Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

lunes, 16 de abril de 2012

Un año

En el mes de mayo del año pasado, si no recuerdo mal, empecé mi tratamiento con antidepresivos y ansiolíticos, debido al ingreso de mi madre en el hospital, entre otros motivos. El ansiolítico ya lo he dejado pero el antidepresivo debía tomarlo un año que se va a cumplir el mes que viene. Tengo miedo. Porque gracias a las pastillas pasé de ser un fantasma perdido entre las brumas de mi vida a recuperarme a mi misma con toda mi alegría de vivir, mi perseverancia y mi dedicación a las grandes causas. Me preocupa que al dejar las pastillas definitivamente las circunstancias se vuelvan a adueñar de mi voluntad, dejándome como un juguete roto entre la tristeza y la melancolía.

No debería ser así porque la persona que soy ahora es la que he sido siempre. La otra Susana era una enferma. Sin embargo, ahora ya no lloro con las películas, cosa que he hecho toda la vida. Tampoco me enfado tanto con las críticas hasta el punto de darle vueltas y vueltas, como hacía antes. En cierto modo las pastillas me han domado, me han estabilizado y me gusta esa nueva sensación de no estar fluctuando en mis emociones. Por otra parte, lo cierto es que la tristeza y la pasión también forman parte de mi carácter, y vivir así es un poco como llevar una existencia sedada. Así que, ya veremos si os gusta mi nuevo yo, o el antiguo, o ambos...
Me recuerda a una película que vi el otro día, Todos los días de mi vida, una película bonita para románticos empedernidos.

19 comentarios:

  1. La depresión es una enfermedad. Si todos los enfermos son personas débiles, eso nos lleva directamente a la eugenesia (no deben vivir): pensamiento nazi en estado puro.

    ResponderEliminar
  2. Susana, ten mucho cuidado porque dejar los antidepresivos es muy complicado. A veces se recae y es peor. Supongo que te los irán retirando poquito a poco, pero aún así, a veces la depresión es para toda la vida, aunque hay gente que piensa que sólo es un estado de ánimo, es una enfermedad y de las más dolientes. Porque se te quitan las ganas de vivir. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Nos gusta tu yo con todos sus matices y todas sus manifestaciones, al menos a mí. Un abrazo¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. Campanilla. Gracias por tu consejo. Eso es lo que me preocupa, recaer. Yo siempre he tenido tendencia depresiva.
    Modestino. Pues a mí a veces no me gusta tanto.:)
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Tómatelo con calma y con pauta médica el dejarlos. Verás como todo va bien Susana....Un beso

    ResponderEliminar
  6. Gracias Winnie0. Asi lo haré. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Hola bonita, te dire que tambien tengo tratamiento desde hace años, tuve una recaida y sigo con ellos, no me los quitan, a mi me gusta como eres, tranquila que veras que todo ira bien, feliz semana, abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Estoy empezando a pensar que tal vez no debería dejarlo todavía. Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Tu haz lo que te diga el médico y verás como todo va bien. Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. ...yo diría que eso no depende de uno mismo, supongo que quien te los recetó debería decir algo y si es así es porque te ve bien... por mi parte tienes argumentos para confiar en ti. Un beso Susana!!!

    ResponderEliminar
  11. No has de decidirlo tú.
    Ha de ser el psicólogo, o el psiquiatra o el médico de cabecera.
    Lo normal es que te hagan dejarlo poco a poco.
    Cada vez con dosis más pequeñas hasta que finalmente dejes de tomarlo.
    Entiendo tu miedo pero hay que hacerlo.
    Cuando uno tiene depresión ese es el camino y la mayoría de la gente lo supera sin problemas.
    Además piensa que si recayeras siempre podrás volver a tomarlo pero lo normal es que no recaigas si el motivo era ese.
    De todas formas hay un problema que es importante que sepas. Uno no vuelve a ser jamás el que era antes de padecer una depresión.
    Esa terrible experiencia marca y hace que uno tenga cierto miedo a volver a sufrirla.
    Pero haberla sufrido también permite distinguir mejor las emociones y responder mejor ante ellas.
    Ánimo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Chus. La verdad es que dejé de ir al médico hace tiempo porque no hacía otra cosa que darme las recetas y ni siquiera hablaba conmigo.
    Tomae. La psicóloga sí que me veía bien y por eso me dijo que no hacía falta que siguiera, hace dos meses.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Toro salvaje. Eso espero, que la experiencia me haya hecho más fuerte ante la adversidad. Porque mis padres ya no tienen dolores pero lógicamente están cada día peor. La verdad es que me aterra volver a caer en el "hoyo". Se pasa demasiado mal. Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Tú nuevo yo es estupendo. Te has aceptado y eso ya es bastante. Besos
    Ana

    ResponderEliminar
  15. Gracias. Como dice Toro, una vez que has caído tienes miedo siempre de volver a tropezar. Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Hola Susana: gracias por tu apoyo a tema Planeta Tierra, y tus comentarios siempre, yo ultimamente no ando mucho por blogs, ni siquiera por el mío. Espero pongas algo el día 22 por el planeta. GraciaS.
    Yo te voy a dar un consejo: los antidepresivos no solucionan los problemas, pero a veces son necesarios, y hay que tomarlos. Hay que tener cuidado, y tomarlos bien, pues olvidarse de tomarlos o dejarlos de golpe no es bueno. Hay que ir reduciendo, poco a poco, poner un poco de esfuerzo, y animo, y NO PENSAR, HAY ME VOY A PONER MAL, no, no tiene por que. Y si se ve una empeora pues volver a tomar,y tener en la mente al estar mejor dejarlo poquito a poco y segun el medico o psicologo. Puedes acompañarlo,cuando lo dejes, lo vayas reduciendo, de algun medicamento natural de herboristeria que no sea incompatible con lo que tomas (pregunta a un experto de la herboristeria, tiene que tener titulo), y te será más facil.
    Cada persona es un mundo, y tiene su vida, y no tiene por que dar explicaciones, y mucha gente pasa por depresión o ansiedad.
    Lo importante te vayas sintiendo bien, y NO TENGAS MIEDO, ES REDUCIR POCO A POCO, A TU RITMO, PERO CON CONSEJO DE PROFESIONAL. Y AYUDARTE CON ALGO MAS, pues aprender algo que te guste, tomar algo natural, pensamiento positivo, que sin prisas, lo vas a dejar y vas a estar perfectamente. Y no sentirte mal.-
    Las flors de bach, las esencias de flores de bach funcionan muy bien, pero consulta........
    ANIMO......... Y AL SEÑOR MIEDO MANDALO A PASEO, te comprendo perfectamente.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Luzysolyluna. Gracias por los consejos. Me acercaré a pedir las flores de Bach. Creo que ya sabes lo que ocurre, que mucha gente considera que no estás enfermo sino que eres un débil mental, que no sabes hacerte cargo de tu vida; y tú mientras sientes que el mundo se te cae encima y además te sientes culpable por estar así... Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Gracias, pero es un poco pronto para cantar victoria. Un beso.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.