Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

martes, 10 de abril de 2012

En el café

Esta mañana en la cafetería estuve fijándome en cuánta gente vamos a tomar el café solos. Algunos incluso se cogen el periódico y pasan allí una hora, porque se ve que nadie les espera en casa. A mí tampoco me esperan ya hasta mediodía. Lo malo que tienen las vacaciones es que se terminan y se ve que a mí me ha sentado mal la "vuelta al cole". Ya sé que alguno pensará que exagero, que hay gente que está sola siempre, pero así es como me siento yo ahora. Acostumbrada a estar con mi marido y mis hijas todo el día, ahora no sé que hacer con mi tiempo, aunque no me falten tareas pendientes, pero lo que me faltan son ganas de ponerme a ello sin el aliciente de estar acompañada.

A veces voy a tomar café sólo por estar rodeada de gente durante un rato y no soy la única. Será por eso que siempre he admirado la labor de los camareros, que pasan horas y horas atendiendo pedidos de pie y, casi siempre, que una sonrisa y una palabra amable en la boca. El café y los camareros forman una parte importante en mi rutina cotidiana. Hay días que sin eso no podría arrancar, como hoy. Pero naturalmente pienso que es mejor que mis hijas estén en clase y mi marido en el trabajo. Lo malo sería que no tuvieran donde ir. He intentado convencer a mi hijo de que trabaje por las mañanas, de camarero, por ejemplo, pero no hay manera, y tampoco es que estudie mucho...

22 comentarios:

  1. Es curioso como, siendo tan diferentes y con vidas tan distintas, te entiendo perfectamente. Yo he optado por sacar a pasear a la perra a un parque para perros donde se junta mucha gente, y mientras los chuchos juegan entre ellos al menos puedo mantener una conversación humana. También me he apuntado a un club de lectura, se reúnen una vez al mes pero al menos conozco gente con ciertas inquietudes literarias, cosa que ya dice mucho. En fin, son ideas por si te ayudan.

    ResponderEliminar
  2. Qué dura la vuelta al cole. Tienes razón, la soledad, a veces se agradece, pero siempre y cuando sepas que es algo momentáneo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. EL café, el quiosco, el super, .... y conforme uno cumple años también la farmacia, van formando parte de nuestra vida.

    ResponderEliminar
  4. Griselda. Me recuerda a mi madre que decía que ella tenía "amigos de perro" con los que coincidía en el parque. Gracias por tus ideas.
    Unaterapeutatemprana. Sí que tiene su lado positivo, pero en pequeñas dosis.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Modestino. A la farmacia voy casi todos los días. Las dependientas ya son mis amigas.:) Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Nos sorprendería saber el número de personas que están sólas, deseando que alguien las haga caso. A veces estan rodeados pero estan sólos en su interior. Eso nunca cambiará. Besos
    Ana

    ResponderEliminar
  7. A veces he pensado en trabar conversación con alguien, pero nunca me decido. Todos parecen tan ensimismados en si mismos... Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Y antes a mi me daba palo comer o tomar un simple café sola....ahora, está a la orden del día. Un besito "de compañía" para ti

    ResponderEliminar
  9. Lo que te falta es alguien que te de ese empujón que necesitas. Aunque sea para tomar un café de a dos, para escuchar o para hablar, para ir juntas al pan o a comprar ibuprofenos. Tampoco necesitas buscarla... viene ella solita.
    Es dura la vuelta al cole. Sí, es dura.
    Biquiños.

    ResponderEliminar
  10. A veces yo misma, en la Universidad y alrededores desayuno sola también. Y se me vienen muchos pensamientos como los tuyos a la mente.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Winnie. Es cierto, también hay gente que come sola.
    Dolores. No te creas que no he buscado, pero las mujeres de mi generación donde yo vivo trabajan casi todas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Little. Supongo que hay gente sola en todas partes. Un beso.

    ResponderEliminar
  13. ...yo siempre "pillo" algo interesante de esas conversaciones "cruzadas" de los cafés, si vas anotando en una libreta aunque sea un par de frases, tendrás muy buen material. Besos Susana y feliz Pascua de Resurección.

    ResponderEliminar
  14. Como la vida misma, querida Susana. Yo también les hecho en falta cuando la rutina vuelve... Pero mejor así, tenerles en casa es sinónimo de paro o enfermedad. Y lo de los malos estudiantes, los hay en todas las casas, te lo aseguro. A seguir luchando con un cafelito entre pecho y espalda¡¡¡. Besos.

    ResponderEliminar
  15. La parte positiva es que te dan para una entrada ;-)

    ResponderEliminar
  16. Campanilla. Es curioso porque hay gente que dice que está deseando que vuelvan al colegio. A mí no me pasa eso.
    Paterfamilias. A mí casi todo me da para una entrada.:)
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. La soledad es tremenda pero hay que acostumbrarse... Tenemos que acostumbrarnos a estar solos porque al final, como decía un anciano cisterciense que conocí hace años, todos somos ermitaños... aunque sea en la UVI...

    Tener compañía en la cena, durante la noche, en el desayuno y en la comida es un auténtico lujo. Estar unas pocas horas a la mañana sola no es para desesperarse... hay que sobreponerse...

    Yo estoy semanas enteras solo y enfermo... no tengo familia... A veces no hablo con nadie en una semana y cuando lo hago estoy afónico porque he perdido la voz de no utilizarla...

    Da gracias a Dios por tener marido, hijas y compañia "casi" constante... Quizás algún día no la tendrás (y no es que te lo desee) y entonces te acordarás de este mensaje dicho sin ninguna acritud y con la mejor intención...

    Da gracias a Dios porque tienes lo que muchiiiiiiisimas personas en este mundo no tenemos... y esas cuatro horitas de soledad y de sufrimiento ofrécelas por los que tienen veinticuatro...

    ResponderEliminar
  18. Yo soy de las que cuando se toman un café en un bar, algo infrecuente por vivir en el campo, me estoy un buen rato con el periódico. Vivo sola y, claro, echo de menos de vez en cuando compañía, pero no de forma constante. Es bueno disfrutar de momentos de soledad. En el pasado, la soledad me aplastaba, pero era porque no estaba a gusto conmigo misma. Feliz Pascua de Resurrección, Susana.

    ResponderEliminar
  19. Zambullida. Yo también me leería el periódico si tuviera más tiempo. Un beso.

    ResponderEliminar
  20. ¡Cuanto te entiendo, Susana! claro que el café me lo tomo sola en el office, pero hay cosas dichas acá que parece que las hubiese escrito yo.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Me alegro de que estés de acuerdo. Un beso.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.