Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

lunes, 4 de junio de 2012

Madre a jornada completa

He leído últimamente entrevistas con mujeres que aseguraban que sus hijos eran lo más importante de su vida. Una decía que procuraba verlos en el desayuno y en la cena; la otra, que ella era importante en la hora del baño y la cena. Es decir, que apenas pasaban con sus hijos dos horas diarias, cuando las pasaban. Sigue haciendo mucho daño en la sociedad el concepto de tiempo de calidad acuñado por las feministas. Un hijo no entiende que su madre o su padre no estén con él cuando está malo, cuando le duele la tripa, está triste o tiene problemas con los deberes. No sirve igual que tenga una cuidadora, un profesor particular o incluso una abuela para atenderle. Necesita a sus padres.

Incluso los animales notan la diferencia entre las personas que están con ellos. Mi gato nos saluda amorosamente y huye de los extraños. Cuanto más un niño prefiere a las personas que conoce que a otros, por muy profesionales cualificados para la labor que sean. El vínculo con los padres es mucho más que una cuestión de proximidad. Es algo impreso en los genes, un comportamiento natural, no adquirido, que da a los niños la seguridad, confianza y cariño que necesitan para crecer sanos y felices. De hecho, es bien sabido que los niños criados en orfanatos suelen presentar problemas de salud característicos. Cuanto más tiempo se pase con los hijos mejor para ellos y también para sus padres, ya que todos se enriquecen de la relación.

12 comentarios:

  1. Tema fundamental y complicado el que sacas. El feminismo radical es nocivo, desde mi punto de vista.

    ResponderEliminar
  2. Tal vez no haga falta todo el día, pero al menos cuatro horas diarias sí que deberían pasar los hijos con sus padres. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. El problema del axioma feminista de "mejor calidad que cantidad" es que luego tampoco se da calidad y al final se suplanta la calidad y la cantidad con cosas materiales como placebo de la soledad.
    Hemos perdido de vista que los niños antes que nada son sujetos a formar,educar y querer.
    Ahora lo que mola es entretener,divertir y jugar.
    Y así salen algunos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Es cierto. Piensan que estar con los hijos es sinónimo de parque de atracciones. Pero el apego con los niños se desarrolla pasando tiempo juntos tranquilamente. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Susana suscribo a todo lo que dices. Creo que lo padres tenemos la responsabilidad de estar con nuestros hijos la mayor cantidad de tiempo posible. En el caso de que ambos trabajen me parece que hay que acomodar los horarios para turnarse para que jamás estén los niños solos o al cuidado de otras personas. No digo que sea fácil, pero tampoco es imposible! Y no estoy de acuerdo, como ya lo han comentado, de que se les ofrezcan cosas materiales como para palear la ausencia.... Te dejo un beso!

    ResponderEliminar
  6. No creo que sea solo culpa del feminismo. Es culpa básicamente del modo de vida que llevamos ahora, con horarios interminables de oficina y muy poco tiempo para nada más.

    La conciliación familiar es un tema que a día de hoy no preocupa mucho a los dirigentes políticos y los niños están creciendo solos me atrevería a decir que en el 80% de los casos.

    Solos o con cuidadores, que a veces hacen de sus mejores padres aunque nunca hayan tenido hijos.

    Un saludo, me dio que pensar.

    Oski.

    ResponderEliminar
  7. Hola Susana, sobre todo cuando son pequeños necesitan el vínculo de los padres, al menos de la madre.
    que tengas una buena semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Lady Blue. Es complicado, pero no imposible.
    Tropiezos y trapecios. Es un problema sobretodo en España. En otros países concilian mejor.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Ricardo Miñana. Luego ocurre a veces, como vi el otro día en el cine, que entre padres e hijos se tratan como si fueran extraños. Es muy triste. Buena semana. Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Plurania. Te garantizo que mis hijos se lo han pasado en grande sin tener que gastar dinero. Además, no rezamos juntos en casa. Entre ser del Opus o ateo, existe un término medio, aunque no lo entendáis; porque para eso hay que pensar mucho.

    ResponderEliminar
  11. Yo decidí quedarme con mi hijo y nos ajustamos al sueldo de mi marido, pero hay gente que está pagando una hipoteca y necesita trabajar. El problema es como cuando se hacía antes, por tener un espacio y sentirse liberadas y los hijos pasaban 8 horas en el cole y 2 en actividades extraescolares. Esos crios al final están faltos de cariño
    Besos
    Ana

    ResponderEliminar
  12. Aniazulada. Me temo que eso sigue pasando, especialmente donde yo vivo. Un beso.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.