Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

martes, 24 de abril de 2012

Mito o realidad

A veces oigo gente que dice que nunca se ha enfadado con su pareja, con sus hijos o sus hermanos o amigos. Supongo que tendrán sus razones para decir eso. Como aquellos que afirman que todo les va bien, aunque tú sepas de sobra que tienen problemas como todos. Hay personas a las que les gusta dar una imagen de sí mismos de color de rosa y no reconocen ni reconocerán nunca sus problemas. Me imagino que en el fondo se trata de reafirmarse a sí mismo, pero nos hacen quedar mal al resto. Yo he reñido alguna vez con mis padres, con mi marido, mis hijos, mis hermanos y mis amigos y, la verdad no creo ser un bicho raro. Creo que es lo normal en todas las relaciones.

Lo que me parece increíble es que se pueda pasar, horas, días y años con alguien y no tener ninguna desavenencia. No hablo de temas realmente graves, sino de pequeñas cosas, roces y malentendidos que acaban conduciendo a una gran discusión. Dicen que en los países nórdicos la gente es más fría y no se pelean nunca. Será de puertas para fuera, pero dentro seguro que sí, y los japoneses aunque sean tan moderados, y los árabes, aunque en la calle no hablen hombres y mujeres. Todo ser humano por si tiene opiniones y actitudes propias que le hacen chocar con otros. Quien diga lo contrario o miente o se engaña a sí mismo. Otra cosa sería que no se relacionan en absoluto con nadie.

13 comentarios:

  1. Yo a veces también me siento rara cuando veo esas maravillosas parejas y esas ideales familias...

    ResponderEliminar
  2. Mis vecinos de arriba se pasan el día de bronca y en la calle parecen una familia feliz... Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Buenas, me doy por aludido, yo soy de quienes cuando le preguntan que qué tal todo dice que de maravilla, no porque me vaya todo bien, ni por dar una imagen de tío sin problemas, preocupaciones ni nada de eso, simplemente porque mi vida es mi vida, no me apetece ir contando penas a nadie, porque en el fondo creo que cuando la gente quiere oír penas en la mayoría de los casos no es porque les importe, sino por mero cotilleo.

    Al final le cuento mis problemas a la perrita, que ella sí que me eniende, acabo, me da un lametón y ala, a seguir la vida.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hombre, tienes razón en que a veces la gente pregunta por puro cotilleo. Pero yo me refiero a la gente que te cuenta con todo detalle lo bien que le va todo y lo bien que sabe hacer todo. Esos son los que me hacen sospechar. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Claro, eso es lo malo, aparentar, como dando envidia, ¿y qué me dices de esos que te sueltan lo bien que les va en el trabajo y lo mucho que ganan?, a veces sin preguntarles siquiera, les dices que qué frío hace y te sueltan eso de "pues en mi trabajo no paso nada de frío, me toco los huevos a dos manos, el gerente me hace sexo oral, me beneficio a la jefa y encima gano como si fuera un ministro".

    Y tú mirándole, como preguntandote qué coño te importará a tí, que bastante tienes con lo tuyo.

    Agur cielo.

    ResponderEliminar
  6. Yo discuto todos los días con mi marido, pero todos los días, pero eso no significa que no nos queramos, al contrario, lo que no es de recibo es faltar al respeto o humillar. Una cosa es discutir y otra muy diferente, ofender y hacer daño a propósito. Besos
    Ana

    ResponderEliminar
  7. Buenas. Me he encontrado con mucha gente de ese pelo. Recuerdo cuando mi hijo pequeño era adolescente y yo tenía los problemas normales que toda madre tiene con hijos de esa edad y llegaba al trabajo, decía cualquier cosa al respecto y había compañeros que empezaban con el rollo del: "pués el mio es un cielo" "El mio es buenísimo" y yo pensaba que el mio sería el peor.
    Hoy, gracias a Dios el mio es un chico encantador,con su carrera,su trabajo,su novia y ahora me entero que algunos hijos de aquellos compañeros tienen serios problemas personales. Y en más de una ocasión me ha comentado gente cercana: "No, si lo problemas venían ya desde que era un chaval"...

    ResponderEliminar
  8. Dessjuiest. A eso me refiero. En este caso, a los que siempre dicen que no discuten nunca con su pareja. Eso no es posible a no ser que no se hablen...
    Anazulada. Es que si estuvierais siempre de acuerdo no sería natural.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Dolega. Es curioso cómo hay gente que cree que negando los hechos va a cambiar las cosas. No se trata de que se entere todo el barrio, pero tampoco de mentir a la gente cercana. Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Puede ser por minimizarlo, no por mala intención, por considerar que hay otras desaveniencias que sí merecen tal nombre, porque es verdad de que todos hemos tenido "encontrones" con los que amamos al menos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Es cierto, pero entonces los que reconocemos problemas parecemos los raros. Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Bueno yo pienso que no existe ninguna persona en el mundo que jamás haya tenido algún problema o alguna desaveniencia con otra persona. Puede ser que los que se jactan de ello quieran llamar la atención y quieran aparentar algo que no son, por lo general son personas con poco amor propio, que necesitan que les digan lo geniales y admirables que son. No olvidemos que el conflicto es inherente al ser humano. Lo importante es cómo este se maneja! besos Susana!!

    ResponderEliminar
  13. Eso pienso yo. El conflicto es inevitable pero hay que saber llevarlo lo mejor posible. Un beso.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.