Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

jueves, 19 de abril de 2012

Madre de repuesto

Yo pienso que a los hijos hay que mantenerlos controlados hasta los quince años aproximadamente. Después, ya ha que ir dejandoles terreno para explorar y asumir sus responsabilidades. Así que mi hija mayor dice que soy una madre muy blanda y, de algún modo, ella ha asumido el papel de madre de repuesto en casa. Los otros la llaman Mamá dos. Ella ha sacado más el carácter a mi suegra, mientras que los otros son más parecidos a mi. Incluso nos riñe a sus padres cuando no cumplimos con nuestras propias normas. Creo que está bien que la chica tenga carácter siempre que no se le suba el mando a la cabeza. A veces hay que frenarla un poco. Pero reconozco que me viene bien tener una madre suplente y así relajarme y no tener que estar todo el día repitiendo las mismas cosas.

Yo, en cambio, ejerzo como la madre adoptiva de mi gatito. Como lo separamos de su familia con tres meses, se pasó mucho tiempo durmiendo en mis brazos. Ahora también duerme con mis hijas y en la mecedora, donde le puse un tigre de peluche por parecido con su madre, que tiene rayas. El caso es que el gato es un animal muy sensible y tiene un comportamiento diferente con cada miembro de la familia. Conmigo es muy mimoso y viene a saludarme cuando entro por la puerta. Con mi hija mayor se refugia por la noche. Con la pequeña juega como si fuera otro gatito y del chico más bien huye porque es un poco brusco con él. En cambio, le gusta retar a mi marido haciendo cosas que no le dejamos hacer. Pero, si no le hacemos caso, también se deprime como las personas. Necesita atención y cariño como un niño.

13 comentarios:

  1. Es que los animales no son tontos. Saben perfectamente quien los quiere y quién no...
    En cuanto a tu hija, déjala que ejerza, así tendrá experiencia cuando tenga sus propios hijos. Besos
    Ana

    ResponderEliminar
  2. Curioso tu post de hoy. Acabo de leer en un periódico digital, un articulo sobre "los sentimientos de los animales" con motivo de la cacería de elefantes, y dice cosas muy parecidas, nunca había oído hablar de esos sentimientos de los animales, y ahora en media hora dos veces. El periódico es elconfidencial.com, te lo digo por si te interesa leerlo,
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Anazulada. Mejor que las personas... Sí, yo le dejo, siempre que no abuse de su "cargo".:)
    Chus. Yo tuve un perro dieciseis años y te puedo asegurar que cada animal es diferente y todos sienten como nosotros.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Mi hija incluso me riñe cuando no la riño... Es un curioso cambio de papeles en el que a veces ella parece la madre y yo la hija.

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno lo de la madre de repuesto, sobre todo porque va bien un respiro de vez en cuando

    ResponderEliminar
  6. De acuerdo contigo, cada animal es único en su índividualidad, porque para los animales no vale hablar de "personalidad".

    Hace unos 13 años recogimos a dos gatos hermanos, ambos machos, pero no podían ser más diferentes. Uno tímido hasta la pusilanimidad y quizás por eso aún vive, y el otro, de mucho desplante y mal genio, desapareció sin dejar rastros.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Paterfamilias. Tu hija mayor también podría hacer el papel si quiere.
    AleMamá. Es que los gatos machos dominantes se suelen ir de la casa a buscar hembras. Nosotros ya lo hemos esterilizado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Hola Susana, da para mucho comentar tu entrada. Bueno yo soy de la idea de estar muy pendiente de los niños hasta que se van de casa y ya pueden valerse por sí mismos. Quizás en mi país es distinta la crianza jeje. En cuanto a las responsabilidades y roles me parece que a cada quien le toca lo suyo, los hijos son hijos y los padres son padres. Lo que me parece que ciertas tareas de la casa deben ser compartidas, trabajar en equipo me parece genial.

    Con respecto a los animalitos, también he adoptado a un gato y vaya que tiene personalidad! Sólo le falta hablar para decir "te quiero" porque es un dulce! jeje Lo queremos demasiado, llegó como un nuevo integrante de la familia.

    Te dejo un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Lady Blue. Es que dice mi hija que alguien tiene que ejercer de madre, porque yo soy demasiado cariñosa y lo dejo pasar todo... Pero al menos ya te digo que tengo suplente.
    El gatito yo incluso creo que dice mamá: mau mau, así seguido. Es una tontería, pero me hace ilusión.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja ya entiendo lo de tu hija!! Bien entonces, ella te apoya y eso está muy bien.

      Sabes? yo también creo que dice mamá, no es una tontería! quién puede asegurar que no es asi?

      Besitos

      Eliminar
    2. Desde luego, cuando el gatito no me ve, me busca por todas partes.:)

      Eliminar
  10. Cada uno sabe cuando su hijo esta listo para "volar" Los mios voaron mas o menos as los 18 años. A partir de ahi, ya interveniamos poco. En cuanto a los animlaes ellos sienten tambien. Tengo un gato travieso e inteligente, me persigue por todas partes.

    ResponderEliminar
  11. Marilyn. Mi hija menor con quince años es más madura que el mayor con veinte.
    Con un gato en casa, no te aburres nunca. Un beso.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.