Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

martes, 17 de abril de 2012

En la farmacia

Cuando voy a la farmacia, que es casi todos los días, no me siento tanto en un establecimiento público, sino entre amigos. Esto se debe a que dos de las farmacéuticas (la dueña y otra), son vecinas de mi casa y madres de dos amigos de mis hijos. Así que, cuando a ellas les toca el turno paso más tiempo charlando que comprando. Además resulta que tienen opiniones muy afines con las mías, de manera que nos lo pasamos en grande arreglando el mundo, hasta que entra algún cliente y tenemos que dejarlo para otra ocasión. El caso es que mi marido y yo tenemos ya tantos achaques que raro es el día en que no hace falta algo que comprar en la farmacia, y en cierto modo es una suerte.

Los clientes de la farmacia también dan para un post. Están las personas mayores que aparecen con un montón de recetas de la Seguridad Social y tienen que recortarles los códigos de las cajas. Luego están los inmigrantes generalmente que preguntan el precio primero porque van con el dinero muy justo. Además hay gente que intenta informarse sobre temas médicos muy específicos en lugar de acudir al doctor, y pretenden que las farmacéuticas les proporcionen algún remedio mágico para dolencias muy extrañas; las cuales además no tienen escrúpulos en explicar delante del resto de los clientes. Hay veces que pienso que hay gente que sólo va para pasar un rato con gente agradable.

19 comentarios:

  1. Sólo quieren hablar con alguien, el médico no puede entretenerse mucho, asi que le toca a la farmaceútica, o a cualquier tendero del barrio. Besitos
    Ana

    ResponderEliminar
  2. Ana. Supongo que sí. A mí me dan lástima, pero cuando llevo prisa es muy incómodo. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Ya sé que me propuse no contestar tonterías, pero ya que tanto les interesa a algunos... Soy la pequeña de la familia. Tuve unos quince tíos abuelos que murieron cerca de los ochenta años o más. Tengo diecisiete sobrinos. A mi familia no le ocurre nada que no sea habitual a nivel estadístico en España. Es que somos muchos. Eso sí, yo tengo más achaques de lo normal.

    ResponderEliminar
  4. A la farmacia que voy , ya me conocen y me siento agusto alli charlando con las empleadas y con la dueña tambien, me inspiran mucha confianza, feliz martes, besos

    ResponderEliminar
  5. Es una buena manera de relacionarse. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Es posible. Y lo cierto es que eso mismo ocurre también en la carnicería, en la pescadería y hasta en la tienda de los chinos.
    Un besito

    ResponderEliminar
  7. Lo que ocurre es que para mi las de la farmacia son mucho más que simples conocidas, son como amigas lejanas.

    ResponderEliminar
  8. Disculpe señor anónimo pero es que no es el primero ni mucho menos que me dice que mi familia es de mala calidad, que vamos a morir todos jóvenes y que nos lo merecemos. Me temo que la he tomado con el último.

    ResponderEliminar
  9. Por cierto, si quiere que le respeten podría empezar por firmar, porque yo cuando veo anónimo ya me pongo a la defensiva...

    ResponderEliminar
  10. Una hermana mía llevó 25 años su farmacia...y era un poquito "psicóloga" a la vez que farmacéutica. Un besito Susana

    ResponderEliminar
  11. Mi farmacéutica, hija del que fue mi farmacéutico, es una chica de mi edad y me llevo muy bien con ella. A mí los medicamentos, si no puedo acercarme, me los llevan a casa de mi madre o me las dejan en un bar para que pueda yo pasarme a por ellos. Al vivir lejos de la ciudad todo se complica y ella hace lo imposible por facilitarme las cosas.

    ResponderEliminar
  12. Winnie. Sí que hay que ser psicóloga para estar cara al público.
    Zambullida. A mí también me lo traen a casa si no puedo ir.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. ...seguro que dan para muchos posts, como cada cliente que entra en un establecimiento público, la cafetería, la oficina de correos ...etc etc.

    Lo de arreglar el mundo entre afines es una tarea que parece que queda en "el aire" pero algo se tendría que hacer...

    ResponderEliminar
  14. Nunca falta quien se burla de las familias numerosas. Ni caso.

    ResponderEliminar
  15. Hola Susana! Me ha gustado mucho tu entrada compartida, creo que es tal cual lo describes! También hay personas que sólo pasan a controlar el peso o la presión en las maquinitas de autoatención jeje Yo mientras más lejos de la farmacia mejor por ahora!! Claro que si la farmacéutica fuera amiga mía seguro que iría muy seguido para allá. Te dejo un cariñoso abrazo y te doy las gracias por pasar por mi rinconcito!!

    ResponderEliminar
  16. Tomae. Nos lo pasamos en grande "cortando trajes".
    Aguador. Si vieran lo que tengo que aguantar... Lo que ocurre es que no publico esos comentarios.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Lady Blue. Gracias a ti. Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Como ves, siempre tiene que haber gente dando la lata...

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.