojo, la perfección que digan cuatro tontos, ninguna otra...
    Besazo

    ResponderEliminar
  7. YO la verdad es que creo que aún existe una publicidad que es original y magnífica, pero otras muchisimas veces el rumbo se ha perdido completamente Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De vez en cuando sí se ven cosas interesantes. Un beso.

      Eliminar
  8. Cómo nos cuesta la "justa medida". A mi parecer, era excesivo ese pudor-vergüenza que impedía hablar en público sobre los procesos del cuerpo y los productos de estos procesos. Ahora, la libertad para hablar se traduce en una exhibición que puede llegar a ser escandalosa. Es como una vuelta de tantos grados, que acaba en el mismo punto: mostrar para impresionar, como si hubiera que avergonzarse de todo lo que no sea hiper-limpio, inodoro, estereotípicamente "bonito" (y por ende: todo lo que sea humano=imperfecto).
    Yo no soy muy sensible al respecto, no me da asco casi nada, ni en la vida real, ni en representaciones, y lo poco que me da asco, no se supone que debiera darlo: el uso de la pasta de dientes, por ejemplo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has hecho un análisis perfecto de lo que quería decir. Hemos pasado de un extremo al otro. Un beso.

      Eliminar
  9. jajaja es tal cual lo dices Susana!! Y lo más asqueroso de todo es que esa publicidad sobre dientes perfectos y productos mágicos para el WC, al menos en Chile, la pasan a la hora de almuerzo. Es realmente un asco! Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo a medio día no veo la televisión, pero me imagino que es igual aquí. Un beso.

      Eliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.