Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

martes, 3 de diciembre de 2013

Cuarenta y ocho

Son los años que voy a cumplir en pocos meses. Es extraño pero me alegro de cumplirlos porque me acercan a la cincuentena. Y alguno pensará que me he vuelto loca. Teniendo cuarenta y siete parece que estoy más cerca de cuarenta y cinco, pero yo me siento mayor. Cuando iba al médico y me quejaba de dolores de espalda por ejemplo, tenía el problema de que consideraban que era psicológico porque una persona joven no tiene esa clase de molestias. Ahora voy con mis casi cincuenta años y ya me toman en serio, me piden análisis y radiografías. Y bueno, será una tontería, pero me siento justificada.

Ya puedo decir que me canso enseguida cuando salgo a caminar y no pensarán que soy una quejica, o que me duele un brazo y no dirán que es una excusa para no hacer nada. Ahora puedo olvidarme de las cosas y la gente piensa que es normal, no que soy una descuidada. Porque además por desgracia ya he superado la esperanza de vida de algunos países y la de hace cien años. Se supone que he vivido lo suficiente para estar tan "cascada". Y aunque no tengo canas, puedo lucir mis arrugas y manchas sin miedo a que alguna piense que soy una dejada, que no me cuido y demás. Puedo vestir conforme a mi edad, sencilla y cómoda. Algo tenía que tener de bueno.

16 comentarios:

  1. Susana, lo siento, pero no me gusta esta entrada (huy, qué directo, ¿no?). No dudo que sea verdad lo que que cuentas, pero eso de que de esta manera te harán caso ... No sé, imagino que has debido sufrir mucho con todo esto. El que no me guste no significa que no te entienda.

    Venga, mucho ánimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo nací ya debilucha por constitución física y demás. Pero siempre han pensado que exageraba. Ahora, a mi edad es normal ir teniendo achaques y que nadie te mire mal por eso. Por eso me siento justificada. No es que sufrieran mucho por esa causa. Ya estaba acostumbrada. Un beso.

      Eliminar
  2. Cómo qué es normal que con "esa edad" (47) es normal tener achaques??? Me niego a que digas esas cosas!! con "esa edad" estamos (46) en lo mejor de la vida!!!, claro está que no nos encontramos físicamente tan estupendas como con 20, y más tras tres hijos, pero no somos mayores, somos adultas y estamos estupendas!!! venga repítelo hasta que te lo creas.
    Que conste que no me preocupa cumplir años, salvo el año de los 40, pero ni me preocupa ni me molesta.
    Besinos

    ResponderEliminar
  3. Puede que tú estés estupenda, pero yo he empezado a poner nombres a todas mis dolencias: hernia de hiato, colon irritable, divertículos intestinales, hígado graso, artrosis, estenosis lumbar, vértigo vesicular, ansiedad... Parece mentira pero poder nombrarlos me gusta porque así ya no tengo que quejarme de molestias difusas. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. A mi me parece que 47 años no es ser mayor, ni es edad de tener achaques. Si tienes problemas de salud los tienes, igual que los tienen algunos niños enfermos, pero no es porque tengas 47 años.
    Muchas de las dolencias que mencionas creo que se podrían mejorar con algunos cambios en los hábitos de vida, así que yo me focalizaría más en eso. Te lo digo con cariño eh?, espero no sonar dura, pero me ha impactado que te guste cumplir años para justificar tus dolencias...
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las dolencias que tengo son crónicas. La diferencia es que hace años las tenía igual pero nadie me tomaba en serio. Ahora voy al médico y ya no me mira con cara de qué me cuentas, sino que de verdad me escucha. Eso es lo que me consuela. Un beso.

      Eliminar
  5. Hola! Vaya... Si que es verdad que tienes un buen blog... Muy interesante sigue así:)
    Yo también tengo un blog que cree hace poco que te podría interesar, las entradas van sobre amor o situaciones o consejos de la vida.me gustaría que tu, que tienes experiencia en esto, le echaras un vistazo y me des tu opinión. De verdad, muchas gracias y sigue así :)
    aquí mi blog: www.van500tequieroporcadamirada.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Me da gusto que llegues a una edad que te viene bien :) Entiendo también lo que te pasa con la legitimación de las dolencias. Yo no oigo perfecto; oigo bastante bien: no tengo problemas con eso, excepto que alguien llegó a molestarse cuando yo no le oía, por creer que era falta de atención. Fue un alivio que el otorrinolaringólogo "diagnosticara" que efectivamente, no era falta de voluntad de mi parte :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que tú comprendas lo que siento. Un beso.

      Eliminar
    2. Yo estoy muy cascada, mucho más de lo que parece, en parte lo sé, por culpa mía, por fumar, por no hacer ejercicio etc, pero si es cierto que procuro quejarme poco precisamente por ese pudor a no ser comprendida, a que te tachen de quejica, de débil y de pesada, no está bien visto estar siempre quejándose.
      El comentario de Silvia me ha encantado, me he dado cuenta de las veces que leo algo en Internet, por ejemplo sobre el síndrome premenstrual, o sobre los síntomas iniciales de la menopausia etc, y me siento liberada y consolada, no remedia mis males, pero pienso - uf! es normal, no es raro que me duela todo, o que me sienta más cansada, o hinchada...- hasta he llegado a imprimir el artículo y se lo he dado a leer al coriano y a gente como diciendo - ¿ves? está justificado, no soy rara -
      Besitos

      Eliminar
    3. De eso se trata, de pensar que no eres la única. Un beso.

      Eliminar
  7. No sabes como te entiendo. Yo cumplí los 48 en abril y ha sido un año lleno de cansancio, enfermedades nuevas, y agotamientos. Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro. Ya me estaba preocupando la reacción. Un beso.

      Eliminar
  8. Hola, Susana. Es difícil que se entienda lo que explicas, pero yo sí lo he comprendido. A cierta edad se puede decir que todo pasa factura. Las mismas dolencias a una edad temprana te hacen parecer un bicho raro.

    Un beso gordo y solidario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es. Ahora al menos soy normal. Un beso.

      Eliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.