Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

martes, 5 de junio de 2012

En la brecha

A veces escribo sobre un tema que me interesa previamente, pero otras como hoy me viene un título a la mente y desde ahí desarrollo el post. Por eso, a menudo me da por pensar que no soy yo quien escribe, sino que en cierto modo las ideas me son inspiradas desde fuera y yo no hago más que seguir un guión.. "Hay más cosas en el cielo y la tierra de las que tu filosofía piensa", le hace decir Shakespeare a Hamlet. Yo no descarto nada. No por ser católica significa que no me atraiga la reencarnación o que no crea en los espíritus. Especialmente, me gusta pensar que tenemos un ángel de la guarda que nos acompaña y nos guía, aunque algunos por desgracia no le hagan ni caso, y así nos van las cosas. No creo que estemos solos en esta vida.

Pero el tema de este post era -cómo no- los comentarios de la gente que me sigue mareando con el Si Dios quiere. No tendrán otra cosa mejor en que pensar. Yo pongo mi confianza en Dios y no creo que haga ningún daño a nadie con eso. Naturalmente, hay situaciones en que no entendemos por qué razón suceden cosas malas, pero con el tiempo y una visión más fría casi siempre acabamos descubriendo que algo bueno surgió de aquellas dificultades. Tal vez nuestra misión consiste en ser instrumentos para la consecución de objetivos mayores que ni siquiera somos capaces de vislumbrar. Por eso sigo en la brecha, porque creo que existe mucho más que lo que nosotros podemos comprender.

19 comentarios:

  1. Gracias Susana por tu comentario en mi blog. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente, hay que seguir en la brecha: haz bien y no mires a quien.

    un beso.

    ResponderEliminar
  3. Creo que todas esas personas que no dejan de dar la vara con la religión es porque realmente buscan una razón para ceer.
    Es como los niños cuando se ponen insoportables y decimos que lo que quieren es llamar la atención, y si, quieren llamar la atención pero realmente lo que buscan es dónde está el límite, buscan una respuesta.
    Me hace gracia cuando oigo a ciertos padres cuando dicen:
    -Yo pefiero que ellos decidan cuando sean mayores si quieren la religión ó no.
    Recuerdo hace años en unas fiestas del pueblo, que me salieron unos "padres modernos" con la frase de marras y les contesté:
    -Es cierto haceis bién. Que ellos cuando sean mayores decidan si quieren Auleschin ó Tiributinen.
    Me dijeron, ¿oye eso que has dicho, que es?
    No sabeis? les dije.
    Pues eso mismo les pasará a vuestros hijos cuando quieran decidir. Que no sabrán qué demonios decidir de cosas que no conocen.
    No me han vuelto a hablar.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dolega, siempre me sorprendes. ¡Excelente respuesta!

      Eliminar
  4. P. Es un placer.
    Modestino.Eso intento. Gracias.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Dolega. Una vez más has dado en el quid de la cuestión. No se puede opinar sobre lo que no se conoce. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Existe mucho más de lo que a 1ª vista podemos comprender, coincido contigo.

    ResponderEliminar
  7. Zambullida. Pues no creas, que los hay que piensan que ya lo saben todo porque tienen un doctorado, o dos carreras, o algo parecido. Pero no han aprendido a vivir aún. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. y creer que existe ese mucho más a mi me dá VIDAAAAAA Susana Un besote y buenas noches

    ResponderEliminar
  9. Pues estoy básicamente de acuerdo con lo que tú dices. Yo también creo que hay un plan superior con el que podemos ser realmente felices, aunque a veces estoy muy asustada como para escucharlo.

    Por cierto, mi ángel se llama Santiago.

    ResponderEliminar
  10. Alémamá. Gracias.
    Winnie. A mí también.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Rita Agustina. Por eso digo Gracias a Dios. Qué suerte que conozcas a tu ángel. Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Vivir la presencia de Dios o la espiritualidad es una opción tan íntima y personal que no requiere ninguna explicación. Convencer a otros de ciertas creencias es un desgaste innecesario, e incluso un papel que quizá no nos corresponde.
    No se puede obligar amar a alguien, no se puede provocar que alguien sienta pena o lástima por algo, los sentimientos fluyen, excepto la ira que parece que es muy común y contagiosa.

    ResponderEliminar
  13. Si ya lo sé, Sergio, pero es que pinchan y acabo intentando explicar lo inexplicable. Sólo pido un poco de respeto. Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Quizá haya algo que trascienda nuestra inteligencia. Aunque también hay fuerzas oscuras.

    ResponderEliminar
  15. Eso es algo también a tener en cuenta. Un beso.

    ResponderEliminar
  16. ¿Te siguen mareando? Que pesados. Si no les gusta tu blog que no entren, pero es que no lo entiendo, la verdad, como pueden decir que no les gusta lo que escribes y sin embargo, estar pendientes de tus posts. Paciencia, hija
    Besos
    Ana

    ResponderEliminar
  17. Pues fíjate que ya hace tiempo de que publiqué ese post. Señal de que siguen el blog. Deben tener una vida muy aburrida. Un beso.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.