Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

lunes, 30 de abril de 2012

Entre el cielo y la tierra

Hay veces que me siento tan cerca del cielo que podría extender la mano y tocarlo. Estoy en paz con el mundo y conmigo misma y nada ni nadie me puede afectar. Hay otras en que parece que he perdido el toque mágico, que nada tiene sentido y pienso que mi vida no va a dejar ninguna huella sobre la tierra. Me gustaría mantenerme en un punto intermedio pero parece que no es posible para mi. Hay días en que todo se tuerce, y temas que nunca encuentran solución y personas que no cambian, les digas lo que les digas. Parece que la inercia mantiene todo en su sitio y por más que empujes te va a dar igual, que no vas a poder mover las cosas ni un centímetro. Es bastante descorazonador.

Entonces respiro hondo y espero a que pase, a que la esperanza vuelva a adueñarse del panorama, pienso que la Gracia sólo se manifiesta si la dejas actuar, y me acuerdo de tantas ocasiones anteriores en que he sentido lo mismo. Pero esperar y tener paciencia es una de las actitudes más duras que existen. Resulta más llevadero pelear, salir a la calle o buscar otra ocupación, que quedarse en casa esperando que el río vuelva a su cauce. Por eso muchos optan por volcarse en una idea, culpar a alguien o huir hacia adelante embarcándose en alguna aventura; mejor que tener que confiar ciegamente en que el tiempo lo vuelva a poner todo en su sitio. Pero esos caminos no llevan a ninguna parte.

11 comentarios:

  1. Paulina. Si no lo entiendes, mejor te callas y así no se nota tanto.

    ResponderEliminar
  2. Una cosa es opinar y otra insultar. Claro que para que me entendierais tendría que escribir en lenguaje de móvil...

    ResponderEliminar
  3. Es que el término medio y la paciencia, son tannnn difíciles de conseguir...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Hay que ver cómo os molesta probar vuestra propia medicina. La diferencia es que yo puedo decir lo mismo sin escribir nada malo. Se llama dominio del lenguaje y se aprende en los libros, aunque algunos lo traemos de serie y otros no lo aprenden nunca.

    ResponderEliminar
  5. Una terapeuta temprana. Y que lo digas, sobre todo cuando te dan pie y no se cansan nunca de recibir...

    ResponderEliminar
  6. Cuando leo los comentarios me pierdo....
    En fin. Me encanta la canción de Mecano que lleva este titulo. Un beso Susana

    ResponderEliminar
  7. Winnie. Es que estoy jugando otra vez al gato y el ratón con una comentarista. Es que no tienen costumbre de que se les enfrente nadie y les sienta fatal. Pues va siendo hora de que se enteren de que la cosas están cambiando.
    Creo que no conozco esa canción. Yo me refiero a lo duro que es esperar a que las cosas se solucionen por sí mismas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Bueno, se acabó el seminario sobre cómo responder firmemente sin insultar ni decir groserías.

    ResponderEliminar
  9. Ahora resulta que cuando no te quedan argumentos, lo mejor es repetir lo mismo una y otra vez. Qué absurdo.

    ResponderEliminar
  10. Totalmente de acuerdo contigo. Es que no hay mucho mas que añadir. Besos
    Ana

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.