Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

jueves, 17 de mayo de 2012

A vueltas con la Iglesia

Aunque yo no suelo escribir posts religiosos está claro que soy católica practicante y no lo oculto. Algunos tal vez piensan que deberíamos volver a las catacumbas pero no tengo ninguna intención. Así que, habitualmente, recibo enlaces de comentaristas anónimos con informaciones sesgadas que calumnian a la Iglesia o simples insultos, a los cuales no suelo prestar atención porque creo que, quien quiera informarse debidamente, tiene todos los medios a su alcance. Y a quien no quiere saber, es inútil que se les expliquen las cosas. Sin embargo, siempre puede quedar alguna persona bienintencionada que se deje manipular por otros, y sólo por ese caso yo me obligo a contestar de vez en cuando.

La Iglesia Católica y otras iglesias cristianas han tenido a lo largo de la historia cientos de miles, si no millones de religiosos consagrados, de los cuales apenas unos cientos han podido cometer delitos o actos criticables, mientras que la inmensa mayoría han dedicado sus vidas a servir al prójimo. Esto implica que han renunciado a tener otra profesión, una familia y sus propias aficiones, para estar veinticuatro horas al día al servicio de su comunidad, de los pobres, los enfermos, ancianos o abandonados. Las obras caritativas de la Iglesia se cuentan por miles. Debido a ello, naturalmente mueven mucho dinero, pero es un dinero que se reinvierte en más caridad, no un dinero que beneficie personalmente a los religiosos.

Los sacerdotes son mileuristas y las monjas o monjes ni siquiera tienen sueldo. Viven con los gastos pagados, eso sí, pero sin ningún tipo de lujos. Los obispos y otras autoridades mayores son como los altos cargos de cualquier gobierno y por eso tienen gastos de representación. El jefe del estado de la Iglesia es el Papa, que vive en el Vaticano. Si ese país está lleno de obras de arte se debe a la historia relacionada con el lugar y los múltiples regalos que ha recibido por parte de otros países. La riqueza del Vaticano es patrimonio de la humanidad y por supuesto no se puede vender o fundir para dar gusto a nadie. Además, la Iglesia es la mayor ong. que existe en el mundo .

Los misioneros cristianos llevan dos milenios viajando a los lugares más recónditos para atender a los más pobres, a los enfermos terminales, contagiosos, las víctimas de la guerra... Mucho antes de que existieran otras organizaciones que ahora quieren llevarse todo el mérito. Además el dinero de la Iglesia mantiene colegios, orfanatos, hospitales, asilos, sanatorios mentales y multitud de edificios monumentales... por todo el mundo. Aquí en España, la mayor parte de ese dinero sale de la renta de las personas que marcamos la x en la declaración. Es decir, que los católicos estamos ahorrando mucho dinero al estado que, de otro modo, tendría que hacerse cargo de ese gasto extra, y no podría de ninguna manera.

Así que no quiero saber más historias sobre si en Cáritas trabajan voluntarios laicos (es decir, seglares, cristianos no consagrados); sobre si la Iglesia debería pagar el Ibi, y dejar que las obras de arte se arruinen por falta de mantenimiento; sobre si un cura o una monja hicieron algo malo en un momento dado, como si no fueran personas como los demás; sobre las Cruzadas o la Inquisición, cuando la Iglesia mantuvo el saber de la humanidad durante la Edad Media; sobre quitar los conciertos educativos, véase párrafo anterior; sobre si los cristianos creemos en tonterías, yo no le digo a nadie lo que tiene que creer o no; pero está claro que tampoco pienso ocultar mis creencias aunque me cueste un disgusto de vez en cuando. Y este post muchos, me temo.

19 comentarios:

  1. Tengo un seguidor en mi blog que es sacerdote y está harto de explicar estas cosas por activa y por pasiva, pero como siempre pasa, los que no se quieren enterar no se enteran. Las críticas, insultos y ataques furibundos hacia la iglesia católica son absolutamente desmesurados pero es mucho mas fácil y ahora mas chic meterse con la iglesia católica. En fin, son dos mil años de historia que no van a acabar porque unos cuantos lo deseen. ¿No crees?
    Besos
    Ana

    ResponderEliminar
  2. Al contrario. Esa actitud fortalece a la Iglesia. Pero resulta desesperante tener que estar todo el día contestando a las mismas tonterías. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Amen, Susana ... qué más se puede decir?.

    Hay quienes van de buena fe, quienes no tienen datos, pero algunos no son más que gente que odia, y eso no es bueno.

    ResponderEliminar
  4. Ah¡¡¡, y como le dije a un amigo tras el último Cónclave, "que digan lo que quieran", yo me fío más de "Ratzinger" que de Bardem, Almodóvar o Almudena Grandes.

    ResponderEliminar
  5. Con la gente que odia no se puede razonar. Yo también me fío más del Papa. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Amén, que contrariamente a lo que se cree, quiere decir "así es; ciertamente" y no 'así sea'

    ResponderEliminar
  7. Suscribo tu post punto por punto. Gracias.

    Ah, y como tú dices, la Iglesia lleva 2000 años sufriendo ataques ... ¡y lo que nos queda!

    ResponderEliminar
  8. Estamos con lo de siempre,mucha crítica y generalización con los cristianos y judios, pero mucha comprensión con musulmanes, ateos y creyentes en ovnis varios, además de demagogos buanistas con chorradas varias.
    Unos cuantos grupos de presión, todo el día haciendo ruido ante una mayoría de gente silente que no opina como ellos.
    Esquizofrenia de sociedad.
    Así nos va.
    Saludos
    Pd: Yo me he encontrado con mucho sinverguenza y ladrón en la medicina y por eso no me he hido al brujo a curarme.

    ResponderEliminar
  9. Paterfamilias. Pero últimamente se envalentonan porque nadie les responde.
    Dolega. Lo que es absurdo es querer poner al mismo nivel todas las religiones en un país con un 70% de católicos. Ya no saben cómo molestar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. AMÉN, y lástima no tener un tipo de letra más grande y más negro. Felicitaciones, pues lo has dejado clarísimo.
    Besos. Te leo

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias. De momento no me ha criticado nadie. Qué raro. Estarán de vacaciones... Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Me alegro de que te guste. Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Excelente tu entrada, muy bien explicada. Me pasó una "amiga", catolica que se cambio al cristianismo. Antes era devota de la virgen y ahora no, y otras cosas mas. Me envio un email donde se hablaba horrores de la virgen, del papa en fin. Me parecio falto de tacto su email, puesto que nunca critique sus nuevas creencias.

    ResponderEliminar
  14. Yo también suscribo todas las palabras de este post. Bravo Susana, te ha quedado un post espectacular. Un beso

    ResponderEliminar
  15. Marilyn. Supongo que tu amiga se pasó al protestantismo. Últimamente critican mucho porque ven que están disminuyendo sus correligionarios.
    Chus. Muchas gracias.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. No te esfuerces por explicar lo que el resto no quieren escuchar e incluso no les importa, su única intención es agredir.
    Ayer mismo mi mujer se adelantó a devolver unas películas que alquilamos y al topare con un vecino que quería subirnos un regalo, le dijo que no estaríamos en media hora porque salíamos para misa. No puedes imaginar la cara que le puso. Si le hubiéramos dicho que vamos a la cabalgata del día del orgullo (cosa que respeto), nos habría acompañado.

    ResponderEliminar
  17. Te miran como a un marciano. Parece mentira si Cervantes levantara la cabeza, o el mismo Machado, no reconocerían esta España. Un beso.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.